Representantes de centenares de ciudades de todo el mundo quieren reducir a la mitad la violencia para el 2030

El Comité Ejecutivo del Parlamento Mundial de Alcaldes (GPM) entrega una resolución internacional al secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, con el fin de acelerar los esfuerzos por reducir a la mitad la violencia en el año 2030. El GPM, junto con Peace in Our Cities, lanzó esta resolución en junio de 2020. Ha sido firmada por más de 60 ciudades, junto con redes de ciudades que representan más de 1.500 ciudades y áreas metropolitanas.

El alcalde de GPM, Marvin Rees, entregó la resolución el Día Internacional de la Paz de las Naciones Unidas,“Peace One Day”, en una reunión de defensores mundiales de los derechos humanos destinada a fomentar la paz y la reducción de la violencia. GPM y Peace in Our Cities trabajan con Pathfinders, una coalición de 36 gobiernos nacionales y 100 socios no gubernamentales, para acelerar la acción y la inversión en la paz, la justicia y la inclusión en todo el mundo.

El desafío global de la violencia exige ​​una respuesta global. Aunque los gobiernos son clave para prevenir conflictos, combatir la delincuencia y reducir la violencia doméstica, las ciudades son todavía más protagonistas a la hora de prevenir y reducir la violencia.

Con respecto a la resolución, es la primera vez que ciudades de todo el mundo se unen para formar una posición común sobre prevención y reducción de la violencia. Junto a GPM y Peace in Our Cities se encuentra el Foro Europeo para la Seguridad Urbana (EFUS), el Foro Africano para la Seguridad Urbana (AFUS), el Mayors Migration Council (MMC), Strong Cities Network (SCN) y la Conferencia de Alcaldes de los EE. UU. (USCM).

La pandemia originada por el COVID-19 está provocando devastadoras consecuencias sociales, económicas y políticas en todo el mundo. También aumenta el riesgo de violencia organizada e interpersonal en entornos de renta alta, media y baja. Las mujeres y los niños, en particular, experimentan un mayor riesgo de violencia, especialmente en casa y en el mundo virtual, igual que los más vulnerables, incluidas las personas desplazadas y las que viven en zonas afectadas por conflictos. La amenaza de violencia criminal también aumenta, así como el espectro de disturbios sociales y políticos. Estos retos se enfrentan de manera más aguda en las ciudades.

La resolución compromete a los líderes de las ciudades a reducir significativamente todas las formas de violencia letal en ellas, invertir en soluciones basadas en evidencias, trabajar en asociaciones con organizaciones nacionales e internacionales, centrarse en las comunidades más vulnerables, empoderar a los supervivientes y los jóvenes, romper los ciclos de violencia intergeneracionales y combatir el extremismo digital.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Avances en justicia, derechos humanos y seguridad ciudadana en Centroamérica

Países como El Salvador, Honduras y Guatemala enfrentan desafíos constantes para abordar la inseguridad, la impunidad y la corrupción. Los gestores de políticas públicas necesitan respuestas para determinar la forma más estratégica para mejorar la gobernanza de la región.

Como explica WOLA, desde el Monitor Centroamericano se practica la recopilación y análisis de una serie de indicadores cualitativos y cuantitativos en ocho áreas fundamentales relacionadas con la seguridad ciudadana, la justicia y los derechos humanos.

Desde el Monitor se ofrecen infografías e informes que examinan las medidas que cada país está implementando para fortalecer el estado de derecho y la seguridad ciudadana.

Los datos recopilados y analizados han mostrado tendencias y áreas de preocupación en la región, entre las cuales podemos mencionar las siguientes:

  • En toda la región se consiguieron importantes avances en la lucha contra la corrupción. A pesar de todo, persisten los problemas para actualizar o reformar la legislación vigente e incluso, en determinados casos, se aprobaron leyes regresivas. La capacidad de los tres países para impedir que la corrupción persista es un asunto especialmente urgente pero complicado en medio de la pandemia del COVID-19.
  • Aunque existen leyes y mecanismos de transparencia, hay sinergias que impiden que funcionarios e instituciones públicas publiquen la información pública de forma diligente. Por ejemplo, algunas de las instituciones examinadas, concretamente los ministerios encargados de la defensa y la seguridad pública, se quedan cortos en cuanto a poner a disposición del público información importante sobre su funcionamiento. En Honduras, por ejemplo, el órgano encargado de examinar las declaraciones financieras de los funcionarios públicos no tiene forma de determinar  de manera proactiva que la información sea veraz y exacta.
  • Persiste un alto nivel de impunidad por los delitos relacionados con violaciones de derechos humanos, asesinatos y amenazas contra defensores de derechos humanos, aunque Honduras y Guatemala han adoptado medidas que, en principio, están dirigidas a crear un entorno más proclive para el ejercicio de la protección de los derechos humanos. Hay que destacar como tendencia preocupante el abuso del derecho penal para tratar de impedir o detener la tarea de los defensores de los derechos humanos. En Honduras, entre 2014 y 2017, 141 defensores de los derechos humanos fueron asesinados.
  • Se han aprobado leyes especializadas para ayudar a prevenir, detectar y combatir la violencia y la delincuencia organizada. Si bien las tasas generales de homicidio disminuyeron, la violencia y la inseguridad siguen a la cabeza de las principales preocupaciones de la población. En El Salvador, nueve de cada diez casos de secuestro asumidos por el Ministerio Público fueron archivados y ocho de cada diez en el caso de los homicidios.
  • Los sistemas de justicia de toda la región no cuentan con los recursos humanos necesarios y tienen que hacer frente a amenazas que comprometen su independencia. Estas cuestiones comprometen la capacidad de los sistemas de justicia para investigar y enjuiciar los delitos de manera eficiente. Por ejemplo, en el año 2014 en Guatemala tan solo un 2% de las denuncias presentadas al Ministerio Público acabaron en condena.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

¿Se pueden reducir a la mitad la mayoría de formas de violencia?

UNODC

La violencia siempre ha sido uno de los retos mundiales más importantes para la humanidad. Centenares de millones de hombres, mujeres y niños han sido asesinados o afectados por conflictos armados, crímenes, extremismos y violencia sexual y de género.

La violencia corroe a las instituciones democráticas y perjudica los derechos humanos fundamentales. También hay un riesgo de que se aumenten determinadas formas de violencia colectiva en la próxima década, sobre todo por las tensiones que provoca el cambio climático y los riesgos que comportan las nuevas tecnologías.

Aunque lejos de los titulares mediáticos, durante el último medio siglo se ha avanzado en la prevención y reducción de muchos tipos de violencia.

La disminución relativamente reciente de la violencia no garantiza que continúe hasta bien entrado el siglo XXI. Pero con intervenciones dirigidas y financiación sostenida, sobre todo en las ciudades, la mayoría de formas de violencia podrían bajar todavía más. Esta es, de hecho, una de las aspiraciones centrales del objetivo de la campaña sustainabledevelopment.un.org/sdg16. El mundo tiene una oportunidad real de reducir la violencia a la mitad hacia el año 2030. Para conseguirlo, será necesario hacer un balance de dónde estamos y tomar decisiones sobre dónde queremos ir. Precisamente esto es lo que pretenden alcanzar iniciativas atrevidas como el Pathfinders Partnership.

Es importante reflexionar sobre cuántas personas se ven afectadas por la violencia. Aunque es difícil medirlo con precisión, hasta 600.000 personas, incluidas casi 100.000 mujeres y niñas, mueren en todo el mundo como consecuencia de conflictos, delitos, violencias extremistas y asuntos extrajudiciales. Millones más sufren heridas físicas y psicológicas relacionadas con la guerra, la criminalidad y la violencia sexual y de género. Más de 40 millones de personas son desplazadas por violencia, incluidos 26 millones de refugiados. Si no se toman medidas para cambiar el curso actual, no es del todo seguro que estas tendencias mejoren en la próxima década. Sin embargo, si se toman medidas para revertir estas tendencias, se podrían ahorrar, literalmente, centenares de miles de vidas y millones de dólares en reconstrucción, reparaciones, pérdidas de productividad y reclamaciones de seguros.

El primer paso para reducir la violencia de manera efectiva para el 2030 es tener una idea clara de cómo se distribuye en el tiempo y el espacio. Tomamos el caso de la violencia letal. Hay una percepción errónea de que hay más personas que mueren violentamente en las zonas de guerra que en los países en paz.

Un segundo paso es determinar dónde se concentra la violencia y quién tiene más riesgo. Una parte considerable de toda la violencia (es decir, muertos, heridos y violaciones) se concentra en las ciudades.

El tercer paso es reconocer los factores de riesgo que generan varios tipos de violencia. Aunque la violencia es plurifactorial, destacan varios riesgos recurrentes. Por ejemplo, la desigualdad social y la económica.

Se necesitarán colaboraciones mundiales sin precedentes para reducir la violencia en un 50% durante los próximos diez años. Pero hay motivos para el optimismo. Por primera vez, la ONU y el Banco Mundial se han unido tras un marco común para prevenir los conflictos. Entidades como la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) se han comprometido a reducir la violencia. La entidad ONU Mujeres ha anunciado la Iniciativa Spotlight para acabar con la violencia contra las mujeres y UNICEF ha unido fuerzas con otras para avanzar en las estrategias INSPIRE para ayudar a los gobiernos a mejorar la seguridad para todos. Otra iniciativa prometedora es la campaña global para acabar con la violencia contra los niños, que ya ha recaudado cerca de 38 millones de dólares.

https://www.weforum.org/agenda/2019/10/most-forms-of-violence-can-be-halved-by-2030-heres-how/

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

 

En trámite en El Salvador una ley para identificar a miembros de pandillas

Un grupo de diputados de la Asamblea Legislativa de El Salvador está analizando una ley que podría permitir identificar a las personas que forman parte de las pandillas Mara Salvatrucha -MS13- o Barrio 18.

Se trataría del Anteproyecto de la ley especial de registro de las agrupaciones ilícitas y organizaciones terroristas, de sus miembros y colaboradores. Este Anteproyecto está siendo estudiado por parlamentarios de la Comisión de Seguridad Pública y Combate a la Narcoactividad.

Además, el Congreso explicitó que esta iniciativa legislativa tiene el propósito de identificar y clasificar a los miembros de las pandillas con la ayuda de la información proporcionada por el organismo de inteligencia del Estado y por la Policía, lo cual permitiría desarticular y desmontar estas estructuras delictivas.

La ley proporcionaría al Estado una herramienta administrativa para combatir de manera integral el principal problema de seguridad del país.

Este Anteproyecto será presentado a las autoridades del Gabinete de Justicia y Seguridad y al fiscal general, Raúl Melara, a fin de que conozcan el objeto y alcance de la normativa y, una vez den el visto bueno, los diputados podrán emitir un dictamen favorable para que entre en el Pleno del Congreso para someterla a votación y, en su caso, aprobarla.

Una vez aprobada esta ley, el órgano legislativo, a través de los diputados de la Comisión de Seguridad Pública, solicitarán la derogación de la Ley de proscripción de maras, pandillas, agrupaciones, asociaciones y organizaciones de naturaleza criminal, aprobada en el año 2010, porque se considera inaplicable.

Las autoridades de El Salvador responsabilizan a las pandillas MS13, Barrio 18 y otras más reducidas de los altos índices de homicidios. Hay que mencionar que, en los últimos cinco años, se ha llegado a la cifra de 103 homicidios por cada 100.000 habitantes, datos que convierten a este país en uno de los más violentos del mundo.

Estos grupos criminales, fenómeno considerado una herencia de la guerra civil (1980-1992) y que se fortaleció con la deportación de miembros desde Estados Unidos, han resistido todos los planes de seguridad implementados por las últimas cuatro administraciones.

En El Salvador, cerca de un 25% de la población reconoce haber sido víctima de extorsión por parte de miembros de pandillas.

Enlaces de interés:

https://blogs.iadb.org/es/inicio/

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Programas de relaciones saludables y prevención de la violencia de pareja en las escuelas de Canadá

La agencia federal canadiense encargada de defender los derechos de las mujeres y velar por el cumplimiento de la ley es el Status of Women Canada. Como tal, esta agencia promueve la igualdad de género y la total participación de las mujeres en la vida económica, social, cultural y política del país. El Status of Women Canada ejerce su acción en tres áreas: la mejora de la autonomía económica y el bienestar de las mujeres, la eliminación de la violencia sistemática contra las mujeres y los niños y el progreso de los derechos de las mujeres.

Con esta finalidad, desarrolla y dirige ​​estudios de género, promueve su aplicación en el ámbito del gobierno federal, y patrocina investigaciones que aportan la dimensión de género a las agendas de programas y políticas.

Es el caso del programa informativo de educación que está poniendo en marcha la Agencia Canadiense de la Mujer sobre prácticas escolares que favorezcan los programas de relaciones saludables y prevención de la violencia de pareja en las escuelas del país. Entre los objetivos concretos sobre inclusividad, así como la visión a través de las lentes de género que se quiere impulsar desde este programa educativo entre la población más joven del país, enfocados principalmente a las escuelas de primaria y secundaria, se encuentran:

Inclusividad

  • Los programas incluyen audiencias mixtas y diferentes comunidades y pueden requerir enfoques específicos.
  • De la misma manera, los programas que incluyen estudiantes con necesidades especiales, por ejemplo, haciendo que sus materiales sean accesibles para estudiantes con discapacidad visual y auditiva, garantizan que todos los alumnos consigan igualmente todos los objetivos establecidos en el programa.
  • Los programas que utilizan el lenguaje LGBTQ y la variante de género, y plantean escenarios o juegos de rol que demuestran los diferentes factores implicados en la violencia en las relaciones LGBTQ, también garantizan que todos los estudiantes se puedan identificar con el programa y, por lo tanto, también cumplan los objetivos de los resultados.

Lentes de género

  • Los programas que tienen componentes separados para chicas y chicos y ofrecen la oportunidad de reagruparse y debatir lo que es importante para los chicos y las chicas tienen más éxito.
  • De la misma manera, los programas que tienen cofacilitadores tanto masculinos como femeninos son mejor recibidos por la juventud, ya que se sienten mejor representados y tienen más posibilidades de expresarse.
  • Si bien los programas separados por género pueden ser útiles, es importante un análisis de género en todos los programas, especialmente con respecto a las causas profundas de la desigualdad de género, con el fin de abordar el hecho de que las mujeres tengan más probabilidades de ser maltratadas, el consentimiento y los beneficios de las relaciones saludables e igualitarias.
  • Los estudiantes LGBTQ también tienen que estar representados, ya sea por la identidad de género de los facilitadores como por el lenguaje y los materiales utilizados, los escenarios tratados, etc.

Estos son los objetivos intrínsecos que se quieren incorporar dentro de los programas curriculares de la escuela en Canadá, impulsando espacios de reflexión para los niños y las niñas, así como generando un ambiente de integración y normalización de estereotipos sociales ya desfasados con el objetivo de intentar crear un futuro esperanzador en las siguientes generaciones del país mediante la creación de una red de apoyo desde la infancia.

https://cfc-swc.gc.ca/abu-ans/wwad-cqnf/fs/fs-eng.pdf

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

¿Son eficaces los programas que analizan datos sobre seguridad en Los Ángeles?

Una de las tendencias actuales en materia de seguridad es la voluntad de predecir la delincuencia utilizando programas informáticos que se nutren de datos, principalmente de denuncias. Cada vez son más los cuerpos policiales que hacen pruebas con estos sistemas o los implementan, pero más que la puesta en marcha de estos programas, en estos momentos son de especial interés cuando se evalúan, y los resultados y los análisis que se obtienen de esta evaluación. En este blog nos hemos hecho eco anteriormente de dos experiencias en Francia y Alemania y, en esta ocasión, recogemos una nueva en los EE.UU.

LAPD

El Departamento de Policía de Los Ángeles publicó, en marzo de 2019, un informe con una revisión de la aplicación de tres programas de acción policial guiados por datos. En el verano de 2018, después de una reunión en la que algunas asociaciones habían puesto de manifiesto las preocupaciones que estos sistemas generaban en la ciudadanía, la Junta de Comisarios de Policía (Board of Police Commissioners [1]) de la ciudad de Los Ángeles encargó a la Oficina del Inspector General [2] que los estudiara, y el informe es el resultado.

El primero de los programas analizados es el denominado LASER (acrónimo de Los Angeles Strategic Extraction and Restoration – Extracción y restauración estratégica de Los Ángeles), y estaba formado por dos acciones complementarias: un sistema de valoración y seguimiento de los delincuentes reincidentes (chronic offenders) a partir de unas puntuaciones que se debían revisar periódicamente, y una estrategia de detección de puntos calientes (hotspots) sobre los que se debía priorizar el patrullaje.

La revisión del proyecto LASER ha sido bastante crítica, tanto con respecto al programa de reincidentes como al de localización de puntos conflictivos. Pone de manifiesto problemas para su evaluación, discrepancias entre los objetivos iniciales y los que se siguen en la implementación, carencia de materiales para la formación, diferencias en la manera en que las diferentes áreas ejecutan las acciones del programa y dificultades para comprobar su efectividad. Y entre las deficiencias de cada una de las dos acciones sorprenden la falta de seguimiento de las personas incorporadas al sistema de reincidentes o la ubicación de zonas calientes próximas a infraestructuras propias del Departamento de Policía, con lo cual el tiempo que las patrullas pasaban en estas dependencias computaban como dedicadas al patrullaje de estas zonas.

El segundo sistema analizado es Predpol, uno de los programas más populares de predicción de la delincuencia. Está basado en datos históricos sobre delincuencia y aplicando un algoritmo calcula las áreas en las que con más probabilidad se cometerá un delito en un momento de tiempo. El Departamento de Policía de Los Ángeles solo lo utiliza para pronosticar los lugares en los que se pueden cometer sustracciones de vehículos y sustracciones en el interior de los vehículos, y se hace con franjas de 12 horas. La revisión efectuada por la Oficina del Inspector General no ha sido sobre el funcionamiento del sistema de predicción, sino sobre las implicaciones en el patrullaje. Destacan que, por una parte, tenían resultados contradictorios sobre el tiempo dedicado a patrullar las zonas marcadas por el sistema y, por la otra, que en la mayoría de los casos las zonas de riesgo solo se visitaban durante menos de un minuto (con lo cual el efecto disuasivo era limitado) y que las de duración más larga eran próximas a dependencias policiales.

El último programa analizado era ELUCD, un sistema que enviaba encuestas breves a dispositivos electrónicos (teléfonos, tabletas u ordenadores) a partir de su localización en la ciudad de Los Ángeles. Además de algunas preguntas demográficas (edad, género, raza o lugar de residencia), se preguntaba si la persona se sentía segura en su barrio, si confiaba en la policía y si se sentía segura con su Departamento de Policía. En el momento de encargar el estudio, se estaba valorando la contratación de este servicio, pero finalmente no se llegó a producir, y la empresa no facilitó al Departamento de Policía los datos recogidos, solo envió algunos informes semanales puntuales.

El informe ha tenido cierta repercusión en medios de comunicación de los EE.UU. (ver noticias al pie) y, además de hacerse eco de la dificultad de valorar la eficacia de los sistemas, estos han criticado que no se hayan tenido en cuenta los efectos que estos programas y sistemas tienen en la ciudadanía, ya que era una de las principales críticas que habían motivado el estudio.

[1] Es el órgano que dirige el Departamento de Policía, está formado por cinco civiles y establece las políticas y los objetivos. El jefe de la policía gestiona la operativa diaria e implementa estas políticas y objetivos.

[2] Es un servicio que supervisa las funciones del Departamento de Policía de la ciudad.

Se puede consultar el informe en:

http://www.lapdpolicecom.lacity.org/031219/BPC_19-0072.pdf

Dos noticias que se han hecho eco del informe:

CNN – “LAPD audit reveals dangers of high-tech policing”

https://edition.cnn.com/2019/03/22/tech/lapd-audit-tech/index.html

Muckrock – “Eight years in, LAPD can’t measure PredPol’s effect on crime”

https://www.muckrock.com/news/archives/2019/mar/12/algorithms-lapd-predpol/

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

 

Ecuador adopta fuertes medidas de seguridad en los estadios de fútbol

A partir de este 2019, el campeonato de fútbol del Ecuador está dirigido por la Liga Pro, que está constituida  por 16 clubs de primera división y 10 clubs de Primera B, con el objetivo de garantizar escenarios seguros para todos los asistentes.

Entre los distintos aspectos que está revisando la Liga Pro, la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), el Instituto Superior Tecnológico de Fútbol de Quito (ISTFQ) y juristas vinculados con el mundo del deporte, hay el de extender la cultura de la paz entre los aficionados de los diferentes equipos, mejorar las infraestructuras y aplicar las leyes de acuerdo con el delito o infracción cometida.

Uno de los primeros requisitos de seguridad que pretenden cumplir es que en el reglamento de seguridad del deporte se fije como obligación que los estadios cumplan las normas mínimas que exige la FIFA, obviamente con perspectivas continuas de mejora. Por ejemplo:

  • Los estadios tienen que tener puertas de emergencia de entrada al terreno de juego colocadas estratégicamente y más anchas de 1 metro y 20 centímetros.
  • En caso de que haya foso, hay que colocar rampas en las puertas de emergencia hacia el terreno de juego.
  • Las puertas de salida del estadio y todas las del sector de espectadores se tienen que abrir hacia fuera. No se podrán cerrar con llave mientras haya partido.
  • El estadio tiene que contar con ambulancia y lugar de primeros auxilios por si hace falta asistencia médica.
  • Estadios de la serie A de fútbol tienen que disponer de una valla circundante perimétrica exterior donde se llevará a cabo el primer control de seguridad del público, con cacheo individual si es necesario.
  • El segundo control de seguridad debe hacerse en la entrada del estadio.

El organismo que rige el fútbol profesional en Ecuador ya ha realizado una inspección a los 13 estadios donde se disputará el torneo de la máxima categoría y, atendiendo a los resultados, ayudaron a mejorar el reglamento. Se hizo de este modo ya que la falta de infraestructura propia de los clubs es uno de los grandes condicionantes para el reglamento de seguridad.

Uno de los puntos del ámbito de la seguridad del reglamento de la FEF destaca en lo que tiene que ver con los recintos donde se practica este deporte: se considera que el estadio tiene que ser un lugar seguro para todos los usuarios, ya sean espectadores, protagonistas del partido, funcionarios oficiales, representantes de los medios de comunicación, trabajadores u otros, incluyendo diferentes elementos de seguridad ciudadana.

Desde el ámbito de la judicatura en el deporte se mantiene un posicionamiento crítico con respecto a estas medidas. Se considera que, más que aplicar normas más rigurosas para evitar la violencia en el interior de los estadios, sería necesario cumplir con las que ya hay establecidas y, además, implementar acciones de concienciación sobre el comportamiento correcto en un acontecimiento deportivo. De este modo, el aficionado sería conocedor del riesgo en que está involucrado si comete algún acto delictivo y puede ser sancionado con leyes ya existentes.

Es más, hay voces que consideran que no habría que poner más seguridad en los estadios con el fin de prevenir la violencia, sino empezar por cambiar la cultura y la idea de por qué va la gente a los estadios de fútbol. De este modo, el carácter preventivo de los estatutos y reglamentos tienen que especificar parámetros para evitar que se produzcan conflictos en un acontecimiento deportivo. En este marco, se considera importante que un partido de fútbol debe estar enmarcado en un ambiente de seguridad, amistad, familia y colaboración, a fin de que sea agradable a los aficionados y no genere intranquilidad cuando se asista a un acontecimiento deportivo.

Mientras, el ISTFQ ha querido poner su grano de arena con la defensa de la seguridad en los estadios de fútbol, promoviendo la diplomatura de Seguridad Física de Escenarios Deportivos, con el fin de formar personas en materia de seguridad al deporte.

Enlaces de interés

https://www.eltelegrafo.com.ec/

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

El FBI ve positiva la aplicación del kit contra las agresiones sexuales

El esfuerzo por hacer frente a la implementación de kits de asalto sexual a todo el país ha supuesto que se probaran decenas de miles de kits durante los últimos años. Sólo el laboratorio del FBI probó más de 3.600 kits en cuatro años, colaborando con las agencias estatales y locales.

El trabajo que se realiza para inventariar y probar los equipos de pruebas es una parte de la historia. La otra parte es lo que se ha descubierto sobre la naturaleza serial de muchos delincuentes sexuales, ya que miles de casos se añaden a las bases de datos nacionales de ADN y delitos violentos del FBI.

Los kits de asalto sexual se crean cuando una víctima informa a las autoridades de un asalto y acepta que permita a una enfermera o médico la capacidad de recoger pruebas físicas de su cuerpo y su ropa.

Estos kits pueden acabar sin pruebas en laboratorios o no presentados como pruebas por varias razones, según Angela Williamson, asesora de política forense de la Oficina de Asistencia para la Justicia (BJA), que lidera la iniciativa del kit de asalto sexual.

Muchas jurisdicciones sufren retrasos antes de que el perfil de ADN esté bien desarrollado. Todavía hay kits que no han sido probados debido a la aplicación limitada por parte de la policía y de los recursos de laboratorio, las víctimas que se extraen del proceso, o la falta de entrenamiento y comprensión entre el personal encargado del ámbito policial.

ADNDesde 2015, el programa ha inventariado 61.134 kits y ha enviado 44.952 para pruebas. De los 39.565 kits que se podrían probar hasta su finalización, 13.521 produjeron un perfil de ADN de calidad lo bastante alta que se podía introducir en la base de datos forense del Sistema de Índice de ADN Combinado del FBI (CODIS).

Cuando se introdujeron los 13.521 kits en CODIS, 6.366 coincidían con una entrada que ya existía. Una entrada CODIS sólo se crea cuando un individuo o su ADN está vinculado a un supuesto delito. El laboratorio del FBI probó 3.610 kits y subió 1.965 entradas a CODIS. En 829 de estos, hubo una coincidencia con alguien en la base de datos o con otra muestra de la base de datos.

La mayoría de las víctimas de ataques sexuales conocían a sus atacantes, pero incluso si la víctima reconoce a su delincuente, todavía vale la pena hacer y probar el ADN. Algún delincuente conocido podría ser el delincuente desconocido de otras personas.

Kentucky y otros estados exponen que las personas que cometen agresiones sexuales a menudo cometen más de una agresión sexual, y no sólo estos infractores asaltan a más víctimas, sino que a menudo están relacionados con otros delitos violentos y/o contra la propiedad. El estudio de Kentucky encontró que el coste para la sociedad de no probar los kits es mucho mayor que el gasto que el estado tendría que hacer para financiar completamente su laboratorio criminal.

Otro instrumento poderoso que da apoyo al esfuerzo es el Programa de aprehensión contra el delito violento del FBI (ViCAP), que puede ayudar en casos en qué no haya ADN o si los casos están vinculados por ADN, pero todavía no hay un nombre adjunto. ViCAP permite que las agencias capturen descripciones de sospechosos, información de vehículos, cuentas de incidentes y otros datos que puedan ayudar a conectar casos.

Kentucky es un estado que se ha ofrecido voluntario para introducir en ViCAP la información de sus equipos de asalto sexual. El programa BJA ahora lo requiere a los destinatarios de subvenciones.

Las subvenciones BJA ofrecen tanta financiación para procesamientos e investigaciones como para las pruebas. Además, las agencias de todo el país están adoptando la necesidad de que los primeros responsables estén mejor formados en la respuesta a los asaltos sexuales, cómo responden las víctimas al trauma y cómo establecer un enfoque centrado en las víctimas en cada paso de una investigación.

Los expertos coinciden en que la lección primaria que se ha aprendido es que la policía tendría que investigar cada incidente de agresión sexual notificada, con vigor y cuidado, lo cual requiere una reforma más allá de las tareas de laboratorio y de recogida de datos.
_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Europol y Frontex refuerzan la cooperación para hacer frente a la delincuencia transfronteriza

Europol y Frontex  – la Agencia Europea de la Guardia Costera y de Fronteras -, intensifican su cooperación para fortalecer el espacio europeo de libertad, seguridad y justicia. En un encuentro conjunto en La Haya, los órganos de gestión de ambas agencias acordaron ampliar el intercambio de información entre ellas para reforzar su lucha conjunta contra el terrorismo y el delito transfronterizo.

La mejora de la cooperación se ha establecido en una declaración de principios para la colaboración, firmada por los directores ejecutivos de ambas agencias. Las bases de datos y las investigaciones penales de Europol se reforzarán con la información recogida por Frontex durante las actividades operativas. La información de Europol facilitará una gestión todavía más eficiente de las fronteras externas de la UE y una acción basada en la inteligencia dirigida contra grupos delictivos transfronterizos y terroristas.

De este modo, Europol y Frontex trabajarán juntas por unas fronteras externas de la UE más seguras e implementando políticas comunas en la lucha contra la delincuencia organizada o el terrorismo.

Hasta ahora, Europol y Frontex ya reunían sinergias en casos como el del contrabando de migrantes, el tráfico de armas, el tráfico de drogas y el terrorismo. Ahora este trabajo conjunto se ampliará a un espacio común.

La colaboración se centra en identificar capacidades y conocimientos complementarios de Europol y Frontex y en mejorar la cooperación sobre el terreno. Las dos agencias crearán un apoyo operativo conjunto y, si es posible, establecerán procedimientos comunes. Frontex compartirá información recopilada en las fronteras externas con el centro de información criminal de Europol. Este intercambio estructural de información entre ambas agencias mejorará el trabajo de los guardias fronterizos y dará apoyo a las investigaciones.

Los esfuerzos de ambas agencias en los campos de la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías también estarán coordinados estrechamente, por ejemplo, para la introducción del sistema europeo de información y autorización de viajes (ETIAS). Frontex y Europol también tienen previsto celebrar reuniones anuales de dirección ejecutiva y de los oficiales de enlace de intercambio.

Además, las dos agencias coordinarán actividades externas, incluyendo contactos con socios externos, y compartirán información sobre los principales desarrollos estratégicos. Frontex y Europol trabajarán conjuntamente desarrollando actividades de formación y planearán introducir programas de intercambio para el personal.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Lo que funciona y lo que no: ayudar a la policía a encontrar la mejor estrategia

Tal como publica Rand corporation, la denominada “disuasión focalizada” no es nueva, sino que fue iniciada por la policía de Boston a mediados de los años noventa durante la pionera Operación Cessos, que se dirigió a infractores violentos crónicos y que se basa en acciones para ayudar a reducir la tasa de homicidios de la ciudad. Como parte de la disuasión focalizada, la policía interviene con grupos e individuos de alto riesgo con el fin de evitar la violencia futura.

Pasos estratégicos clave de la disuasión focalizada

1 Identificar a los delincuentes de alto riesgo, un proceso que implica a líderes de la comunidad y la policía de primera línea.
2 Mantener una reunión de notificación, explicar por qué se está haciendo la intervención, e involucrar a servicios sociales, familias y miembros de la comunidad.
3 Proporcionar servicios a aquellos que quieran cambiar su comportamiento.
4 Proporcionar apoyo para los miembros de la comunidad.
5 Crear sanciones rápidas y proporcionales para aquellos que continúen involucrados en delitos violentos.

En Estados Unidos hay más de 18.000 agencias de policía. No hay ninguna base de datos nacional ni una única fuente objetiva que les muestre lo que funciona mejor y cómo hacerlo.

Teniendo en cuenta que la evidencia muestra que la disuasión focalizada tiene éxito, ¿por qué no se utiliza en más departamentos de policía?

Aquí es donde se introduce la guía de herramientas Better Policing de RAND. Está diseñada para ayudar a las agencias policiales a encontrar y aprender sobre estrategias policiales efectivas y ponerlas en acción.

El conjunto de herramientas podría ser un recurso valioso para la policía en un clima donde las estrategias efectivas de policía sean más necesarias que nunca.

Feedback sobre las estrategias
El conjunto de herramientas detalla tres estrategias de vigilancia muy eficaces. La primera disuasión focalizada ayuda a las personas con un riesgo elevado de participar en la violencia; la segunda, el servicio de policía orientado a los problemas, aborda los problemas que se producen en lugares concretos; y la tercera, la vigilancia de la legitimidad, se centra en la confianza de la comunidad. El conjunto de herramientas también enlaza con una guía anterior del Departamento de Justicia que describe las mejores prácticas para resolver los homicidios y otros delitos graves.

Las estrategias de policía más efectivas en el conjunto de herramientas Better Policing son:

Disuasión focalizada
Intervenir con personas y grupos de alto riesgo

Policía orientada a los problemas
Abordar los delitos en lugares de riesgo

Política de legitimidad
Centrarse en las relaciones con la comunidad y la confianza

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français