Predvol, la herramienta de la policía francesa que predice las zonas con riesgo de robo de vehículos, mejora la operativa policial

En el año 2015, el Equipo del Administrador General de Datos (AGD) en el seno de la Dirección Interministerial Digital y del Sistema de Información y Comunicación del Estado francés (DINSIC),[1] desarrolló, en colaboración con el Servicio de Tecnologías y de Sistemas de Información de la Seguridad Interior (ST(SI),2 un modelo de predicción de los robos relacionados con vehículos. Esta colaboración ha permitido crear el Predvol, una herramienta para ayudar en la toma de decisiones de los policías que predice diariamente el riesgo de robos, presenta un histórico de los robos y una clasificación de los barrios en función del tipo de infracciones que tienen lugar.


Predvol se ha optimizado para ser utilizado con tableta táctil y se ha puesto en práctica en el departamento francés de Oise (en el norte del país), especialmente expuesto a los robos de vehículos. Concretamente, los gendarmes lo han incorporado como una herramienta para la toma de decisiones y lo han testado en la ciudad de Compiègne (una de las principales ciudades de Oise) a partir de mayo del 2016. Asimismo, la brigada anticriminalidad de la Dirección Departamental de Seguridad Pública de la policía nacional la testó en la ciudad de Beauvais, la capital del departamento.

Este programa es una herramienta predictiva[2] que utiliza un gran número de variables y algoritmos que permiten seleccionar cuáles de las variables son los mejores predictores para anticipar los robos de vehículos.

Tras seis meses de experimentación, una de las conclusiones ha sido que la atención de los operativos se orientaba no tanto a las predicciones de los robos diarios, sino a la visualización de los hechos ocurridos. Es decir, las predicciones eran muy eficaces, pero solo confirmaban las zonas de riesgo ya conocidas por los operativos; en cambio, la simple representación de los incidentes sobre un mapa implicaba mejoras en el servicio diario. Esta constatación propició la introducción de mejoras en la visualización de las infracciones. La visualización de las infracciones desde el momento en que son denunciadas favorece que los policías recojan datos de calidad y proporciona mejores resultados en la operativa policial.

Para ampliar la información véase: https://agd.data.gouv.fr/2018/01/12/predire-las-quieres-de-voitures/.

[1] La DINSIC está bajo la autoridad del primer ministro en el seno de la Administración pública francesa encargada de coordinar las acciones de las administraciones en materia de sistemas de información. http://www.modernisation.gouv.fr/mots-cle/dinsic; https://lannuaire.service-public.fr/gouvernement/administration-centrale-ou-ministere_194230

[2] Otros modelos predictivos: “regresión logística”, “bosque aleatorio”, XGBoost, Boosting, PredPol (predictive policing), mapas de calor evolutivos…

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

 

El pirata de las habitaciones de hotel

Hoy publicamos en el blog una entrada diferente: recogemos una historia singular que pensamos que puede ayudar a reflexionar sobre algunos aspectos de la seguridad y de los que podemos obtener algunos aprendizajes.

El año 2012, el analista de seguridad Cody Brocious descubrió una vulnerabilidad que afectaba a las cerraduras electrónicas de la marca Onity, instaladas en las puertas de multitud de hoteles de todo el mundo, y creó un pequeño dispositivo portátil con el que se podían llegar a abrir 10 millones de puertas de hotel.

El hallazgo, además de ser comunicado a la empresa, fue difundido en foros especializados en hackers y seguridad informática, y algún medio de comunicación como el periodista Andy Greenberg, de la revista Forbes se hizo eco de la noticia. A pesar de estas comunicaciones y de que en internet se replicaron demostraciones sobre diferentes dispositivos, cada vez más pequeños, que eran capaces de aprovechar esta vulnerabilidad, la empresa tardó en reaccionar y muchos hoteles no quisieron cambiar las cerraduras que se habían vuelto inseguras.

Aaron Cashatt, un joven de Arizona con problemas con las drogas, una breve carrera criminal y conocimientos de informática y electrónica, vio un programa de televisión en que se explicaba cómo piratear las cerraduras de las habitaciones de hotel. En el verano de 2012, con una inversión de unos 50 dólares, pudo replicar el dispositivo y lo probó en un hotel, de donde sustrajo unas cuantas toallas. Viendo la efectividad, fue perfeccionando sus golpes, aumentando el valor de los objetos sustraídos primero, televisores y equipamientos de las habitaciones y, más adelante, pertenencias de las personas alojadas y perfeccionando la herramienta que le permitía acceder a las habitaciones sin dejar rastro. Durante más de un año, las autoridades policiales de Arizona y de otros estados vecinos como Ohio o California estuvieron persiguiendo a un fantasma que entraba en las habitaciones de hotel sin dejar rastro. Y, a pesar de haber sido detenido y brevemente encarcelado por delitos anteriores, no fue hasta el verano de 2013 que pudieron relacionarlo con los cerca de 100 delitos que había cometido durante aquel tiempo, y finalmente acabó detenido, condenado y encarcelado por estos robos en hoteles.

Greenberg publicó en la revista Wired la historia de Cashatt en el verano de 2017 y, aunque no tenía conocimientos de informática, pudo replicar también la herramienta ideada por Brocious. Intentó utilizar el dispositivo en cuatro hoteles distintos se alojaba en las habitaciones que intentaba forzar para evitar cometer ningún delito y, sorprendentemente, tras cinco años que se conociera la vulnerabilidad de las cerraduras Onity, el dispositivo le funcionó en una de las habitaciones.

Esta historia nos permite reflexionar, entre otros, sobre algunos aspectos:

  • La multitud de actores con responsabilidad sobre la seguridad: en este caso, policía, hoteles, fabricantes de cerraduras… y piratas informáticos que descubren la vulnerabilidad.
  • La importancia de implementar medidas una vez se descubren las vulnerabilidades. Cashatt estuvo durante un año explotando la vulnerabilidad descubierta por Brocious y Greenberg demostró que, cinco años después, todavía suponía un riesgo para los establecimientos que no habían cambiado ni actualizado las cerraduras.
  • La necesidad de seguir las informaciones relacionadas con la seguridad. Aunque se había comunicado públicamente y difundido por los medios de comunicación, los cuerpos policiales no descubrieron el modus operandi de Cashatt hasta que lo detuvieron y le encontraron los dispositivos que utilizaba para entrar en las habitaciones.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

La evaluación de la Policía Predictiva: el caso de Baden-Württemberg (Alemania)

El aumento de los robos a domicilio en Alemania durante las últimas décadas ha provocado, entre otras medidas, el recurso a métodos de predicción del delito (predictive policing) que permitieran predecir en qué contextos existía riesgo de comisión de este delito para poder, así, tomar las medidas preventivas necesarias para evitar que se cometieran. Primero Baviera y, más recientemente, Baden-Württemberg empezaron a utilizar el software PRECOBS creado por el Instituto de Técnicas de Prognosis basadas en muestras y previamente experimentado en Suiza. Este software parte de la idea de que determinados delitos (robos a domicilio, en este caso), cometidos en determinadas circunstancias, suelen repetirse en las mismas áreas en los días siguientes. El éxito del robo haría que los autores valoraran aquel contexto como favorable para sus propósitos y repitieran la actuación en los próximos días. Si se identifican estos delitos y la policía toma medidas preventivas, se podría parar la repetición de los hechos delictivos.

A pesar del entusiasmo que han despertado estas metodologías predictivas en el mundo de la policía, no hay estudios empíricos que demuestren fehacientemente su eficacia. Es por eso que los responsables del proyecto piloto “Predictive Policing P4”, empezado en Baden-Württemberg el 30 de octubre de 2015, pidieron al Instituto Max-Planck una evaluación de la ejecución del proyecto. Los resultados de la evaluación, llevada a cabo entre el mes de noviembre de 2015 y abril de 2016 en las regiones policiales de Karlsruhe y Stuttgart, acaban de ser publicados, según informa el último número de la revista Polizei Newsletter.1 El informe explica que durante los seis meses de evaluación se produjeron 183 alarmas (prácticamente todas en zonas urbanas, raramente en zonas rurales). A partir de estas alarmas, la policía tomó varias medidas preventivas para impedir la repetición de los delitos en zonas próximas a donde habían tenido lugar. Los resultados fueron diferentes en función de las áreas. En algunas, los delitos disminuyeron (Stuttgart), mientras que en otras el efecto fue imperceptible (Karlsruhe).

El estudio comprendía una encuesta en línea a 700 policías relacionados, de una manera u otra, con el experimento, en el que se les preguntaba por su utilidad. Los resultados fueron diversos en función del puesto de la estructura policial en que trabajaban. Así, los miembros de la escala superior valoraron positivamente el método en un 65% y en las escalas ejecutiva e intermedia el porcentaje favorable fue de un 57%, mientras que en la escala básica sólo un 46% lo consideraron útil. Curiosamente, el porcentaje más alto de profesionales favorables a la continuidad del experimento (62%) se dio en Karlsruhe, donde su efecto parece más cuestionable, mientras que en Stuttgart, con un descenso de los robos a domicilio en este periodo, sólo un 41% se mostró favorable.

  1. La revista también tiene una versión en castellano, francés e inglés.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

 

Las estrategias policiales proactivas ¿son útiles?

La actuación policial proactiva puede ser entendida como “las estrategias de actuación policial que tienen como uno de sus objetivos la prevención o la reducción de la delincuencia y los desórdenes, y que no son reactivas en el sentido de prestar la atención de manera primaria a descubrir la delincuencia que se está produciendo o investigar o responder a los delitos una vez ya se han cometido”. Esta es la definición que se toma como referencia en el libro Proactive Policing: Effects on Crime and Communities, publicado por las National Academies of Sciences, Engineering and Medicine de los EE.UU. en noviembre de 2017.

El libro es el resultado de una investigación realizada por un comité científico formado por sociólogos, criminólogos, juristas y miembros de cuerpos de seguridad que pretendía revisar las evidencias y debatir sobre las carencias en los datos y la metodología sobre cuatro aspectos de la actuación policial proactiva en el combate contra la delincuencia:

  1. Los efectos o las diferentes formas como se implementa
  2. Si se aplica de una forma discriminatoria
  3. Si se utiliza de acuerdo con las leyes
  4. La reacción de la comunidad a esta estrategia de actuación

Para hacerlo, han establecido cuatro aproximaciones diferentes sobre la actividad policial proactiva: basada en el espacio, de resolución de problemas, centrada en las personas y basada en la comunidad. Cada una de estas aproximaciones tiene definidos sus propios modelos lógicos de prevención de la delincuencia, estrategias proactivas, objetivos primarios y vías principales para alcanzar sus objetivos, que se resumen en la siguiente tabla:

  Aproximación basada en el espacio Aproximación de resolución de problemas Aproximación centrada en las personas Aproximación basada en la comunidad
Modelo lógico para la prevención de la delincuencia Capitalizar la evidencia de la concentración del delito en sitios micro-geográficos Utilizar una aproximación de orientación al problema, que busca identificar problemas como patrones a través de hechos delictivos y, posteriormente, identificar las causas de estos problemas Capitalizar las fuertes concentraciones de delitos entre una pequeña proporción de la población criminal Capitalizar los recursos de las comunidades para identificar y controlar la delincuencia
Estrategias policiales Policía de puntos calientes; policía predictiva; sistemas de video-vigilancia (CCTV) Policía orientada a los problemas; policía de terceras partes; partenariados proactivos Detenciones dirigidas; programas de multirreincidentes; paros y cacheos Policía orientada a la comunidad; policía de procedimiento de justicia; policía de ventanas rotas
Objetivo primario Prevenir la delincuencia en pequeños espacios Resolver problemas recurrentes para prevenir la delincuencia futura Prevenir y disuadir delitos concretos centrándose en los delincuentes conocidos Mejorar la eficacia colectiva y la colaboración de la comunidad con la policía
Puntos principales para conseguir el objetivo Identificar los puntos calientes donde se concentra la delincuencia y aplicar estrategias centradas en estos sitios Escanear y analizar problemas criminales, identificar soluciones y valorarlos (modelo SARA)[1] Identificar a los delincuentes conocidos con una tasa de hechos cometidos y aplicar estrategias sobre estos delincuentes específicos Desarrollar estrategias que incorporan la comunidad o cambiar la manera como la policía interacciona con los ciudadanos
 

Fuente: National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine (2017, pág. S-2)

El informe ha encontrado evidencias que, como mínimo a corto plazo, muchas prácticas de policía proactiva tienen éxito en el objetivo de reducir la delincuencia y el desorden, sin estropear las relaciones entre la policía y la comunidad. No obstante, algunas carencias en la investigación realizada hacen que no se puedan valorar otras cuestiones importantes, como la legalidad de los procedimientos policiales o las conductas discriminatorias por motivos raciales. Tampoco se han podido comprobar los efectos de este tipo de estrategias policiales a largo plazo o aplicadas en un ámbito mayor que el local.

[1] Modelo SARA, acrónimo de Scanning, Analysis, Response and Assessment (escanear, analizar, responder y valorar).

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

La Fiscalía Europea entra en escena

Es sabido que uno de los objetivos de la Unión Europea es la creación de un espacio de libertad, seguridad y justicia. El último paso, hasta ahora, para alcanzarlo lo ha dado el Consejo de la Unión Europea con la aprobación del Reglamento (UE) 2017/1939 [1] del Consejo, de 12 de octubre de 2017, por el que se establece una cooperación reforzada para la creación de la Fiscalía Europea. Lo ha hecho atendiendo allí que el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) establece la cooperación judicial en materia penal y siguiendo la propuesta de la Comisión Europea y con la aprobación del Parlamento Europeo. [2]

De conformidad con el artículo 86 del TFUE, la Fiscalía Europea tiene que crearse a partir de Eurojust. Eso significa que el Reglamento 2017/1939 tiene que establecer una estrecha relación entre ambas basada en la cooperación mutua.

El ámbito material de competencias de la Fiscalía Europea queda limitado a las infracciones penales que perjudiquen los intereses financieros de la Unión de acuerdo con lo que dispone el TFUE. De este modo, las funciones de la Fiscalía Europea tienen que ser investigar, procesar y llevar a juicio a los autores de los delitos contra los intereses financieros de la Unión, así como los delitos que están indisociablemente vinculados a ellos.

Así, atendiendo al principio de subsidiariedad, las infracciones que perjudiquen los intereses financieros de la Unión, a causa de su dimensión y efectos, se pueden combatir mejor a escala de la Unión. Y por lo que respecta al principio de cooperación leal, tanto la Fiscalía Europea como las autoridades nacionales competentes tienen que ayudarse e informarse mutuamente con la finalidad de luchar con eficacia contra las infracciones incluidas en el ámbito de competencia de la Fiscalía Europea.

El Reglamento prevé que la Fiscalía Europea elabore y haga público un informe anual sobre sus actividades generales que incluya como mínimo datos estadísticos sobre el trabajo de la Fiscalía Europea.

La Fiscalía tiene que ser un órgano indivisible de la Unión, que funcione como un solo organismo. Además, con la finalidad de garantizar la coherencia de la actuación de la Fiscalía Europea y, por lo tanto, una protección equivalente de los intereses financieros de la Unión, la estructura organizativa y el proceso de decisión interno de la Fiscalía Europea tienen que permitir en la oficina central controlar, dirigir y supervisar todas las investigaciones iniciadas por los fiscales europeos delegados y los procesos penales en que estos intervengan.

El fiscal general europeo ejercerá sus funciones como jefe de la Fiscalía Europea y asumirá responsabilidades ante el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión. En un ámbito descentralizado, habrá los fiscales europeos delegados, establecidos en los estados miembros.

El Reglamento requiere que la Fiscalía Europea respete, en particular, el derecho a un proceso judicial imparcial, los derechos de la defensa y la presunción de inocencia, consagrados en los artículos 47 y 48 de la Carta.

Las actividades de la Fiscalía Europea se llevarán a cabo con plena conformidad con los derechos de los sospechosos o acusados consagrados en la carta, incluidos el derecho a un proceso imparcial y a los derechos de defensa.

Igualmente, tiene que garantizarse a toda la Unión una aplicación coherente y homogénea de las normas de protección de los derechos y las libertades fundamentales de las personas en el respeto al tratamiento de los datos personales.

La Fiscalía tiene que poder obtener cualquier información que afecte a su competencia almacenada en las bases de datos y registros de las instituciones, órganos y organismos de la Unión.

[1] Directiva (UE) 2017/1371 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de julio de 2017, sobre la lucha contra el fraude que afecta a los intereses financieros de la Unión a través del Derecho Penal.

[2] Aprobación de 5 de octubre de 2017.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

 

¿Hay que esperar la perfección de los coches autónomos antes de autorizarlos?

Uno de los avances tecnológicos que puede afectar más a nuestra vida diaria en un futuro más o menos próximo es el de los vehículos autónomos, aquellos que circulan sin que ninguna persona los maneje o los controle. En estos momentos, más allá de las cuestiones relacionadas con la técnica, el debate público sobre estos vehículos se centra en su seguridad, factor clave a fin de que puedan recibir la autorización de las administraciones públicas para circular.

Nidhi Kalra y David G. Groves, investigadores de la Rand Corporation, han publicado una investigación en que analizan 500 escenarios diferentes valorando la introducción, adopción y mejora de los vehículos autónomos, con el fin de responder a las siguientes cuestiones:

  • ¿Cómo de seguros tienen que ser los vehículos autónomos antes de ser autorizados para el uso público?
  • ¿Bajo qué condiciones se pueden salvar más vidas por cada una de las políticas a corto y largo plazo y cuántas vidas se salvan?
  • ¿Qué sugieren las pruebas sobre las condiciones que generan pequeños costes de espera de mejoras significativas previas a la implementación?
  • ¿Qué implica eso para las políticas que dirigen la introducción de los vehículos autónomos en el uso de los consumidores?

El modelo que han diseñado para hacer el análisis compara la accidentalidad y las muertes que se causarían si se autoriza a los vehículos autónomos a circular cuando se haya comprobado que estos mejoran un 10% la media de la conducción humana o si se espera a que esta mejora sea de entre el 75 i el 90%.

La conclusión a que llegan es que habría que autorizar la circulación de los vehículos autónomos una vez se haya superado la media de conducción segura de los humanos en un 10%. La razón principal sería el ahorro de vidas humanas (centenares o miles a corto plazo y miles a largo plazo), que se produciría por dos motivos. El primer motivo sería que, una vez los vehículos autónomos tengan, por término medio, una conducción más segura que la conducción humana, su uso empezaría a reducir la accidentalidad. Aunque esta reducción fuera pequeña, el tiempo transcurrido entre el nivel de seguridad aceptable y el nivel de seguridad ideal acumularía un número de vidas humanas salvadas. El segundo motivo es que la autorización de estos vehículos fomentaría su uso y aumentaría de forma considerable los datos disponibles para el análisis. De este modo, se aceleraría la evolución en la conducción autónoma y los niveles de seguridad que superen entre un 75 i un 90% a los de la conducción humana llegarían antes.

Fuente: Kalra, Nidhi; Groves, David G. The enemy of Good. Estimating the Cost of Waiting for Nearly perfect Automated Vehicles. Rand Corporation.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Los datos de las ambulancias pueden ayudar a la policía

Las situaciones de crisis y escasez a menudo implican un mayor y mejor aprovechamiento de los recursos disponibles. Con esta premisa, investigadores británicos han estudiado si la policía podía hallar información adicional y reducir la cifra oscura de algunos hechos delictivos a partir de los datos generados por otro servicio público: las ambulancias.

Según el registro policial, los delitos violentos contra personas aumentaron un 19% en Inglaterra y Gales entre 2015 y 2016. Esta cifra puede estar condicionada por la mejora en el cambio de sistema de recogida de datos, ya que los datos de la encuesta de victimitzación de Inglaterra y Gales (Csew) muestran incrementos del 4%, que no se consideran estadísticamente significativos.

Además, los cuerpos policiales de Inglaterra y Gales se han visto afectados por grandes recortes presupuestarios. En este contexto, y con la filosofía de hacer más con menos, la policía de West Midlands y la sección europea de la Rand Corporation consiguieron una beca de investigación para la innovación policial con el fin estudiar si podían utilizarse los datos recogidos por ambulancias al vigilar las agresiones y si podrían aprovecharse para diseñar planes de prevención de la violencia.

Se han analizado los datos de servicios de emergencia relacionados con violencia de las ciudades de Birmingham, Coventry y Wolverhampton en el periodo 2012-2015, así como los datos policiales de estas ciudades en el mismo plazo de tiempo.

El principal resultado a que han llegado ha sido la implementación exitosa de un sistema que ha mejorado el modo en que se comparten los datos entre el servicio de ambulancias y la policía de West Midlands. Además, la comparativa entre los datos de ambas fuentes ha permitido detectar que:

  • Los datos recogidos por las ambulancias proporcionan información sustancial sobre los hechos violentos. Más del 66% de los incidentes recogidos por las ambulancias no se hallaba en el registro policial.
  • En West Midlands hay una media de 16 avisos diarios en ambulancias por hechos violentos, y eso implica un alto volumen de datos que habitualmente no quedan recogidos en el registro policial.
  • Una parte de los datos relacionados con las ambulancias se recogen de forma automática, como la localización de cada llamada. Eso implica que puede ser trabajada y compartida sin un esfuerzo adicional.
  • La policía no registra todos los casos violentos en que intervienen. Esta es la explicación al hecho de que sólo se han podido relacionar el 34% de los servicios de ambulancia con registros policiales, mientras que el 55% de los avisos a las ambulancias provenían de agentes de policía.

Aunque los resultados parecen prometedores, los investigadores destacan que todavía queda demostrar la efectividad de los datos de las ambulancias con respecto a la prevención de la violencia, y proponen ampliar el debate en el ámbito nacional y profundizar en el cruce de datos de incidentes en que ha habido presencia de ambulancias y de policías. Además, también plantean líneas de investigación futura, incluso con alguna línea de experimentación.

En junio de 2016, ya recogíamos en este blog otra iniciativa parecida, también en el contexto británico. En aquel caso, la información no era de ambulancias sino de hospitales. La información pretendía analizar la evolución en el número de víctimas atendidas en los hospitales, y compararla con las evoluciones de la delincuencia violenta en la encuesta de victimización y al registro policial.

Fuente: Shuterland, Alex; Strang, Lucy; Stepanek, Martin; Giacomantonio, Chris; Boyle, Adrian. Using Ambulance Data for Violence Prevention. Rand Corporation

https://www.rand.org/pubs/research_reports/RR2216.html

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

La Europol lanza la plataforma SIRIUS para facilitar las investigaciones en línea

La plataforma SIRIUS es una solución práctica e innovadora destinada a hacer frente a los retos actuales a que hace frente la aplicación de la ley en las investigaciones en el ámbito de internet.

Los delincuentes que operan en internet cada vez utilizan más herramientas y servicios fácilmente accesibles y creados por otros (el conocido Crime-as-a-Service). Eso provoca que las autoridades policiales se enfrenten a un reto muy complejo cuando se llevan a cabo investigaciones criminales en línea.

Para hacer frente a este desafío y para dar un mejor apoyo a las investigaciones de los estados miembros de la UE en internet, Europol lanzó oficialmente la plataforma SIRIUS durante una reunión en La Haya en el mes de octubre de 2017.

SIRIUS es una plataforma web segura para los profesionales de la aplicación de la ley que les permite compartir conocimientos, buenas prácticas y conocimientos técnicos en el campo de las investigaciones de delincuencia favorecidas por internet, con especial atención a la lucha contra el terrorismo. Su innovador enfoque colaborativo ofrece a los investigadores una plataforma para intercambiar de forma rápida y eficaz conocimientos técnicos, manuales y consejos, así como herramientas para ayudarlos a analizar la información recibida por los distintos proveedores de servicios en línea. La plataforma también aborda otros retos en las investigaciones criminales, como racionalizar las solicitudes a los proveedores de servicios en línea y mejorar la calidad del registro de respuesta.

SIRIUS pretende fomentar el co-desarrollo de herramientas y soluciones que puedan servir de base a investigaciones basadas en internet. Con esta finalidad, Europol organizará una reunión bianual en La Haya, que prevé reunir policías expertos en programación informática para desarrollar conjuntamente herramientas y soluciones comunes.

El impulso político del Foro de Internet de la UE y el trabajo de la Comisión Europea sobre el acceso transfronterizo a pruebas electrónicas, generó que se propusiera la plataforma SIRIUS como una solución práctica que responde a la demanda de un portal de información y apoyo en línea en el ámbito de la UE.

La reunión inicial de SIRIUS, celebrada en la sede de Europol, reunió a más de 100 profesionales de 30 países y más de 60 organizaciones diferentes, incluyendo la aplicación de la ley y las autoridades gubernamentales de los estados miembros de la UE y terceros socios, así como representantes de Facebook, Google, Microsoft, Twitter y Uber.

Esta reunión anual de SIRIUS y los acontecimientos bianuales demuestran el compromiso de Europol de estar a la vanguardia de la innovación para dar apoyo a las investigaciones delictivas que favorece internet.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

¿Qué le hace falta a la policía para utilizar el Big Data?

Las organizaciones policiales, por su actividad diaria, generan, almacenan y procesan grandes cantidades de datos, en el ámbito de los macrodatos (Big Data). Desgraciadamente no siempre disponen de las tecnologías y técnicas que permiten obtener un valor añadido. Esta es una de las conclusiones a las que llega Alexander Babuta en su informe Macrodatos y trabajo policial. Una valoración de las necesidades, expectativas y prioridades de los cuerpos de seguridad [1]  [británicos], publicado por el Instituto de Servicios Reales Unificados para los Estudios de Defensa y Seguridad [2]  (RUSI por sus siglas en inglés).

El autor destaca que la investigación relacionada con los macrodatos es prolífica, pero existe una falta de estudios sobre el uso en el trabajo policial en el Reino Unido. Babuta intenta contribuir a llenar este vacío. Su investigación empezó con una revisión de la documentación (tanto académica como institucional) de las estrategias policiales y de los informes del sector privado sobre la utilización de los datos por la policía. A continuación entrevistó a 25 trabajadores de cuatro cuerpos policiales (entre policías y personal de apoyo) y 5 expertos de los sectores tecnológico y académico. Finalmente, condujo un grupo de trabajo con representantes de cinco cuerpos policiales, así como del Ministerio del Interior [3] , de la Academia Superior de Policía [4]  y del ámbito universitario.

Los dos grandes problemas que identifica el investigador son la falta de un espacio único donde guardar e ir a recuperar los datos y la ausencia de una tecnología que dé sentido a los datos. También destaca cuatro ámbitos prioritarios en los que la tecnología relacionada con los macrodatos se puede aplicar al trabajo policial:

  • Aprovechar los mapas de predicción de delincuencia para destinar a las patrullas allí donde hay mayor probabilidad de que sucedan los delitos.
  • Utilizar la analítica predictiva para identificar los riesgos asociados a determinadas personas, tanto potenciales autores como potenciales víctimas.
  • Utilizar la analítica avanzada para intentar aprovechar todo el potencial de los sistemas de grabación de imagen (circuitos de videovigilancia) y de los datos de los sistemas de reconocimiento automático de matrículas.
  • Aplicar la tecnología de los macrodatos a las fuentes de datos abiertos, para obtener un mejor conocimiento de algunos problemas de delincuencia.

El autor plantea 14 recomendaciones dirigidas a cuerpos policiales y responsables de seguridad; a los organismos nacionales (Ministerio del Interior, Academia Superior de Policía y Police ICT Company[4]), y a desarrolladores de software, incluyendo tres futuras líneas de investigación.

Las propuestas de Babuta que pueden resultar más relevantes de cara a las ciencias sociales son:[6]

  • Priorizar la exploración de la potencialidad del software de los mapas destinados a hacer predicción.
  • Utilizar los datos nacionales, no solo los locales, cuando se quiera predecir los riesgos asociados a individuos.
  • Incluir en todas las aplicaciones de datos un registro que permita documentar cualquier cambio realizado en el conjunto de datos.
  • Profundizar en la investigación sobre el software de predicción de la delincuencia para poder generar modelos de predicción por segmentos de calle.
  • Explorar los usos potenciales de la modelización del terreno en base al riesgo (RTM)[7] para identificar las áreas donde hay mayor riesgo de sufrir delitos.
  • Explorar el uso de matrices de daños para valorar los daños causados por diferentes tipos de delitos.

El informe se presentó públicamente el 6 de septiembre de 2017 y se puede ver una presentación en el siguiente enlace:

https://rusi.org/event/paper-launch-%E2%80%93-big-data-and-policing-assessment-law-enforcement-requirements-expectations-and

[1] El título original es “Big data and Policing. An Assessment of Law Enforcement Requirements, Expectatins and Priorities”

[2]Royal United Services Institute for Defence and Security Studies

 [3]Home Office

 [4]College of Policing

[5] Police ICT Company es una empresa con capital público creada y gestionada por los responsables de seguridad para mejorar las tecnologías de la información y la comunicación con el objetivo de mejorar la seguridad de la ciudadanía.

[6] Según la red de investigadores Method Space.

[7] El RTM es una metodología de trabajo derivada del análisis de los riesgos de determinados espacios, formulado por los profesores Caplan y Kennedy de la Universitat Rutgers. Se puede ampliar la información en http://www.riskterrainmodeling.com/.

 _____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Mejorar la participación de los niños infractores en la justicia juvenil

Observatori Internacional de Justícia Juvenil (OIJJ)El Observatorio Internacional de Justicia Juvenil (OIJJ) y la Universidad de Leiden han publicado materiales para formar a los profesionales que trabajan con los operadores de la justicia en un tema complejo como es el de la participación de los niños infractores en la justicia juvenil. Con el título ¿Puede escucharme a alguien?, hasta ahora han editado un manual para adaptar los sistemas europeos de justicia juvenil a los menores y una guía para programar sesiones de formación a profesionales.

El manual trata sobre los aspectos legales de los derechos de los niños, las técnicas de interrogatorio, la comunicación, la psicología del niño y las habilidades pedagógicas. Dado que en 2016 se publicó una nueva Directiva europea relacionada con la justicia juvenil [1], el manual incluye información sobre su contenido y sobre cómo aplicarla de acuerdo con los estándares europeos e internacionales en este ámbito. También se puede utilizar para formar profesionales en los ámbitos de la justicia restaurativa y de la mediación. La base del documento son las prácticas y técnicas consideradas prometedoras relacionadas con la justicia adaptada a los niños. Los cinco capítulos del manual tratan los siguientes temas:

  • La normativa internacional y europea sobre justicia juvenil y desarrollo adolescente
  • Los requisitos generales con respecto a tres ámbitos:
    • Los procedimientos en que participan niños en conflicto con la ley
    • El derecho a la asistencia legal o a otros tipos de asistencia
    • El papel de los padres en la justicia juvenil
  • La participación efectiva de los niños, tanto con respecto al derecho a la información como al derecho a ser escuchados
  • Las habilidades comunicativas de los actores que intervienen en el procedimiento y que tienen que tratar con los niños en conflicto con la ley
  • El seguimiento y apoyo, focalizados en cómo incorporar las opiniones de los niños en conflicto con la ley a las decisiones y cómo explicar estas decisiones

La guía, que complementa el manual, está destinada a los instructores que tengan que elaborar y ejecutar programas formativos. Por lo tanto, la estructura es muy parecida a la del manual, pero añade elementos para preparar estas actividades didácticas, con preguntas y respuestas en las distintas secciones del documento que pueden servir de ejercicios en las actividades formativas.

Estas publicaciones son el resultado del proyecto “Mejorando los sistemas de justicia juvenil en Europa: Formación para profesionales”, coordinado por el OIJJ, en el que han participado también doce entidades más, públicas y privadas, de varios países miembros del Consejo Europeo de Justicia Juvenil. El objetivo principal del proyecto ha sido mejorar los sistemas de justicia juvenil en la Unión Europea y comprender en qué aspectos pueden ser más eficientes o adaptarse mejor a los niños, centrándose en aplicar mejor las directrices del Consejo de Europa sobre una justicia adaptada a los niños y a los estándares internacionales.

[1] Directiva (UE) 2016/800 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de mayo, relativa a las garantías procesales de los menores sospechosos o acusados en procesos penales

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français