La biometría será la mejor contraseña

365.-baixaSe está demostrando que la biometría es mejor que las contraseñas porque es más fácil de utilizar, proporciona más privacidad y seguridad y está en pleno proceso de estandarización en una amplia base de dispositivos móviles, de escritorio y servidores en los que los usuarios confían para acceder a los servicios en línea.

La industria de la seguridad hace décadas que intenta acabar con el uso de la contraseña. Hace tiempo que se considera una debilidad, principalmente a causa del factor humano: las personas siguen utilizando contraseñas débiles, en varias cuentas, en el trabajo y en su vida personal. El 81% de las filtraciones de datos tienen que ver con credenciales débiles, robadas, defectuosas o comprometidas de una u otra manera, según un informe de investigación sobre filtración de datos de Verizon.

La principal lección aprendida del proveedor Centrify que apoyó la autenticación sin contraseña priorizó la aplicación de los inicios de sesión de administrador privilegiados basados en FIDO2.[1]

Centrify también apoyó Touch ID y Face ID de Apple, así como Windows Hello. Tanto Windows Hello como Windows Hello for Business se basan en la autenticación sin contraseña.

A pesar de todo, la combinación de varias formas de biometría está resultando problemática para la mayoría de las empresas proveedoras de estas tecnologías.

Los equipos de gestión de productos han estado estudiando el estándar de controles de autenticación de alta garantía NIST 800-5[32] y los integran en sus hojas de ruta. Los 170 controles que comprenden el estándar NIST 800-53 se están adoptando rápidamente entre proveedores que reclaman la autenticación sin contraseña como eje fundamental en sus estrategias de producto.

El uso de la biometría elimina el riesgo de robo de credenciales y proporciona un mejor alineamiento con el estándar de controles de autenticación de alta seguridad NIST 800-53.

Los vendedores de herramientas biométricas se encuentran en diferentes niveles de madurez a la hora de poder aprovechar los metadatos que la biometría proporciona, y hay algunos que incluso afirman tener análisis en tiempo real. Todos los vendedores de tecnología tuvieron una respuesta diferente de cómo gestionan la cantidad masiva de metadatos que generan sus datos biométricos, que todos consideran que también son compatibles con los analíticos.

La autenticación sin contraseña garantiza que las credenciales de inicio de sesión son únicas en todos los sitios web, nunca se almacenan en un servidor y nunca salen del dispositivo del usuario. Este modelo de seguridad ayuda a eliminar los riesgos de phishing, así como todas las formas de robo de contraseñas y ataques de reproducción. Estamos más cerca que nunca del objetivo inevitable de un futuro sin contraseña.

[1]FIDO2: El proyecto FIDO2 es un esfuerzo conjunto entre la Alianza FIDO y el World Wide Web Consortium que tiene como objetivo crear una autenticación fuerte para la web. En su núcleo principal, FIDO2 consta del estándar de autenticación web W3C y el protocolo FIDO Client to Authenticator.

[2]NIST 800-53: La publicación especial NIST 800-53 ofrece un catálogo de controles de seguridad y privacidad para todos los sistemas de información federales de los Estados Unidos, excepto los relacionados con la seguridad nacional.

https://forbes.com

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

 

 

Se extiende el uso del reconocimiento facial en los aeropuertos de los EE.UU.

332.- baixaLa tecnología del reconocimiento facial ya se está utilizando en 15 aeropuertos, incluidos tres de fuera de los Estados Unidos, para aumentar el número de viajeros prehomologados en el proceso aduanero.

Durante los últimos años, CBP -Customs and Border Protection-  ha estado desarrollando programas de reconocimiento facial en puertos de entrada en todo EE.UU., incluidos aeropuertos internacionales. Ahora, esta agencia está aumentando el uso de la tecnología para su programa voluntario Global Entry.

Este programa de entrada global permite a los viajeros frecuentes considerados “de bajo riesgo” saltarse los controles oficiales de la CBP e ir directamente a la salida de equipajes después de haber pasado por un terminal. Hasta la fecha, la entrada global en la mayoría de los aeropuertos consistía en escanear el pasaporte y la huella digital del viajero en una máquina antes de autorizarlo a entrar en el país.

A partir de ahora, CBP agilizará este proceso, y ofrecerá a los viajeros previamente aprobados a través del programa la posibilidad de utilizar la biometría facial, lo cual elimina la necesidad del pasaporte o la huella digital.

CBP empezó a implementar el reconocimiento facial para la entrada global mediante un programa piloto en el aeropuerto internacional de Orlando en junio de 2018. Desde entonces, el programa se ha ampliado a 14 aeropuertos más.

La agencia ha publicado una declaración sobre los efectos en la privacidad en la que se detalla cómo se desarrollará el programa en los aeropuertos de todo el país, y se convertirá en un modelo para la entrada global.

Los terminales utilizados para el programa Global Entry ya disponen de cámaras que hacen fotos a los viajeros, aunque muchas se tendrán que actualizar o sustituir a medida que el programa se expanda. CBP también tiene previsto incluir avisos de privacidad en las máquinas actualizadas que informen a los viajeros del nuevo proceso.

Las imágenes recogidas en el terminal se guardarán en el sistema de identificación biométrica automatizada (o IDENT) del Departamento de Seguridad Nacional, que la agencia está en proceso de transferir a un nuevo sistema de reconocimiento avanzado, o HART, basado en la nube.

Cuando se comparan fotos para buscar una coincidencia en el reconocimiento facial, se priorizan fotografías de documentos de viaje y tomadas recientemente para mejorar la precisión.

Según la declaración de impacto, el paso al uso del reconocimiento facial reduciría el riesgo de pérdida de privacidad para los viajeros, ya que el programa ya hacía fotos en los terminales y ahora, en cambio, no necesita recoger huellas dactilares.

Una nota importante de la declaración de impacto aclara que las personas inscritas no tienen que utilizar el programa de reconocimiento facial necesariamente y, en cambio, pueden optar por utilizar el pasaporte y las huellas dactilares, que seguirán disponibles. Los terminales funcionarán por defecto con el método del pasaporte y de las huellas dactilares por si hay un problema técnico con la exploración del reconocimiento facial.

Los viajeros también tienen la obligación de proporcionar una copia del pasaporte y sus huellas digitales en el momento de inscribirse en el programa de entrada global.

https://www.nextgov.com/

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

 

Una estrategia innovadora para reducir la violencia en Chicago

Grounds-or-PeaceGrounds for Peace es el resultado directo de un esfuerzo innovador hecho en Chicago para reducir la violencia, luchando contra las armas y arreglando los espacios públicos donde es probable que se generen algunas problemáticas. Los líderes de la ciudad han reforzado el gasto en la ordenación de calles, solares vacíos y líneas de transporte público, lo cual ha puesto Chicago a la vanguardia de un movimiento emergente para aprovechar las iniciativas de embellecimiento de los barrios como receta para hacer frente al tipo de violencia que ha castigado la vida diaria en la ciudad. Solo en este año, Chicago ha destinado 7,4 millones de dólares a programas de desarrollo de mano de obra que ponen a personas de alto riesgo a trabajar en zonas verdes y en barrios con altas tasas de delitos.

El nuevo programa en marcha en Chicago tiene la intención de convertir este año 50 solares vacíos en jardines de las zonas sur y oeste de la ciudad.

El programa cuenta con el apoyo del mundo académico, que ha estudiado cómo la violencia y la criminalidad suelen ir juntas. Los investigadores creen que una de las razones por las que disminuye el uso de los espacios exteriores por parte de los residentes es la dejadez y el abandono de estos espacios. Los criminales, al mismo tiempo, tienen más tendencia a utilizar estos espacios para llevar a cabo actividades ilícitas, ya que creen que es probable que nadie intervenga. A medida que el espacio queda en manos de los criminales, los residentes huyen, lo cual conduce a un aumento del empoderamiento y de los delitos.

Esfuerzos parecidos de mejora han surgido en centenares de ciudades y pueblos de todo el país, como muestra de lo que un experto denominó “la estrategia de propiedad desocupada más significativa” surgida en la última década, en un momento en que los gobiernos locales luchaban contra la Gran Recesión y la crisis de los desahucios. Normalmente, estos programas se han entendido como un mecanismo para impulsar el crecimiento económico, mejorar la calidad de vida de los residentes y solucionar los problemas generales de seguridad pública.

En un experimento, los investigadores comprobaron que las agresiones con armas disminuyeron un 29% en las zonas más pobres que rodeaban solares vacíos un año y medio después de que se limpiaran, clasificaran o trataran de otra manera mediante una colaboración público-privada en Filadelfia. Los autores del estudio concluyeron que se trataba de los mismos tratamientos aplicados a los solares vacíos de toda la ciudad. En Filadelfia se podía prever registrar hasta 350 disparos de arma menos cada año.

Estos datos reflejan los de otro estudio publicado en agosto, en el que los investigadores informaron de que el esfuerzo por derribar edificios vacíos y abandonados en Detroit estaba asociado a una reducción del 11% en los asaltos con armas.

¿Los parques pueden ayudar a las ciudades a combatir la delincuencia?
Es importante destacar que ninguno de los dos estudios reveló que la violencia se desplazara a otros barrios.

Alan Mallach, un miembro del Centre for Community Progress que ha escrito mucho sobre el crecimiento de las propiedades desocupadas en los Estados Unidos, dijo que el embellecimiento de los solares tiene que ir acompañado de servicios sociales y programas comunitarios que aumenten el compromiso de la comunidad y eleven a los residentes en la escala socioeconómica.

Los residentes, en particular los que sienten que sus comunidades han sido olvidadas por el gobierno local, pueden mirar los programas de mejora con recelo y ser reticentes a implicarse, según explican los expertos. Este problema se trató recientemente en Detroit, una ciudad que se implicó en una iniciativa masiva de plantación de árboles solo para obtener un impulso por parte de los residentes que no estaban contentos con el hecho de no haber participado en el proceso de planificación desde el principio.

https://www.thetrace.org/2019/09/chicago-gun-violence-beautification-programo/

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

 

Índice de criminalidad organizada en África

El índice del crimen organizado ENACT proporciona una medida multidimensional del crimen organizado y su impacto.

Las herramientas para medir el alcance y el nivel del crimen organizado en África son limitadas. Es necesaria una mejor base de pruebas para que los estados y los agentes clave controlen, analicen, prioricen y aborden con efectividad la amenaza presentada por el crimen organizado de manera sistemática y sostenible.

Lanzado en septiembre de 2019, el índice de crimen organizado se obtiene mediante una evaluación de base que identifica la disponibilidad, la calidad y la relevancia de los datos continentales, así como los datos prioritarios.

El índice es una plataforma interactiva en el sitio web ENACT. Se complementa con un informe anual, que sirve para intentar sensibilizar a los responsables políticos.

A la hora de valorar la vulnerabilidad global de un estado ante el crimen organizado, el modelo, que consta de tres subíndices, está diseñado para medir tres categorías de información:
• La presencia y la amplitud de la amenaza, como componente de 12 tipos de crimen organizado.
• Riesgo del crimen organizado.
• Capacidad del estado y voluntad política para responder a las amenazas de crimen organizado.
La yuxtaposición entre estas tres categorías se analiza para desarrollar una puntuación acumulativa para cada estado africano, cosa que indica la vulnerabilidad del estado ante las amenazas de crimen organizado.

Modelos de vulnerabilidad

Presencia: el primero de los tres índices compuestos se concentra en la presencia del crimen organizado. En particular, este índice sirve de estudio longitudinal con el objetivo de mostrar cómo ha evolucionado el crimen organizado y su estado actual, que eventualmente puede proporcionar información sobre la evolución futura.

La información derivada del índice de criminalidad organizada para cada estado africano se muestra en una “flor” que combina puntuaciones para cada tipo de delito, y que se puede utilizar para representar tendencias con el paso del tiempo.

Riesgo: los grupos de criminalidad organizada explotan instituciones estatales débiles o disfuncionales, fronteras porosas y desventajas en el bienestar social y las economías políticas locales para continuar y ampliar sus operaciones. Para medir el riesgo de un estado para el crimen organizado, el segundo componente tiene en cuenta varias áreas, a saber, la economía de un estado, geografía, física y recursos naturales, cohesión social y conflicto, así como comercio global.

Respuesta: como tercer índice, hay que medir la capacidad y la voluntad política del estado, a partir de la conciencia que los estados demuestran en la lucha contra el crimen organizado, tanto si tienen marcos legales, políticos y estratégicos adecuados para abordar el crimen organizado como si están consiguiendo resultados reales. Este índice valora las acciones estatales para combatir el crimen organizado, señalando esta capacidad y sus precursores para la realización de políticas estratégicas reales.

Uno de los componentes del índice de criminalidad organizada incluye el Tablero de datos, que proporciona una comparación de dos métricas generales, la presencia y el impacto del crimen organizado.

Presencia: el Tablero extrae datos de 12 tipos de delitos individuales a partir del índice de criminalidad organizada. Permite a los usuarios ver la escala de subconjuntos del delito en un tipo de delito particular; por ejemplo, “Delitos marítimos” puede incluir subconjuntos como “piratería” y “pesca ilegal, no regulada y no reportada”.

Impacto: el Tablero proporciona indicadores sensibles de la delincuencia para evaluar las correlaciones de cinco áreas de impacto: seguridad y violencia, económica, desarrollo social, medio ambiente, y gobernanza y democracia. Cada una de estas áreas de impacto está formada por una serie de componentes en los que un usuario puede escoger un tipo de delito y ver su impacto en el área seleccionada. Por ejemplo, se puede ver el “contrabando humano” ya que se correlaciona con la “violencia de género”, o componentes del “terrorismo” de la zona de impacto de “seguridad y violencia”.

https://enactafrica.org/organised-crime-index

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Frontex, aplicando los últimos sistemas contra la falsificación de documentos

La Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex, 2004) ayuda a los Estados miembros de la UE y los países asociados al espacio Schengen a gestionar sus fronteras exteriores y contribuye a armonizar los controles fronterizos entre los países de la Unión Europea. La Agencia facilita la cooperación entre las autoridades fronterizas de cada país de la UE, ofreciendo apoyo técnico y experiencia.

Según la comisión de la UE sobre la aplicación del Plan de acción para fortalecer la respuesta de la Unión Europea al fraude relacionado con la documentación de viaje, se está elaborando desde abril de 2018 un informe técnico sobre normas para sistemas de inspección. En apoyo de esta actividad, Frontex está desarrollando una metodología para evaluar y analizar el rendimiento de los sistemas de inspección de documentos.

Un logro clave es el incremento del apoyo operativo del Centro de Excelencia de Frontex contra la Falsificación de Documentos, en funcionamiento desde febrero de 2018. Este centro envía personal de Frontex a operaciones sobre el terreno en fronteras exteriores, colabora en el intercambio de información sobre falsificación de documentos y tiene previsto crear una Oficina de Falsificación que brinde apoyo técnico y operativo permanente para el control de documentos. Además, gestiona el Grupo de Expertos en Control de Documentos, con la finalidad de coordinar el apoyo general ofrecido a los Estados miembros para la detección de documentos falsos, y trabaja en estrecha colaboración con el Grupo horizontal de expertos en falsificación de documentos, creado en el marco del ciclo de actuación de la UE 2018-2021 para desarticular redes de organizaciones delictivas dedicadas al tráfico de documentos falsos y falsificados. El Centro está terminando una nueva propuesta de un formato normalizado de alertas.

Por otra parte, en lo que respecta a la mejora de la recogida de datos sobre los fenómenos de falsificación de documentos, Frontex mantiene la Red de análisis de riesgos de fraude documental de la Unión Europea EDF-RAN– y recoge información sobre identidades y documentos falsos detectados en las fronteras exteriores y los movimientos dentro del espacio Schengen/UE.

En cuanto a la promoción de actividades de formación en nuevos ámbitos relacionados con la falsificación de documentos, Frontex, en asociación con el Centro de identificación de la Academy Eindhoven (Países Bajos), desarrolló un curso piloto sobre el reconocimiento de la identidad que incluye referencias a la gestión de la identidad, la tecnología de microcircuitos, la biometría y los medios de detección del fraude digital.

La tarea principal del Centro de Excelencia de Frontex es dar soporte a la lucha contra el fraude documental en operaciones conjuntas. El Centro de Excelencia de Frontex creó en 2018 una nueva propuesta sobre la creación de un formato normalizado de alertas. Ahora Frontex ha desarrollado un manual de referencia para guardias fronterizos que contiene imágenes de pasaportes, tarjetas de identidad y visados, para ayudar a determinar si el documento que tienen presente es genuino o no.

El pasado 25 de marzo de 2019 se desarrollaron unas jornadas llamadas “Frontex Document Olympics” donde expertos en documentación de toda Europa participaron en los primeros Juegos Olímpicos de Frontex. Las olimpiadas consistían en encontrar el número más grande de documentación falsa por minuto: planteaban un par de situaciones, que incluían la comprobación de documentos de viaje en un aeropuerto y otros tipos de documentos de soporte suministrados por inmigrantes irregulares (como certificados de nacimiento o matrimonio) en un punto de acceso público.

https://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=COM:2018:0696:FIN:ES:PDF

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

 

La policía de Chicago utiliza algoritmos informáticos para valorar el riesgo de amenaza

¿Podría un ordenador predecir la violencia? En Chicago, Illinois, un algoritmo valora a todas las personas arrestadas por la policía con una puntuación de amenaza numérica del 1 al 500. El proceso se realiza desde hace unos cuatro años, y casi 400.000 ciudadanos de Chicago tienen ahora una puntuación oficial de riesgo por parte de la policía.

Este algoritmo, cuestionado por el profesor de derecho de la Universidad de Columbia Andrew Guthrie Ferguson  –el método todavía no se ha hecho público–, forma la estrategia de la policía y puede cambiar las sospechas en las calles. También puede ser el futuro de la policía del big data en América, dependiendo de cómo sea percibido: como un enfoque innovador para la reducción de la violencia o como un ejemplo de control social basado en datos.

En efecto, la puntuación de amenaza personalizada se muestra automáticamente en los cuadros de mandos del ordenador de la policía a fin de que el oficial sepa el riesgo relativo al parar a un sospechoso. La puntuación predictiva también define quién se destina a una intervención policial proactiva. Estas intervenciones pueden ir desde una visita a domicilio por parte de agentes de la policía hasta una vigilancia policial adicional o una reunión comunitaria, que transmitirá el mismo mensaje claro: la policía le está observando.

Y aunque Chicago está a la vanguardia de la vigilancia predictiva, no es la única. Otras ciudades como Nueva York y Los Ángeles están considerando la manera de utilizar la policía del big data para orientar las intervenciones con los individuos con riesgo.

El control predictivo basado en personas se inició en el 2009 como un intento de aplicar un enfoque de salud pública sobre la violencia. La clave es identificar los factores de riesgo predictivos e intentar solucionar las causas ambientales subyacentes. Los investigadores de Chicago desarrollaron un algoritmo para que la policía diera prioridad a aquellos individuos con más riesgo analizando detenciones pasadas por delitos violentos, delitos de armamento o narcóticos, edad en la detención más reciente (menor de edad, más puntuación), incidentes en los que el individuo fue víctima de un asalto y la línea de tendencia de la actividad delictiva (tanto si la tasa es creciente o disminuye). Entonces un ordenador clasifica las variables y escribe una puntuación de amenaza relativa para determinar la probabilidad de uso de arma de fuego.

La policía afirma que el mecanismo de orientación actúa señalando el elevado porcentaje de víctimas de disparos que se podrían predecir con precisión. Los críticos han señalado que el objetivo es excesivo e ineficaz, incluyendo decenas de miles de personas con puntuaciones altas, pero sin antecedentes de detención previa por delitos violentos.

Se considera preocupante que las puntuaciones de amenaza incidan en la equidad de la interacción de la policía con las personas en las calles. Las puntuaciones de alto riesgo guían las estrategias de interrupción de la violencia, que influyen en los contactos de la policía y que son objeto de más vigilancia por parte de esta. Pero las puntuaciones de amenaza también distorsionan las decisiones cotidianas de la policía sobre el uso de la fuerza y la sospecha razonable. Al fin y al cabo, una vez que la policía tenga información de que una persona tiene una puntuación de amenaza elevada, este conocimiento aumentará la sospecha criminal e incrementará el peligro percibido, lo cual provocará interacciones más frecuentes y agresivas con las personas que el algoritmo considera “de alto riesgo”.

El sesgo también se puede arrastrar al sistema. Tal como se describe en la investigación de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia de 2017 del Departamento de Policía de Chicago, los patrones de discriminación racial siguen siendo un problema real. Si bien se podría esperar que la justicia algorítmica evitara el sesgo humano, la realidad es que estas inserciones (especialmente las detenciones) se ven afectadas por las decisiones discrecionales de todos los agentes de policía mientras patrullan o investigan al sospechoso de un delito. Así, si bien las matemáticas de big data pueden ser “objetivas”, las entradas no están exentas de sesgos humanos, que distorsionan así los resultados finales.

 Enlaces relacionados

https://notesdeseguretat.blog.gencat.cat/2018/02/19/la-evaluacion-de-la-policia-predictiva-el-caso-de-baden-wurttemberg-alemania/

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

 

Unión Europea: mejoras de la seguridad urbana para personas con discapacidad

Europa es un continente urbano. Cuatro de cada cinco personas viven en la ciudad. Para aquellos 80 millones de ciudadanos europeos que tienen algún tipo de discapacidad ir a la ciudad puede ser realmente complicado. La gente con discapacidad o movilidad reducida tiene derecho a moverse de manera independiente; por lo tanto, ¿hay alguna otra manera de diseñar ciudades a fin de que sean más accesibles para todo el mundo?

WheelchairLa última estrategia publicada por la Unión Europea ha sido por los derechos de los pasajeros de ferrocarril. Miembros del Parlamento Europeo han puesto de manifiesto que quieren fortalecer los derechos de los pasajeros de ferrocarril por todo el territorio europeo. Los parlamentarios consideran que tendría que haber una mayor compensación económica en caso de que haya retrasos y también piden más asistencia para personas con discapacidades. Todas las empresas europeas de ferrocarril tendrían que garantizar la asistencia gratuita para la gente con discapacidad o con movilidad reducida. También tendrían que garantizar una compensación total por pérdida o daños en el equipo de movilidad y por pérdida o daños en animales guía.

En el 2011, Europa pudo disfrutar de los primeros derechos integrados de los pasajeros que cubrían todos los métodos de transporte. Para una mejor consolidación de estos derechos, la Comisión Europea los revisó en septiembre del mismo año. El órgano definió 10 derechos de los pasajeros: en relación con la no discriminación, accesibilidad, información, asistencia, compensación, responsabilidad; y su aplicación a todas las formas de transporte. En la hoja de ruta sobre crear una única área de transporte en Europa, la Comisión recalcó la necesidad de sistemas de calidad, accesibles y seguros, para todos los servicios de transporte, como modo de promover el transporte público. También insistió en la necesidad de hacer más accesibles las medidas de transporte para las personas mayores y las personas con discapacidad o con movilidad reducida.

Además, la Unión Europea está trabajando para conseguir una legislación común en todos los Estados miembros para poder cubrir las necesidades básicas de las personas discapacitadas independientemente del país europeo en el que se encuentren. Por ejemplo, si una persona con una discapacidad reconocida se traslada a otro país de la UE, puede perder el acceso a prestaciones nacionales como la posibilidad de utilizar el transporte público de manera gratuita o reducida.

Según las Naciones Unidas, hay diferentes poblaciones que pueden sufrir riesgos similares dado que están expuestas a los efectos negativos de la ciudad, causados por el ambiente y los propios humanos. Pero su vulnerabilidad dependerá de sus condiciones socioeconómicas, su empoderamiento cívico y social, y su acceso a recursos de mitigación y socorro. Actualmente, hay muchos proyectos a escala local que intentan crear una mejor seguridad vial y urbana.

La red de proyectos locales puede crear tendencia e influir a otras ciudades europeas.

Links

https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/PDF/?uri=CELEX:52010DC0636&from=EN

http://fra.europa.eu/en/publication/2018/fundamental-rights-report-2018-fra-opinions

https://www.debatingeurope.eu/2016/04/05/how-can-cities-be-made-more-accessible-for-disabled-people/#.W_J5rIdKipo

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

 

Notable y sostenido descenso de la delincuencia juvenil en Australia

young offenders in AustraliaEl Instituto Australiano de Criminología ha publicado los resultados de una investigación llevada a cabo por Payne, Brown y Broadhurst sobre la carrera criminal de las generaciones de los nacidos el año 1984 y el año 1994. Se trataba de comprobar de qué manera influían las tendencias de la delincuencia que acompañaban los primeros años de la vida de las personas. El año 1984 se enmarcaba en una época de aumento constante de la criminalidad, mientras que el año 1994 presentaba la tendencia contraria. El estudio se centraba en la población del estado de Nueva Gales del Sur, que, por otra parte, es el más poblado del país. La generación de 1984 estaba integrada por 83.328 personas y la de 1994, por 89.373.

Los resultados han sido muy claros. El porcentaje de personas de menos de 21 años que ha cometido algún tipo de delito ha pasado de un 9,5% a un 4,8%. Si lo separamos por grupos de tipologías delictivas, nos encontramos que:

  • Los delitos violentos han pasado del 2,6% al 1,8% (reducción del 42%).
  • Los delitos contra la propiedad han pasado del 3,8% al 1,7%.
  • Los delitos contra la salud pública (drogas) han pasado del 1,7% al 1,3%.
  • Las alteraciones del orden han pasado del 3,3% al 1,9%.

En números absolutos, los jóvenes (-21 años) de la generación de 1984 han cometido 7.900 delitos, mientras que los de la generación de 1994 han cometido 4.341.

El estudio divide a los delincuentes entre ocasionales (1 delito), moderados (entre 2 y 4 delitos) y crónicos (5 o más). En este caso, la comparación muestra que en la generación del 94 la importancia relativa de los delincuentes crónicos es mayor. Mientras que en la generación del 84 los crónicos cometían el 23,1% del total de delitos, en la del 94 llegan al 31,5%. Así, aunque son menos que en el primer grupo (1,5% por 2,2%), son delincuentes mucho más prolíficos.

En relación con las causas de esta reducción de la delincuencia juvenil, el estudio apunta las siguientes:

  • Aumento de la seguridad de la propiedad privada y pública (medidas de seguridad y diseño de los edificios y de los vehículos).
  • El incremento de la riqueza en el territorio de Nueva Gales del Sur, que ha mejorado el nivel de vida de sus habitantes.
  • Disminución del tiempo que los menores pasan en la calle sin ningún tipo de supervisión (las actividades online en casa se mencionan como una de las causas, pero que puede abrir las puertas a otros tipos de delitos en la red).
  • Disminución del número de jóvenes que entran casualmente en la carrera criminal.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

El largo camino de modernizar las estadísticas sobre criminalidad (y 2)

La semana pasada publicamos un apunte sobre la nueva clasificación de delitos propuesta en los EE.UU. A continuación expondremos las principales conclusiones y propuestas del segundo informe publicado, el año 2018, por el mismo grupo de expertos sobre el nuevo sistema para medir la delincuencia.

La nueva clasificación comporta un cambio del concepto de ‘delito’ que no se basa en una definición legal, sino en la conducta de las personas. El objetivo es que, sea cuál sea la fuente utilizada para recoger la información, los hechos parecidos se asignen a la misma categoría. Por ejemplo, evitar que un hecho pueda ser considerado ‘agresión sexual’ en la encuesta (por la conducta que lo motiva) y ‘abuso sexual’ en los datos policiales (por la definición legal que lo regula). Con este objetivo, el nuevo catálogo amplía considerablemente la cantidad de categorías y recoge hechos que anteriormente no se contabilizaban.

En este sentido, un paso fundamental era descubrir las diferencias entre los hechos que quedan recogidos en las estadísticas actuales (tanto del registro policial como de las encuestas de victimización) y la nueva clasificación: las tipologías incorporadas en algunos casos se corresponden a hechos emergentes, y en otros casos se trata de categorías que se incorporan ahora a los recuentos estadísticos aunque ya eran considerados problemas graves (como los actos contra el medio natural o contra los animales).

La propuesta presentada por el grupo de expertos no consiste en la creación de un sistema de recogida y análisis de datos completamente nuevo, sino que promueve la mejora y modificación de los sistemas actuales (tanto con respecto a los datos policiales como a las de encuesta), con el fin de adaptar la recogida de datos a las nuevas categorías. También prevé la incorporación de fuentes de información complementarias, especialmente para las categorías añadidas a la nueva clasificación y para aquellas en que pueden tener más dificultad a la hora de obtener datos.

Además, recuerdan que ni todas las fuentes de información pueden recoger los mismos datos, ni hace falta la misma información de todos los hechos delictivos. En este sentido, el sistema también tiene que ser flexible para adaptarse a estas diferencias.  

El mayor énfasis se pone en el sistema de recogida de datos policiales, ya que los últimos años ha evolucionado menos que el de las encuestas, que ha tenido unos procesos de mejora y revisión más continuos. Para hacer viable la evolución hacia el nuevo sistema, el informe propone ir implementando las mejoras tan pronto como sea posible, cuando se alcancen unos niveles mínimos, y seguir perfeccionándolas hasta llegar al nivel óptimo.

El mayor inconveniente del sistema actual es que ni el FBI ni la BJS (la Oficina de Estadísticas de Justicia) lideran de un modo claro la recogida de los datos y sus responsabilidades se difuminan. En consecuencia, no ha habido un acercamiento claro entre unos datos y otros. Los autores reclaman que haya algún organismo que tenga este liderazgo y recomiendan que sea la Oficina responsable del presupuesto y de la gestión institucional quien explore y decida cómo hay que llevar a cabo la coordinación, y se responsabilice de esta gestión conjunta, así como de la revisión futura del sistema de clasificación.

En resumen, se pretende pasar de un sistema que enumera los delitos conocidos, principalmente a partir de denuncias, a un sistema que recoja información sobre la delincuencia, con el objetivo que el sistema estadístico permita analizar los datos desde varios puntos de vista (geográficos, demográficos, sociológicos o económicos) y que permitan aportar información más allá del mero recuento de ilícitos penales.

Los informes completos pueden consultarse en:

Modernizing Crime Statistics

Report 1: Defining and Classifying Crime (2016)

Report 2: New Systems for Measuring Crime (2018)

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

El largo camino de modernizar las estadísticas sobre criminalidad (1)

Uno de los muchos problemas por resolver en el ámbito de la seguridad es cómo conocer y medir los hechos que causan inseguridad, principalmente los delitos. Las principales herramientas existentes (estadística policial y encuestas de seguridad) son complementarias y tienen ventajas e inconvenientes, y resulta complicado combinar los resultados obtenidos en cada una de ellas.

Académicos y profesionales de los Estados Unidos debatieron, entre diciembre de 2013 y enero de 2017, cómo modernizar los sistemas e instrumentos para medir la delincuencia en su país. El encargo provenía de dos oficinas del Departamento de Justicia, el FBI y la Oficina de Estadísticas de Justicia (BJS, por su sigla en inglés), y tenía que cubrir tres ámbitos:

  • uno sustancial: desarrollar una nueva clasificación de los delitos;
  • uno metodológico: proponer un sistema de recogida de los datos, y
  • uno de implementación: recomendar cómo hay que llevar a cabo la recogida de los datos.

El primer informe de este grupo de expertos se publicó en mayo de 2016 y daba respuesta al primero de los ámbitos, la clasificación de los hechos delictivos. El objetivo era tener una visión de conjunto de las tipologías delictivas, a partir, entre otras fuentes, de los datos policiales y de los datos de encuestas.

El sistema de clasificación actual se basa en criterios establecidos entre 1929 y 1930, y se caracteriza por recoger pocos hechos que están regulados de modo muy parecido en todos los EE.UU. Por lo tanto, aunque es una clasificación pragmática y útil, también es demasiado rígida y estricta, y una de las voluntades del nuevo sistema de clasificación es que constituya un marco que permita incorporar nuevas figuras delictivas que puedan aparecer en un futuro.

La nueva clasificación se realiza con finalidades estadísticas y pretende que cualquier hecho delictivo pueda encajar en alguna categoría, pero sólo en una. Las definiciones de la clasificación ponen el énfasis en conductas, sin la voluntad de que estas tengan que corresponderse con las tipologías penales. Aunque la clasificación se piensa en relación con las infracciones penales, también tiene en cuenta que el análisis se hará sobre incidentes, que pueden incluir más de un hecho delictivo o relacionar a una o más víctimas o a uno o más autores.

Además de revisar el sistema actual, los precedentes históricos y las necesidades de los diferentes usuarios de las estadísticas de criminalidad, también han analizado otras experiencias en modernización de las estadísticas. Entre ellas, destaca la Clasificación Internacional de Delitos con Finalidades Estadísticas (ICCS, por su sigla en inglés), aprobada por las Naciones Unidas el año 2015 y que se establece como un estándar internacional que se ha tomado como marco de referencia incorporando modificaciones para tener en cuenta la realidad propia del país (como incidentes con armas de fuego).

Así, la nueva clasificación propuesta contiene 11 categorías de primer nivel (más genéricas), que, con alguna pequeña diferencia, se corresponden con las de ICCS:

  1. Actos que conducen a la muerte o intentan causar la muerte
  2. Actos que causan daño o intentan causar daño a las personas
  3. Actos injuriosos de naturaleza sexual
  4. Actos de violencia o amenazas de violencia contra las personas relacionados con la propiedad
  5. Actos que sólo atentan contra la propiedad
  6. Actos relacionados con sustancias controladas[1]
  7. Actos relacionados con el fraude, la estafa o la corrupción
  8. Actos contra el orden público y la autoridad
  9. Actos contra la seguridad nacional
  10. Actos contra el medio natural o contra los animales
  11. Otros actos delictivos no clasificados en las demás categorías

Este primer nivel de categorías se va subdividiendo, con mayor o menor detalle, hasta llegar a un máximo de cuatro niveles (X.X.X.X), con lo cual se obtienen 189 categorías diferentes (ICCS llega a 230 categorías).

La clasificación se acompaña de unos atributos o etiquetas que permiten una explotación adicional e, incluso, una reclasificación posterior. Estos atributos están relacionados con el incidente o con las distintas infracciones, víctimas o autores relacionados con cada incidente.

La próxima semana complementaremos la información con el resultado del segundo informe, publicado en marzo de 2018, en que se propone el sistema de recogida de datos y cómo implementarlo.

El informe completo se puede consultar en:

Modernizing Crime Statistics

Report 1: Defining and Classifying Crime (2016)

[1] Incluye drogas narcóticas y sustancias estupefacientes prohibidas o reguladas por las leyes, así como sus precursores.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français