La policía de Chicago utiliza algoritmos informáticos para valorar el riesgo de amenaza

¿Podría un ordenador predecir la violencia? En Chicago, Illinois, un algoritmo valora a todas las personas arrestadas por la policía con una puntuación de amenaza numérica del 1 al 500. El proceso se realiza desde hace unos cuatro años, y casi 400.000 ciudadanos de Chicago tienen ahora una puntuación oficial de riesgo por parte de la policía.

Este algoritmo, cuestionado por el profesor de derecho de la Universidad de Columbia Andrew Guthrie Ferguson  –el método todavía no se ha hecho público–, forma la estrategia de la policía y puede cambiar las sospechas en las calles. También puede ser el futuro de la policía del big data en América, dependiendo de cómo sea percibido: como un enfoque innovador para la reducción de la violencia o como un ejemplo de control social basado en datos.

En efecto, la puntuación de amenaza personalizada se muestra automáticamente en los cuadros de mandos del ordenador de la policía a fin de que el oficial sepa el riesgo relativo al parar a un sospechoso. La puntuación predictiva también define quién se destina a una intervención policial proactiva. Estas intervenciones pueden ir desde una visita a domicilio por parte de agentes de la policía hasta una vigilancia policial adicional o una reunión comunitaria, que transmitirá el mismo mensaje claro: la policía le está observando.

Y aunque Chicago está a la vanguardia de la vigilancia predictiva, no es la única. Otras ciudades como Nueva York y Los Ángeles están considerando la manera de utilizar la policía del big data para orientar las intervenciones con los individuos con riesgo.

El control predictivo basado en personas se inició en el 2009 como un intento de aplicar un enfoque de salud pública sobre la violencia. La clave es identificar los factores de riesgo predictivos e intentar solucionar las causas ambientales subyacentes. Los investigadores de Chicago desarrollaron un algoritmo para que la policía diera prioridad a aquellos individuos con más riesgo analizando detenciones pasadas por delitos violentos, delitos de armamento o narcóticos, edad en la detención más reciente (menor de edad, más puntuación), incidentes en los que el individuo fue víctima de un asalto y la línea de tendencia de la actividad delictiva (tanto si la tasa es creciente o disminuye). Entonces un ordenador clasifica las variables y escribe una puntuación de amenaza relativa para determinar la probabilidad de uso de arma de fuego.

La policía afirma que el mecanismo de orientación actúa señalando el elevado porcentaje de víctimas de disparos que se podrían predecir con precisión. Los críticos han señalado que el objetivo es excesivo e ineficaz, incluyendo decenas de miles de personas con puntuaciones altas, pero sin antecedentes de detención previa por delitos violentos.

Se considera preocupante que las puntuaciones de amenaza incidan en la equidad de la interacción de la policía con las personas en las calles. Las puntuaciones de alto riesgo guían las estrategias de interrupción de la violencia, que influyen en los contactos de la policía y que son objeto de más vigilancia por parte de esta. Pero las puntuaciones de amenaza también distorsionan las decisiones cotidianas de la policía sobre el uso de la fuerza y la sospecha razonable. Al fin y al cabo, una vez que la policía tenga información de que una persona tiene una puntuación de amenaza elevada, este conocimiento aumentará la sospecha criminal e incrementará el peligro percibido, lo cual provocará interacciones más frecuentes y agresivas con las personas que el algoritmo considera “de alto riesgo”.

El sesgo también se puede arrastrar al sistema. Tal como se describe en la investigación de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia de 2017 del Departamento de Policía de Chicago, los patrones de discriminación racial siguen siendo un problema real. Si bien se podría esperar que la justicia algorítmica evitara el sesgo humano, la realidad es que estas inserciones (especialmente las detenciones) se ven afectadas por las decisiones discrecionales de todos los agentes de policía mientras patrullan o investigan al sospechoso de un delito. Así, si bien las matemáticas de big data pueden ser “objetivas”, las entradas no están exentas de sesgos humanos, que distorsionan así los resultados finales.

 Enlaces relacionados

https://notesdeseguretat.blog.gencat.cat/2018/02/19/la-evaluacion-de-la-policia-predictiva-el-caso-de-baden-wurttemberg-alemania/

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

 

Unión Europea: mejoras de la seguridad urbana para personas con discapacidad

Europa es un continente urbano. Cuatro de cada cinco personas viven en la ciudad. Para aquellos 80 millones de ciudadanos europeos que tienen algún tipo de discapacidad ir a la ciudad puede ser realmente complicado. La gente con discapacidad o movilidad reducida tiene derecho a moverse de manera independiente; por lo tanto, ¿hay alguna otra manera de diseñar ciudades a fin de que sean más accesibles para todo el mundo?

WheelchairLa última estrategia publicada por la Unión Europea ha sido por los derechos de los pasajeros de ferrocarril. Miembros del Parlamento Europeo han puesto de manifiesto que quieren fortalecer los derechos de los pasajeros de ferrocarril por todo el territorio europeo. Los parlamentarios consideran que tendría que haber una mayor compensación económica en caso de que haya retrasos y también piden más asistencia para personas con discapacidades. Todas las empresas europeas de ferrocarril tendrían que garantizar la asistencia gratuita para la gente con discapacidad o con movilidad reducida. También tendrían que garantizar una compensación total por pérdida o daños en el equipo de movilidad y por pérdida o daños en animales guía.

En el 2011, Europa pudo disfrutar de los primeros derechos integrados de los pasajeros que cubrían todos los métodos de transporte. Para una mejor consolidación de estos derechos, la Comisión Europea los revisó en septiembre del mismo año. El órgano definió 10 derechos de los pasajeros: en relación con la no discriminación, accesibilidad, información, asistencia, compensación, responsabilidad; y su aplicación a todas las formas de transporte. En la hoja de ruta sobre crear una única área de transporte en Europa, la Comisión recalcó la necesidad de sistemas de calidad, accesibles y seguros, para todos los servicios de transporte, como modo de promover el transporte público. También insistió en la necesidad de hacer más accesibles las medidas de transporte para las personas mayores y las personas con discapacidad o con movilidad reducida.

Además, la Unión Europea está trabajando para conseguir una legislación común en todos los Estados miembros para poder cubrir las necesidades básicas de las personas discapacitadas independientemente del país europeo en el que se encuentren. Por ejemplo, si una persona con una discapacidad reconocida se traslada a otro país de la UE, puede perder el acceso a prestaciones nacionales como la posibilidad de utilizar el transporte público de manera gratuita o reducida.

Según las Naciones Unidas, hay diferentes poblaciones que pueden sufrir riesgos similares dado que están expuestas a los efectos negativos de la ciudad, causados por el ambiente y los propios humanos. Pero su vulnerabilidad dependerá de sus condiciones socioeconómicas, su empoderamiento cívico y social, y su acceso a recursos de mitigación y socorro. Actualmente, hay muchos proyectos a escala local que intentan crear una mejor seguridad vial y urbana.

La red de proyectos locales puede crear tendencia e influir a otras ciudades europeas.

Links

https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/PDF/?uri=CELEX:52010DC0636&from=EN

http://fra.europa.eu/en/publication/2018/fundamental-rights-report-2018-fra-opinions

https://www.debatingeurope.eu/2016/04/05/how-can-cities-be-made-more-accessible-for-disabled-people/#.W_J5rIdKipo

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

 

Notable y sostenido descenso de la delincuencia juvenil en Australia

young offenders in AustraliaEl Instituto Australiano de Criminología ha publicado los resultados de una investigación llevada a cabo por Payne, Brown y Broadhurst sobre la carrera criminal de las generaciones de los nacidos el año 1984 y el año 1994. Se trataba de comprobar de qué manera influían las tendencias de la delincuencia que acompañaban los primeros años de la vida de las personas. El año 1984 se enmarcaba en una época de aumento constante de la criminalidad, mientras que el año 1994 presentaba la tendencia contraria. El estudio se centraba en la población del estado de Nueva Gales del Sur, que, por otra parte, es el más poblado del país. La generación de 1984 estaba integrada por 83.328 personas y la de 1994, por 89.373.

Los resultados han sido muy claros. El porcentaje de personas de menos de 21 años que ha cometido algún tipo de delito ha pasado de un 9,5% a un 4,8%. Si lo separamos por grupos de tipologías delictivas, nos encontramos que:

  • Los delitos violentos han pasado del 2,6% al 1,8% (reducción del 42%).
  • Los delitos contra la propiedad han pasado del 3,8% al 1,7%.
  • Los delitos contra la salud pública (drogas) han pasado del 1,7% al 1,3%.
  • Las alteraciones del orden han pasado del 3,3% al 1,9%.

En números absolutos, los jóvenes (-21 años) de la generación de 1984 han cometido 7.900 delitos, mientras que los de la generación de 1994 han cometido 4.341.

El estudio divide a los delincuentes entre ocasionales (1 delito), moderados (entre 2 y 4 delitos) y crónicos (5 o más). En este caso, la comparación muestra que en la generación del 94 la importancia relativa de los delincuentes crónicos es mayor. Mientras que en la generación del 84 los crónicos cometían el 23,1% del total de delitos, en la del 94 llegan al 31,5%. Así, aunque son menos que en el primer grupo (1,5% por 2,2%), son delincuentes mucho más prolíficos.

En relación con las causas de esta reducción de la delincuencia juvenil, el estudio apunta las siguientes:

  • Aumento de la seguridad de la propiedad privada y pública (medidas de seguridad y diseño de los edificios y de los vehículos).
  • El incremento de la riqueza en el territorio de Nueva Gales del Sur, que ha mejorado el nivel de vida de sus habitantes.
  • Disminución del tiempo que los menores pasan en la calle sin ningún tipo de supervisión (las actividades online en casa se mencionan como una de las causas, pero que puede abrir las puertas a otros tipos de delitos en la red).
  • Disminución del número de jóvenes que entran casualmente en la carrera criminal.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

El largo camino de modernizar las estadísticas sobre criminalidad (y 2)

La semana pasada publicamos un apunte sobre la nueva clasificación de delitos propuesta en los EE.UU. A continuación expondremos las principales conclusiones y propuestas del segundo informe publicado, el año 2018, por el mismo grupo de expertos sobre el nuevo sistema para medir la delincuencia.

La nueva clasificación comporta un cambio del concepto de ‘delito’ que no se basa en una definición legal, sino en la conducta de las personas. El objetivo es que, sea cuál sea la fuente utilizada para recoger la información, los hechos parecidos se asignen a la misma categoría. Por ejemplo, evitar que un hecho pueda ser considerado ‘agresión sexual’ en la encuesta (por la conducta que lo motiva) y ‘abuso sexual’ en los datos policiales (por la definición legal que lo regula). Con este objetivo, el nuevo catálogo amplía considerablemente la cantidad de categorías y recoge hechos que anteriormente no se contabilizaban.

En este sentido, un paso fundamental era descubrir las diferencias entre los hechos que quedan recogidos en las estadísticas actuales (tanto del registro policial como de las encuestas de victimización) y la nueva clasificación: las tipologías incorporadas en algunos casos se corresponden a hechos emergentes, y en otros casos se trata de categorías que se incorporan ahora a los recuentos estadísticos aunque ya eran considerados problemas graves (como los actos contra el medio natural o contra los animales).

La propuesta presentada por el grupo de expertos no consiste en la creación de un sistema de recogida y análisis de datos completamente nuevo, sino que promueve la mejora y modificación de los sistemas actuales (tanto con respecto a los datos policiales como a las de encuesta), con el fin de adaptar la recogida de datos a las nuevas categorías. También prevé la incorporación de fuentes de información complementarias, especialmente para las categorías añadidas a la nueva clasificación y para aquellas en que pueden tener más dificultad a la hora de obtener datos.

Además, recuerdan que ni todas las fuentes de información pueden recoger los mismos datos, ni hace falta la misma información de todos los hechos delictivos. En este sentido, el sistema también tiene que ser flexible para adaptarse a estas diferencias.  

El mayor énfasis se pone en el sistema de recogida de datos policiales, ya que los últimos años ha evolucionado menos que el de las encuestas, que ha tenido unos procesos de mejora y revisión más continuos. Para hacer viable la evolución hacia el nuevo sistema, el informe propone ir implementando las mejoras tan pronto como sea posible, cuando se alcancen unos niveles mínimos, y seguir perfeccionándolas hasta llegar al nivel óptimo.

El mayor inconveniente del sistema actual es que ni el FBI ni la BJS (la Oficina de Estadísticas de Justicia) lideran de un modo claro la recogida de los datos y sus responsabilidades se difuminan. En consecuencia, no ha habido un acercamiento claro entre unos datos y otros. Los autores reclaman que haya algún organismo que tenga este liderazgo y recomiendan que sea la Oficina responsable del presupuesto y de la gestión institucional quien explore y decida cómo hay que llevar a cabo la coordinación, y se responsabilice de esta gestión conjunta, así como de la revisión futura del sistema de clasificación.

En resumen, se pretende pasar de un sistema que enumera los delitos conocidos, principalmente a partir de denuncias, a un sistema que recoja información sobre la delincuencia, con el objetivo que el sistema estadístico permita analizar los datos desde varios puntos de vista (geográficos, demográficos, sociológicos o económicos) y que permitan aportar información más allá del mero recuento de ilícitos penales.

Los informes completos pueden consultarse en:

Modernizing Crime Statistics

Report 1: Defining and Classifying Crime (2016)

Report 2: New Systems for Measuring Crime (2018)

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

El largo camino de modernizar las estadísticas sobre criminalidad (1)

Uno de los muchos problemas por resolver en el ámbito de la seguridad es cómo conocer y medir los hechos que causan inseguridad, principalmente los delitos. Las principales herramientas existentes (estadística policial y encuestas de seguridad) son complementarias y tienen ventajas e inconvenientes, y resulta complicado combinar los resultados obtenidos en cada una de ellas.

Académicos y profesionales de los Estados Unidos debatieron, entre diciembre de 2013 y enero de 2017, cómo modernizar los sistemas e instrumentos para medir la delincuencia en su país. El encargo provenía de dos oficinas del Departamento de Justicia, el FBI y la Oficina de Estadísticas de Justicia (BJS, por su sigla en inglés), y tenía que cubrir tres ámbitos:

  • uno sustancial: desarrollar una nueva clasificación de los delitos;
  • uno metodológico: proponer un sistema de recogida de los datos, y
  • uno de implementación: recomendar cómo hay que llevar a cabo la recogida de los datos.

El primer informe de este grupo de expertos se publicó en mayo de 2016 y daba respuesta al primero de los ámbitos, la clasificación de los hechos delictivos. El objetivo era tener una visión de conjunto de las tipologías delictivas, a partir, entre otras fuentes, de los datos policiales y de los datos de encuestas.

El sistema de clasificación actual se basa en criterios establecidos entre 1929 y 1930, y se caracteriza por recoger pocos hechos que están regulados de modo muy parecido en todos los EE.UU. Por lo tanto, aunque es una clasificación pragmática y útil, también es demasiado rígida y estricta, y una de las voluntades del nuevo sistema de clasificación es que constituya un marco que permita incorporar nuevas figuras delictivas que puedan aparecer en un futuro.

La nueva clasificación se realiza con finalidades estadísticas y pretende que cualquier hecho delictivo pueda encajar en alguna categoría, pero sólo en una. Las definiciones de la clasificación ponen el énfasis en conductas, sin la voluntad de que estas tengan que corresponderse con las tipologías penales. Aunque la clasificación se piensa en relación con las infracciones penales, también tiene en cuenta que el análisis se hará sobre incidentes, que pueden incluir más de un hecho delictivo o relacionar a una o más víctimas o a uno o más autores.

Además de revisar el sistema actual, los precedentes históricos y las necesidades de los diferentes usuarios de las estadísticas de criminalidad, también han analizado otras experiencias en modernización de las estadísticas. Entre ellas, destaca la Clasificación Internacional de Delitos con Finalidades Estadísticas (ICCS, por su sigla en inglés), aprobada por las Naciones Unidas el año 2015 y que se establece como un estándar internacional que se ha tomado como marco de referencia incorporando modificaciones para tener en cuenta la realidad propia del país (como incidentes con armas de fuego).

Así, la nueva clasificación propuesta contiene 11 categorías de primer nivel (más genéricas), que, con alguna pequeña diferencia, se corresponden con las de ICCS:

  1. Actos que conducen a la muerte o intentan causar la muerte
  2. Actos que causan daño o intentan causar daño a las personas
  3. Actos injuriosos de naturaleza sexual
  4. Actos de violencia o amenazas de violencia contra las personas relacionados con la propiedad
  5. Actos que sólo atentan contra la propiedad
  6. Actos relacionados con sustancias controladas[1]
  7. Actos relacionados con el fraude, la estafa o la corrupción
  8. Actos contra el orden público y la autoridad
  9. Actos contra la seguridad nacional
  10. Actos contra el medio natural o contra los animales
  11. Otros actos delictivos no clasificados en las demás categorías

Este primer nivel de categorías se va subdividiendo, con mayor o menor detalle, hasta llegar a un máximo de cuatro niveles (X.X.X.X), con lo cual se obtienen 189 categorías diferentes (ICCS llega a 230 categorías).

La clasificación se acompaña de unos atributos o etiquetas que permiten una explotación adicional e, incluso, una reclasificación posterior. Estos atributos están relacionados con el incidente o con las distintas infracciones, víctimas o autores relacionados con cada incidente.

La próxima semana complementaremos la información con el resultado del segundo informe, publicado en marzo de 2018, en que se propone el sistema de recogida de datos y cómo implementarlo.

El informe completo se puede consultar en:

Modernizing Crime Statistics

Report 1: Defining and Classifying Crime (2016)

[1] Incluye drogas narcóticas y sustancias estupefacientes prohibidas o reguladas por las leyes, así como sus precursores.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Europol une fuerzas con corporaciones privadas para construir un espacio cibernético

La corporació BT –btplc.comLa corporación BT –btplc.com, una de las empresas de seguridad informática mayores del mundo– ha firmado un memorándum de acuerdo con Europol para compartir conocimientos sobre las amenazas y los ciberataques. De este modo, ambas organizaciones refuerzan sus esfuerzos para crear un espacio cibernético destinado a los ciudadanos, empresas y gobiernos, mediante el intercambio de inteligencia, detección de amenazas y protección de datos.

Desde el Centro Europeo de Ciberdelincuencia (EC3), se considera que el acuerdo entre Europol y la compañía BT mejorará las capacidades y aumentará la eficacia en la prevención, persecución e interrupción del delito cibernético. La cooperación laboral de este tipo entre Europol y la industria es el modo más eficaz de garantizar el ciberespacio a los ciudadanos y las empresas europeas.

El memorándum considera que la cooperación transfronteriza es la clave para detener la epidemia mundial del cibercrimen. Consideran que hay que compartir mejor la inteligencia de seguridad cibernética, la experiencia y las prácticas para ayudarles a exponer y tomar medidas contra las bandas organizadas de delincuentes cibernéticos en los rincones oscuros de la red.

Al principio de este año, empezó a operar el primer proveedor de telecomunicaciones del mundo para empezar a compartir información sobre el software malicioso y sitios web con otros proveedores de internet a través de un portal en línea, el Malware plataforma de intercambio de información (PSIM). Desde la puesta en marcha de la plataforma, el equipo mundial de BT, con más de 2.500 expertos en seguridad cibernética, ha recibido colaboración para identificar y compartir más de 200.000 dominios maliciosos. Los receptores de la inteligencia de amenazas de BT tienen la capacidad de adoptar medidas específicas contra las amenazas específicas identificadas.

Europol creó el Centro Europeo de Cibercriminalidad (EC3) en el año 2013 para reforzar la respuesta de la aplicación de la ley a la delincuencia cibernética en la Unión Europea. También opera el Joint Taskforce Action Taskforce (J-CAT), cuyo objetivo es impulsar la inteligencia y la acción coordinada contra las principales amenazas y objetivos de la cibercriminalidad facilitando a sus socios la identificación, la priorización, la preparación y la iniciación de investigaciones y operaciones transfronterizas.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Escenario 2050: ningún muerto en las carreteras de los Estados Unidos

The road to zeroLos accidentes de tráfico fueron, el año 2015, la décima causa de muerte en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. Por lo tanto, se trata de un problema global sobre el que muchos países intentan actuar. En los EE.UU., investigadores de la Rand Corporation han publicado un estudio que se sitúa en el año 2050 e imagina que ha sido el primer año sin muertos en las carreteras en aquel país.

El punto de partida es la situación actual, según la cual cada día mueren más de 100 americanos en accidentes de tráfico con vehículos de motor. Es un problema que tiene una mayor afectación en jóvenes de entre 15 y 24 años, en hombres y en personas que viven en zonas rurales. Además, aunque durante décadas ha habido un descenso continuado en el número de muertes en las carreteras (la cifra se redujo en 11.300 personas entre 1985 y 2011), los últimos años se ha detectado un repunte considerable: el año 2016 murieron en accidentes de tráfico 5.000 personas más que el año 2011.

Los investigadores han imaginado que vivían en el año 2050 y que se trataba del primer año sin muertos en las carreteras, gracias a cuatro factores. El primero era que casi todos los vehículos tenían algún tipo de automatización o ayuda a la conducción. El segundo, que las carreteras estaban diseñadas para reducir la velocidad donde la seguridad es más deficiente. El tercero, la mejora de los sistemas de aviso a emergencias y la atención a los heridos, que reducía la fatalidad de los accidentes. El último era que, al haber menos accidentes, los ciudadanos norteamericanos cada vez veían menos aceptables los accidentes de tráfico.

Para llegar a este escenario, entre 2018 y 2050 habría que implementar medidas dentro de tres grandes ejes.

  • Duplicar los esfuerzos y las inversiones en los programas y políticas que han demostrado ser efectivas. Estas políticas se entienden en un concepto amplio, desde cambios normativos hasta cambios en las infraestructuras o mejoras en la educación vial.
  • Acelerar los cambios tecnológicos más adelantados. Los sistemas de ayuda o asistencia a la conducción cada vez son más habituales en los vehículos nuevos y, poco a poco, se van acercando a la conducción automática. Los acuerdos entre los fabricantes de automóviles y los desarrolladores y proveedores de tecnologías, además de otros actores, serán clave en esta línea.
  • Priorizar la seguridad. Es necesario que los americanos adopten una nueva cultura de seguridad, basada en la conciencia, la educación y el refuerzo constante, tanto en el ámbito individual como colectivo. Con este nuevo sistema de seguridad, todos los conductores serían conscientes que cualquiera de ellos ocasionalmente, pero inevitablemente, puede cometer un error y provocar un accidente. Esta premisa llevaría a mejorar todos los ámbitos del sistema vial (carreteras, vehículos, conductores, servicios de emergencia), de modo que cuando este error se produjera, las consecuencias no serían fatales.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Universidades norteamericanas construirán una base de datos sobre los tiroteos en las escuelas

Tras el tiroteo en la escuela de Kentucky en el mes de enero de 2018, al que ha seguido posteriormente otro más letal en Florida, se ha puesto en marcha un proyecto para crear una base de datos nacional sobre incidentes de este tipo. Lo financia el Instituto Nacional de Justicia y será llevado a cabo por tres universidades: John Jay College de Nova York, la Universidad de Tejas en Dallas y la Universidad del Estado de Michigan. El director del proyecto es el profesor Joshua Freilich, de la primera de las instituciones mencionadas. La base de datos resultante tendrá que incluir no únicamente los incidentes con resultado de muerte, sino también aquellos que han causado heridos y los actos suicidas ocurridos en el contexto escolar.

A pesar del gran gasto dedicado a los estudios sobre violencia escolar desde el año 2012 (actualmente reducido por el presidente Trump), hasta ahora uno de los problemas fundamentales para articular políticas preventivas ha sido la falta de datos empíricos sobre la violencia escolar en los Estados Unidos. Es absolutamente necesario recoger y trabajar de manera objetiva los datos de todos los incidentes de este tipo para analizar los contextos e identificar factores y perfiles de riesgo.

La base de datos incluirá todos los tiroteos conocidos en las escuelas desde 1990 hasta el 31 de diciembre de 2016, siempre que hayan tenido como resultado al menos un herido. Los objetivos son:

  • Documentar la naturaleza del problema y aclarar qué tipo de incidentes con tiroteos han tenido lugar en las escuelas.
  • Construir un perfil completo de los autores y proponer indicadores causales para valorar si los incidentes individuales y los masivos son comparables.
  • Comparar incidentes con resultados fatales y no fatales intentando identificar acciones que podrían utilizar-se para reducir los daños causados por los tiroteos.

La base de datos se publicará en la primavera del año 2019, y se espera de ella obtener un conocimiento más fundamentado de las razones que favorecen estos incidentes, así como una valoración de las estrategias dirigidas a incrementar la seguridad en las escuelas.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

 

Los Estados Unidos de América establecen protocolos para el uso de las herramientas de reconocimiento facial

Face recognitionLas tecnologías de reconocimiento facial son una de las herramientas desarrolladas en los últimos años que más claramente pueden dar apoyo a las tareas policiales. Sin embargo, a la hora de adoptarlas, hay que tener en cuenta muchos condicionantes, tanto desde el punto de vista legal (principalmente por la afectación a cuestiones de privacidad en el momento de recogida, almacenaje y tratamiento de las imágenes), como desde el punto de vista técnico (la precisión de la identificación o la seguridad de los sistemas que las utilizan, entre otros). El Departamento de Justicia de los Estados Unidos ha elaborado y puesto a disposición de las policías de ese país una plantilla para poner en marcha estos sistemas, especialmente enfocada a las cuestiones relativas a la privacidad.

Uno de los motivos es que las carencias en el desarrollo y la implantación de estos sistemas, y las disfunciones a la hora de utilizarlos, pueden implicar unos riesgos potenciales muy altos, tanto en el ámbito de la responsabilidad civil como en una percepción negativa por parte de la ciudadanía. Además, dado que la normativa de los EE.UU. aplicable a estos sistemas es dispersa y complicada, el Departamento de Justicia quiere que se reduzcan estos riesgos relacionados con la privacidad, además de establecer unos elementos mínimos o comunes sobre ámbitos como la formación y el entrenamiento de sus usuarios, así como sobre la supervisión y responsabilidad de las entidades.

El documento incluye un primer apartado introductorio con un repaso de las tecnologías de reconocimiento facial, la utilización del documento y una lista de recursos (tanto con respecto a las cuestiones técnicas como a aspectos legales y otros recursos complementarios). La parte principal del documento es una plantilla a partir de la cual las agencias o entidades que quieran poner en marcha algún sistema o programa de reconocimiento facial tengan cubiertos la mayoría de los casos previstos. En algunos casos, sólo tendrán que copiar y enganchar el contenido y añadir los nombres de las entidades de referencia, y, en otros, la plantilla recoge varios supuestos a fin de que las entidades o agencias escojan aquella que mejor se adecue a sus circunstancias y necesidades o al sistema que quieran poner en marcha.

Los apartados que se recogen hacen referencia a cuestiones de motivación, de normativa, de utilización de los sistemas y de la información que se obtenga, de tratamiento de la información, de responsabilidad y de formación de los usuarios.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

 

Predvol, la herramienta de la policía francesa que predice las zonas con riesgo de robo de vehículos, mejora la operativa policial

En el año 2015, el Equipo del Administrador General de Datos (AGD) en el seno de la Dirección Interministerial Digital y del Sistema de Información y Comunicación del Estado francés (DINSIC),[1] desarrolló, en colaboración con el Servicio de Tecnologías y de Sistemas de Información de la Seguridad Interior (ST(SI),2 un modelo de predicción de los robos relacionados con vehículos. Esta colaboración ha permitido crear el Predvol, una herramienta para ayudar en la toma de decisiones de los policías que predice diariamente el riesgo de robos, presenta un histórico de los robos y una clasificación de los barrios en función del tipo de infracciones que tienen lugar.


Predvol se ha optimizado para ser utilizado con tableta táctil y se ha puesto en práctica en el departamento francés de Oise (en el norte del país), especialmente expuesto a los robos de vehículos. Concretamente, los gendarmes lo han incorporado como una herramienta para la toma de decisiones y lo han testado en la ciudad de Compiègne (una de las principales ciudades de Oise) a partir de mayo del 2016. Asimismo, la brigada anticriminalidad de la Dirección Departamental de Seguridad Pública de la policía nacional la testó en la ciudad de Beauvais, la capital del departamento.

Este programa es una herramienta predictiva[2] que utiliza un gran número de variables y algoritmos que permiten seleccionar cuáles de las variables son los mejores predictores para anticipar los robos de vehículos.

Tras seis meses de experimentación, una de las conclusiones ha sido que la atención de los operativos se orientaba no tanto a las predicciones de los robos diarios, sino a la visualización de los hechos ocurridos. Es decir, las predicciones eran muy eficaces, pero solo confirmaban las zonas de riesgo ya conocidas por los operativos; en cambio, la simple representación de los incidentes sobre un mapa implicaba mejoras en el servicio diario. Esta constatación propició la introducción de mejoras en la visualización de las infracciones. La visualización de las infracciones desde el momento en que son denunciadas favorece que los policías recojan datos de calidad y proporciona mejores resultados en la operativa policial.

Para ampliar la información véase: https://agd.data.gouv.fr/2018/01/12/predire-las-quieres-de-voitures/.

[1] La DINSIC está bajo la autoridad del primer ministro en el seno de la Administración pública francesa encargada de coordinar las acciones de las administraciones en materia de sistemas de información. http://www.modernisation.gouv.fr/mots-cle/dinsic; https://lannuaire.service-public.fr/gouvernement/administration-centrale-ou-ministere_194230

[2] Otros modelos predictivos: “regresión logística”, “bosque aleatorio”, XGBoost, Boosting, PredPol (predictive policing), mapas de calor evolutivos…

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français