Desigual distribución de los homicidios en el mundo

El estudio global sobre homicidios de UNODC[1] muestra que el número de homicidios sigue aumentando, aunque las tasas bajan a causa del incremento superior de la población. En el 1990 se detectaron 362.000 casos, y en el 2017, 463.821. El estudio trata de los homicidios intencionales ilegales[2] que se han producido en el mundo hasta el 2017.

Si nos centramos en los datos continentales, se pone de relieve la gran incidencia en las dos Américas que, según las cifras del 2017, concentran el 37% de los homicidios para sólo el 13% de la población mundial. La tasa global del 17,2 por cien mil significa un récord absoluto desde 1990, que es el primer año en que se cuenta con datos fiables. Venezuela, El Salvador, Honduras, Guatemala, México, Colombia y Brasil son los que observan tasas más altas.

El segundo continente de la lista es África con un 13 por cien mil, pero con la cautela de señalar que los datos de este continente todavía presentan dudas de fiabilidad. Fuera de América, sólo Sudáfrica se acerca a los máximos niveles. Europa ha experimentado una reducción del 68% desde el año 2002 y de un 38% desde 1990, situándose en 22.009, una tasa del 3 por cien mil, por delante de Oceanía (2,8 por cien mil) y Asia (2,3 por cien mil)[3]

La mayoría de los homicidios (54%) se cometió con armas de fuego (instrumento mayoritario en América, exceptuando Canadá, y en los Balcanes), el 22% con arma blanca y el 24% con otros medios.

Los autores de los homicidios son mayoritariamente hombres (90%). Si lo miramos en términos de condenas penales, sólo un 6% de las personas convictas por homicidio son mujeres. En Europa la cifra llega al 9%, mientras que en las Américas se sitúa en un 7%, en Asia en un 6% y en África en un 5%. Con respecto a las víctimas son mayoritariamente hombres (81%), entre los cuales la franja de edad más afectada es la de entre 15 y 29 años (básicamente, por la realidad americana), aunque en Europa la más afectada es la de entre 30 y 44 años. Las mujeres son víctimas de sus parejas (34%), de otros miembros de la familia (24%) y en el 42% de los casos de personas de fuera del entorno familiar. Es decir, el círculo más íntimo y familiar es el más peligroso para ellas. Si lo reducimos a los homicidios en el seno de las parejas, las mujeres son víctimas en un 82% de los casos. Otro dato destacable es que cuando más alto es el número de homicidios mayor es el porcentaje de hombres que son víctimas.

El informe apunta contextos que pueden facilitar la violencia y, por lo tanto, el aumento de los homicidios. Al mismo tiempo, rompe estereotipos tradicionales en este ámbito. Concretamente menciona:

  • El desarrollo socioeconómico (o la falta de) explica los niveles de homicidios en Europa y Asia, pero tiene más dificultad para explicarlos en las Américas y en Asia. La delincuencia organizada, la inestabilidad política y la disponibilidad de armas de fuego son factores cruciales en estos continentes. Sin embargo, la delincuencia organizada (y el tráfico de drogas) no siempre generan altas tasas de homicidios.
  • La desigualdad de los ingresos y de la distribución de la riqueza. Los países con índices más altos de desigualdad económica son los que presentan un número de homicidios mayor.
  • Las inversiones a largo plazo y las políticas educativas están asociadas con un descenso de las tasas de homicidios.
  • Mejorar el estado de derecho es clave para reducir los niveles de homicidios.
  • El crecimiento urbano no parece, por sí mismo, causar un incremento de los homicidios.
  • Los policías pueden ser tanto la fuente de la violencia como las víctimas.
  • Los emigrantes son muertos predominantemente para otros emigrantes.
  • En algunos países (Chile, El Salvador, Argentina, Panamá, Honduras, Botsuana o Montenegro) las prisiones son los lugares donde se detecta el riesgo más alto de ser víctima de un homicidio.

[1] Vid. https://www.unodc.org/documents/data-and-analysis/gsh/Booklet1.pdf

[2] Que no tienen amparo legal, como podría ser una causa de justificación o constituir una pena en un país que tenga la pena de muerte.

[3] Asia presenta más de cuatro veces el número de homicidios de Europa, 104.456, pero más de seis veces su población.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Las agresiones de carácter racista, xenófobo o antirreligioso en Francia durante el año 2018

Desde hace veinticinco años, la Comisión Nacional Consultiva de los Derechos Humanos (CNCDH) de Francia remite al Gobierno un informe sobre el estado del racismo, el antisemitismo y la xenofobia en el país. El informe se elabora a partir de varias fuentes, tanto oficiales, como<A[como|cómo]> los registros del Ministerio del Interior o del Ministerio de Justicia y la Encuesta de seguridad, como de datos aportados por asociaciones e investigadores internacionales. El mes de abril se presentó el informe referente al año pasado.

En el 2018, los servicios de la Policía y la Gendarmería Nacional registraron 5.170 delitos en relación con la etnia, la nación, una pretendida raza o la religión. Esta cifra representa una bajada por tercer año consecutivo de este tipo de hechos (entre el 2015 y el 2016 bajó el 20%, entre el 2016 y el 2017, un 11% y entre el 2017 y en el 2018, un 4%). Sin embargo, las infracciones delictivas más graves se incrementaron.

Los datos muestran una gran disparidad territorial. Más del 60% de las víctimas de este tipo de delitos registrados por las fuerzas de seguridad han sufrido los hechos en la aglomeración parisina (29%) o en otra gran aglomeración urbana de más de 200.000 habitantes (33%).

Con respecto a las víctimas, en el 2018 las fuerzas de seguridad registraron 4.840 víctimas de infracciones de “carácter racista”, de las cuales el 57% son hombres. El tramo de edad de la mayoría de las víctimas es de entre 25 y 54 años (más del 70%) y la nacionalidad de las víctimas es extranjera en el 20%, destacando que el 15% proceden de un país africano.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que los datos procedentes de los registros policiales no representan más que una pequeña parte de los hechos delictivos de «carácter racista» que tienen lugar, ya que no todas las víctimas denuncian los hechos. Por eso se tienen en cuenta también los datos de la encuesta de victimización “Marco de vida y de seguridad”. Según esta encuesta, en el periodo 2012-2017, solo 1 víctima de injurias “racistas” sobre 50 y 1 víctima de amenazas o violencias físicas «racistas» sobre 6 declararon haber denunciado el hecho ante la policía. Según esta encuesta, el año 2017, en Francia 1,1 millón de personas de 14 años o más (1 persona sobre 45) fueron víctimas de al menos una agresión de “carácter racista”.

La encuesta también muestra una frecuencia más elevada que en otros tipos de agresiones de hechos delictivos cometidos en grupo y en el espacio público o abierto al público.

El Informe recoge también el índice longitudinal de tolerancia (ILT), creado en el 2008 por el profesor Vincent Tiberj. Se trata de un indicador que sintetiza las respuestas a un conjunto de cuestiones en torno al racismo o de rechazo del otro; un índice cerca de 100 muestra un alto nivel de tolerancia y a la inversa muestra un nivel de tolerancia débil. El año 2018, el índice de tolerancia se situaba en 67, lo que supone un progreso de 2 puntos respecto del año 2017. Esta evolución no es puntual sino que sigue la tendencia al alza de los últimos años, ya que entre el 2013 y el 2018, el índice ha progresado 13 puntos. La variación es excepcional y muy destacable en un contexto en que la amenaza terrorista y la cuestión de la acogida de las personas refugiadas han estado en el centro del debate público.

Enlaces de interés

https://www.cncdh.fr/sites/default/files/les_essentiels_-_rapport_racisme_2016_1.pdf

https://www.interieur.gouv.fr/Interstats/Actualites/Les-atteintes-a-caractere-raciste-xenophobe-ou-antireligieux-en-2018-Interstats-Analyse-N-20

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

 

Mayor complejidad en la amenaza terrorista en el año 2018

El fenómeno terrorista ha seguido representando una amenaza de seguridad importante para la Unión Europea durante el año 2018. Así se desprende del último informe publicado por Europol –Europol’s 2019 EU Terrorism Situation and Trend Report (TE-SAT)–, que considera que el nivel de amenaza terrorista no ha disminuido, sino que esta se ha vuelto más compleja.

En el total de ataques terroristas murieron trece personas y unas decenas resultaron heridas. Con estas cifras y en comparación con el 2017, el número de ataques y de víctimas se redujo significativamente aunque aumentó la cifra de grupos terroristas investigados y detenidos en la UE.

El Informe de tendencias de la UE sobre la situación y evolución del terrorismo en el año 2018 es un documento solicitado por el Parlamento Europeo que proporciona una visión concisa de la naturaleza de la amenaza terrorista a la que se enfrenta la UE.

Entre las principales tendencias que destaca el documento encontramos:

–       Todos los ataques terroristas fueron de naturaleza yihadista, cometidos por individuos solos y contra civiles.

–       Los problemas de salud mental de algunos autores contribuyeron a la complejidad del fenómeno. Los ataques yihadistas se llevaron a cabo utilizando armas de fuego o armas no sofisticadas y de fácil acceso, como cuchillos.

–       El nivel de amenaza terrorista en toda la UE sigue siendo elevado, entre otras cosas, por el número significativo de ataques frustrados y por los 16 grupos terroristas yihadistas detenidos.

–       Tres grupos terroristas interceptados por la policía en el 2018 tenían la intención, entre otros, de producir y/o utilizar explosivos y materiales químicos o biológicos. También se detectó un incremento del uso de mezclas pirotécnicas para producir artefactos explosivos.

–       Aumento generalizado de la propaganda y las amenazas terroristas de NBQ.

–       Mientras que los menores de edad son esencialmente víctimas, hay preocupación entre los estados miembros de la UE por si pueden haber sido expuestos al adoctrinamiento y la formación y, por lo tanto, convertirse en una amenaza potencial.

–       Existe preocupación por que personas con antecedentes penales o encarceladas sean vulnerables al adoctrinamiento y puedan participar en actividades terroristas.

–       Los estados miembros de la UE consideran probable que la disminución del control territorial de Estado Islámico sea sustituida por un aumento de los esfuerzos de Al Qaeda para recuperar el poder y la influencia.

–       Mientras la propaganda en línea se mantenía tecnológicamente adelantada y los piratas informáticos parecen tener conocimientos sobre las herramientas de comunicación cifradas, las capacidades y técnicas de los ciberataques de los grupos eran rudimentarias.

–       Durante el año 2018, no surgió ningún grupo terrorista con capacidad demostrada para llevar a cabo ciberataques efectivos.

–       El Informe también ofrece una visión general de la situación terrorista fuera de la UE, incluidas zonas en conflicto como Afganistán, Irak, Libia o Siria.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Puntos calientes del crimen organizado en el oeste de los Balcanes

Un informe publicado el mes de mayo de 2019 por The Global Initiative Against Transnational Organized Crime, un observatorio civil para combatir el crimen organizado en el sureste de Europa,[1] analiza de manera bastante exhaustiva la realidad de la delincuencia organizada en el oeste de los Balcanes e intenta detectar los clústers o puntos calientes.

El informe parte de la base de que hay tres factores fundamentales que favorecen este tipo de delincuencia:

  1. La vulnerabilidad económica. Muy alta en la zona, con grupos de población con un paro superior al 50%.
  2. Sistemas políticos débiles o fraccionados e incomunicados. La sucesión de los graves y violentos conflictos que se dieron en aquella región comportaron que la red institucional creada con el apoyo (imposición en algunos casos) internacional no tenga la fuerza ni la autoridad necesarias para garantizar niveles aceptables de estado de derecho. Por otra parte, los distintos organigramas institucionales no se relacionan adecuadamente (ni colaboran) entre ellos. Son ejemplos claros las policías de las repúblicas de Bosnia-Herzegovina, las instituciones serbo-kosovares y las albano-kosovares y muy claramente las instituciones de Serbia y las kosovares. Este hecho comporta que no hay poderes sólidos consolidados en amplias áreas territoriales. Este factor y el anterior facilitan los vínculos entre los negocios, la criminalidad y el poder político.
  3. La ubicación geográfica. Esta ubicación es necesario entenderla en dos sentidos:
    • En relación con las estructuras viales y de comunicación. Las ciudades situadas en cruces de autopistas o carreteras importantes, así como nudos ferroviarios, permiten una circulación más fluida y fácil de los productos objeto de la actividad de la criminalidad organizada.
    • En relación con la proximidad o lejanía de zonas por donde se encuentran productos tradicionalmente destinados a las actividades de la delincuencia internacional. En este caso, la región está en la ruta de la heroína entre Afganistán y Europa Occidental, así como constituye un buen punto de entrada a esta detrás de personas que huyen de las miserias y las guerras de África y el Oriente Medio y de armas que ponen en el mercado estos conflictos.

A partir de estos factores, el informe acaba ubicando ciudades y regiones que no solo tienen muchas posibilidades de convertirse en puntos calientes del crimen organizado, sino que han comprobado que realmente lo son en la práctica.

Los lugares concretos que identifica el informe, son, entre otros:

  • Subotica (Serbia): tráfico de drogas y tabaco (antes de la construcción del muro por parte de Hungría también trata de seres humanos).
  • Vršac (Serbia): tráfico de tabaco y heroína.
  • Tuzla (Bosnia-Herzegovina). Tráfico de personas, ganado, madera, drogas, coches, y dinero y ropa falsificados.
  • Región de Trebinje (Bosnia-Herzegovina). Tráfico de drogas, tabaco y personas.
  • Rožaje y alrededores (Montenegro). Tráfico de drogas, personas, tabaco, medicamentos y armas.
  • Kula (entre Kosovo y Montenegro). Tráfico de tabaco y drogas.
  • Durrës (Albania). Es el puerto más grande del país y principal puerto de entrada para mercancías que vienen de Latinoamérica. Por eso tiene un papel relevante en la importación de cocaína proveniente de Colombia.
  • Vlorë (Albania). Segundo puerto del país, punto de salida para el cannabis de producción nacional y de numerosos delincuentes que se desplazan hacia Italia y España.
  • Puertos de Bar, Budva y Kotor (Montenegro). Son puertos famosos por la entrada de cocaína, aunque también se produce, por ejemplo, contrabando de tabaco. Han experimentado recientemente una guerra a muerte entre bandas de narcotraficantes, que ha causado muchas víctimas.
  • Sarajevo y región colindante (Bosnia-Herzegovina). Gran relevancia del robo y tráfico de vehículos. Manifiesta ineficacia de la policía en la detención de los autores de estos delitos.
  • Pristina (Kosovo). Tráfico de drogas y falsificación organizada de títulos de propiedad pública.
  • Skopie (Macedonia). Núcleo crucial en el tráfico de drogas tanto norte-sur como este-oeste.

El informe concluye afirmando que esta región es víctima de su propia ubicación demográfica así como de la inestabilidad política y económica. Los autores del informe, sin embargo, parecen detectar entre la población un cierto cansancio de la corrupción y el crimen organizado que ya ha provocado protestas públicas con una cierta virulencia.

[1] Vid. https://globalinitiative.net/wp-content/uploads/2019/05/Hotspots-Report-English-13Jun1110-Web.pdf

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Acoso escolar: el primer paso hacia una conducta antisocial adulta

A inicios de 2019 se publicó el estudio “Bullying, una puerta de entrada a la conducta antisocial adulta”, de Pedro García Sanmartín. Este estudio considera que el déficit de valores sociales y una educación deficitaria en los niños y niñas se convierten en factores de riesgo de las conductas de acoso escolar. Esta conducta supondría una puerta de entrada de las conductas antisociales en adolescentes y personas adultas.

Desgraciadamente, el estudio considera que se está produciendo un aumento de la cifra de casos de bullying o ciberbullying, así como de niños y niñas cada vez de menos edad con trastornos como depresiones, ansiedad o suicidios. Además, se detectan otras problemáticas asociadas a la escuela como el abandono escolar o bajas calificaciones, etc., así como otras conductas antisociales como el consumo prematuro de alcohol o drogas, conductas vandálicas o hurtos.

El estudio también se detiene en los tiempos que estamos viviendo y considera que tanto la procrastinación como la voluntad de obtener de forma inmediata aquello que se desea sin pensar en las consecuencias que reportará en el futuro está teniendo como resultado niños sin habilidades sociales para afrontar los problemas que se les presenten en el futuro.

Uno de los efectos importantes de las vivencias de la infancia, que perdurarán en la madurez y afectarán al desarrollo personal, es el del efecto Pigmalión, es decir, las descalificaciones y etiquetas adquiridas durante la infancia quedarán impresas en la personalidad, y en algunos casos provocarán baja autoestima, inseguridad u otros trastornos cognitivos.

El autor considera que el acoso escolar es un problema multifactorial, pero es un fenómeno que todo el mundo, en diferente medida, ha contribuido a originar y, por lo tanto, es necesario que toda la sociedad se comprometa a erradicarlo. Sobre todo porque a menudo es el paso previo a futuras conductas desviadas.

Las causas del acoso son también multifactoriales. La falta de habilidades y valores sociales normalizados hace que estos niños busquen refugio en conductas antisociales, que consideran justificadas, y que son reforzadas por los testigos, que en alguna medida también tienen déficit en algunos de los valores sociales esenciales, además de falta de seguridad.

Entre las distintas conclusiones a las que llega el estudio debe mencionarse:

  • La necesidad de reclamar un cambio del sistema educativo, y que se mejore la dotación de recursos y las herramientas a los servicios vinculados a la educación así como a los servicios asistenciales.
  • Destaca la importancia de la educación, es decir, que tanto maestros como padres y madres asuman la responsabilidad de ayudar a los niños a descubrir las facultades ocultas, extraerlas y mostrarlas a fin de que consigan seguridad, autoestima y autoconocimiento, y poder afrontar en un futuro los problemas que se les presenten.
  • El autor subraya que es necesario cambiar hábitos intergeneracionales educativos antiguos que no ayudan al desarrollo actual de los niños y niñas. Puesto que vivimos en un mundo complejo, es necesario atender a valores como la tolerancia, el respeto, la igualdad, la justicia y la solidaridad.

En Cataluña, de acuerdo con los resultados de la Encuesta de violencia escolar del año 2016, sobre el 40% del alumnado fue víctima de algún hecho de maltrato por parte de los compañeros y compañeras. De estos, un 24% sufrió más de un hecho aquel año y un 10,4% sufrió acoso, es decir sufrió acciones negativas unas o más veces por semana.

De todas las víctimas de acoso, un 40% lo ha sido de ciberacoso, y aquí el porcentaje de víctimas chicas es mucho más alto que el de chicos (un 25,4% delante del 15%).

http://www.fepsu.es/file/BULLYING.pdf

http://interior.gencat.cat/ca/el_departament/publicacions/seguretat/estudis_i_enquestes/

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Situación de las drogas en Europa en el año 2019

Según el Informe europeo sobre drogas 2019, tendencias y novedades, Europa ha experimentado profundos cambios con respecto a los retos que plantea el ámbito de las drogas, incluida la aparición de más sustancias no controladas.

También se han observado cambios significativos en el mercado de las drogas y el consumo. El mercado está dominado por las sustancias vegetales importadas a Europa, y eso hace que Europa se haya convertido en un mercado en el que las drogas sintéticas y la producción dentro del continente hayan adquirido más importancia.

ESTIMACIONES DEL CONSUMO DE DROGAS EN LA UNIÓN EUROPEAEntre los principales ítems a destacar del informe se incluyen:

  • La globalización y los avances tecnológicos han reconfigurado las cuestiones estratégicas que los responsables políticos europeos tienen que considerar.
  • Actualmente, la cifra de personas que solicitan por primera vez tratamiento por consumo de heroína es baja en comparación con los patrones históricos, las tasas de consumo por vía parenteral han caído, y la cifra anual de nuevos casos de VIH atribuidos al consumo de drogas por vía parenteral se ha reducido en torno a un 40% en los últimos diez años.
  • La epidemia de opioides que actualmente sufren Estados Unidos y Canadá se explica por el consumo de opioides sintéticos, en particular los derivados del fentanilo. Esto de momento no pasa en Europa, pero es motivo de preocupación.
  • Hay indicios de que la creciente disponibilidad de cocaína está generando más costes sanitarios. Desde el 2014, el número de consumidores que inician tratamiento por problemas con la cocaína, aunque es relativamente bajo, ha aumentado más de un 35%.
  • Los datos actuales sobre la cocaína en Europa revelan que tanto la cifra de intervenciones como las cantidades intervenidas marcan máximos históricos. La cocaína entra en Europa por numerosas vías y medios, pero destaca el crecimiento del tráfico de gran volumen en grandes puertos, por medio de contenedores.
  • La producción de drogas sintéticas en Europa, aunque es difícil de controlar, parece que está creciendo, diversificándose y volviéndose más innovadora. Esto se observa en virtud de los últimos datos que muestran un incremento de las intervenciones de productos químicos precursores.
  • Los últimos años se han desarrollado nuevas formas de cannabis a raíz de los avances en las técnicas de cultivo, extracción y producción. Los tipos de plantas establecidos tanto en Europa como en Marruecos –donde tiene origen buena parte de la resina de cannabis que se consume en Europa– han empezado a ser sustituidos por plantas híbridas y de distintas variedades que producen cannabis más potente.
  • Durante el año 2018, el sistema de alerta de la UE sobre nuevas sustancias psicoactivas recibió notificaciones de nuevas sustancias a razón de una por semana. Un total de 55 fue la cifra detectada en el año 2018, similar a la del año 2017.
  • Durante el año 2017, las intervenciones de drogas ilegales por los cuerpos y fuerzas de seguridad llegó a la cifra de 1,1 millones. Los tres países con un número más elevado de intervenciones fueron España, Reino Unido y Francia, que sumados representan las dos terceras partes del total de intervenciones en la Unión Europea.
  • La heroína es el opioide más consumido en el mercado de drogas europeo. La heroína entra en Europa por cuatro rutas principales: la ruta de los Balcanes y la ruta meridional, que son las más importantes, y también hay una ramificación de la ruta meridional que pasa por Siria e Irak, y la ruta septentrional.
  • Se ha producido un cierto resurgimiento del MDMA, cuya producción se concentra en los Países Bajos y Bélgica.

http://www.emcdda.europa.eu/system/files/publications/11364/20191724_TDAT19001ESN_PDF.pdf

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

El 44% de los 5.472 muertos en accidente de tráfico en Argentina en el 2018 eran motociclistas

Entre las principales conclusiones del anuario estadístico de la Agencia Nacional de Seguridad Vial argentina durante el año 2018, encontramos que 5.472 personas murieron a causa de un siniestro vial. Además, esta problemática consume anualmente más 175 mil millones de pesos de la Administración estatal.

Los analistas dieron a conocer los datos el pasado 10 de junio, Día Mundial de la Seguridad Vial, y estos sitúan los accidentes de tráfico en Argentina como la primera causa de muerte en menores de 35 años, la tercera sobre el total de la población. Y es que los muertos por siniestros de tráfico menores de 35 años constituyen el 45% del total de víctimas.

La cifra de 5.472 muertos durante el 2018 como consecuencia de un siniestro vial se produce dentro del marco temporal de seguimiento de las víctimas hasta 30 días después del accidente, de acuerdo con el criterio de armonización global establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS). De esta manera se sabe que el 71,5% de las muertes –3.914– sucedieron en el lugar de los hechos o dentro de las 24 horas posteriores al accidente.

Aparte de las muertes por accidente, se contabilizaron 64.816 heridos –7.446 de ellos graves– en un total de 81.592 siniestros ocurridos durante el 2018.

A pesar de la crudeza de estos datos, hay analistas como Carlos Pérez, del ANSV, que consideran que las cifras de accidentalidad se están estabilizando a la baja. En el 2017 murieron 5.611 personas mientras que en el 2016 fueron 5.582 las víctimas mortales de accidentes de tráfico. Considera que se está produciendo una caída relativa aunque no lo bastante significativa, en lo que “sería una nivelación de las estadísticas antes de iniciar la bajada a través de la profundización en la aplicación de políticas públicas adecuadas”.

La tasa de mortalidad experimenta el mismo flujo que las pérdidas humanas en materia de siniestralidad. La estadística que expresa la relación entre la cifra de muertes por cada cien mil habitantes de una misma unidad geográfica se mantuvo en los estándares equilibrados: en el 2016 fue del 12,8%, en el 2017, del 12,7% y en el 2018 siguió bajando hasta el 12,3%.

En paralelo, las autoridades presentaron las conclusiones de un estudio que relaciona el coste económico de la accidentalidad de tráfico. En este sentido, la siniestralidad vial le cuesta al Estado argentino más de 175 mil millones de pesos argentinos anuales, un 1,7% del producto interior bruto.

Estos datos son fruto del cálculo de diferentes costes: el de la pérdida de productividad de la persona siniestrada, costes médicos, humanos, en la propiedad y los administrativos.

Otro de los hechos que más preocupa a los analistas es que las víctimas mortales que viajaban en motocicleta en el año 2018 fueron 2.350. Estos datos suponen el 43,8% del total de víctimas, mientras que el año 2017 fue del 38%.

Ante estos datos se están reforzando las campañas para obligar al uso del casco a los motociclistas y los acompañantes, junto con las campañas por el uso del cinturón. A pesar de que se observa un incremento en el uso del cinturón y que los muertos que viajaban en automóvil fueron 1.479, el 27,6% del total.

También destacan que el 78% de los muertos en accidente de tráfico son hombres, ante el 22% de mujeres.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Informe sobre la violencia y el incivismo en el fútbol amateur en Francia

El Observatorio Nacional de la Delincuencia y de las Respuestas Penales (ONDRP) de Francia ha publicado el informe anual sobre la violencia y el incivismo en el fútbol amateur en el periodo 2017-2018. De acuerdo con el estudio, en el 1,8% de los partidos jugados se registraron incidentes violentos o incívicos.

Desde el año 2007, el Observatorio Nacional de la Delincuencia y de las Respuestas Penales presenta un informe anual sobre la violencia y el incivismo en el fútbol amateur. El estudio analiza los datos aportados por la Federación Francesa de Fútbol, que registra los incidentes violentos o incívicos en una aplicación informática (“Observatorio de los comportamientos”).

A partir del conocimiento obtenido del análisis de los datos se llevan a cabo varias medidas preventivas. Así, cuando en un partido tienen lugar actos violentos, se registra y queda calificado como un “partido sensible” y, en futuros encuentros, se despliegan medios de seguridad suplementarios con el fin de prevenir actos delictivos. Por otra parte, la Federación Francesa de Fútbol lleva a cabo varias acciones a partir de los datos obtenidos, como el Programa Educativo Federal (PEF), un conjunto de fichas educativas a disposición de los educadores para dar a conocer los beneficios del deporte, respetando las reglas.

De acuerdo con el balance presentado, se han reportado incidentes violentos o incívicos en 11.335 partidos, el 1,8% del total, lo que representa un leve incremento del 0,2% respecto del periodo 2017-2018. Este incremento, sin embargo, podría estar relacionado con una precisión mayor a la hora de registrar los incidentes más que a un incremento de los hechos violentos.

En la mayoría de los casos, el acto violento más grave lo cometió un jugador (89%), en un 5%, los dirigentes de los equipos y en un 3%, los espectadores. Si se analiza el club de procedencia de los agresores los datos están muy igualados: el 47% de los agresores provenían del equipo visitante, el 46%, del equipo local y en un 6% de los casos se trataba de personas de los dos clubs.

Con respecto a la naturaleza de las agresiones, en cerca de la mitad de los casos (el 49%) el hecho más grave fue una agresión verbal, de las cuales un 9% fueron amenazas. El 45% de los incidentes violentos registrados fueron agresiones físicas. Hay que destacar que en este periodo se han registrado 9 agresiones con arma, lo que representa menos del 1% del total. Por otra parte, en 76 partidos, de un total de 11.335, el incidente más grave fue de carácter racista o discriminatorio.

Les violences et les incivilités dans le football amateur – saison 2107-2018

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

 

ENUSC 2018: después de seis años, bajan los delitos en Chile

La Encuesta Nacional Urbana de Seguridad Ciudadana (ENUSC), presentada por el presidente de Chile, Sebastián Piñera, recoge una disminución de los delitos de un 2,6% –es decir, unos 130.000 hogares menos en los que alguno de sus habitantes sufrió un delito.

La encuesta es la más valorada en el país por los expertos en temas de seguridad, ya que se entrevista a más de 27.000 viviendas de zonas urbanas y, según su ficha técnica, la representación sería de 13 millones de personas en 5 millones de viviendas. Fue realizada entre septiembre y diciembre de 2018 a personas mayores de 15 años.

De acuerdo con los resultados de la ENUSC 2018, hecha por el CEAD –Centro de Estudios y Análisis del Delito– y que mide los índices de delincuencia en todo el país, en un 25,4% de los hogares, al menos uno de sus miembros fue víctima de un delito. Este porcentaje de victimización del 2018 no es el más bajo de la serie histórica: el año 2012, el porcentaje de víctimas fue del 24,3%, el 2013, del 22,8% y el 2014, del 23,5%.

Uno de los aspectos que más han subrayado los responsables de la encuesta es que un año más sigue bajando la percepción de inseguridad. El año 2015 marca el punto más alto con un 86,8% de los encuestados que declaraban tener la sensación de que la delincuencia había aumentado. Esta cifra disminuyó en los años 2016 y 2017, y ahora la encuesta muestra una nueva disminución hasta el 76,8% de los encuestados.

Con respecto al porcentaje de los encuestados que declararon haber denunciado si habían sido víctimas de un delito, fue del 35,1%, cifra inferior a la de años precedentes. Esta cifra ha ido disminuyendo desde el 2015, que llegó a ser del 43,5% de los encuestados que sí que habían denunciado.

Por otra parte, durante el 2018, el 6,6% de las viviendas del país fueron revictimizadas, es decir, fueron víctimas de un delito grave dos o más veces.

Entre las causas que motivaron la no denuncia de los hechos delictivos básicamente se encuentra la poca entidad del delito, la posible pérdida de tiempo o la falta de confianza en la policía o la justicia.

Con respecto a la tipología de hechos delictivos, la encuesta compara los resultados de 2017 y 2018, y en casi todos los ilícitos la cifra disminuye. A la pregunta de si usted o algún miembro de su hogar ha sido víctima de algún delito como robo con violencia y/o intimidación, un 4,6 responde afirmativamente, mientras que en el 2017 lo hizo un 5,1%. Cifras similares responden en los robos con fuerza en la vivienda, que pasan del 5,1% al 4,8% en el 2018. Pero la disminución más destacada es la de robo de objetos desde vehículos, que pasa del 14,2% del 2017 al 11,6% en el año 2018.

La ENUSC también midió cuál es la fuente de información a partir de la que las personas se forman una percepción sobre el mundo de la delincuencia. Más de la mitad de los encuestados – 50,2%– lo hace a través de la televisión, el 13,8% por otras personas y el 12,5% porque lo han sufrido en propia persona.

Con respecto al incivismo, la mayoría de tipologías disminuyen porcentualmente respecto al 2017 y destacan la presencia de perros abandonados, la presencia de comercio ambulante y la existencia de grafitis en las paredes de la vía pública. Mientras que otras tipologías destacadas se mantienen estables respecto al año anterior, como el consumo de alcohol o drogas en la vía pública, la acumulación de desperdicios, personas durmiendo en la calle, venta clandestina de alcohol y prostitución.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Alemania: Continúa el descenso de los delitos, pero aumenta la inseguridad

Reichstag BerlinEn Alemania, se acaban de publicar, casi simultáneamente, las estadísticas policiales[1] y una encuesta de victimización de ámbito federal.[2] Llama la atención que, mientras los delitos se han reducido un 3,6% (350.000 menos que el año anterior), las personas que se sienten poco o muy inseguras han pasado de un 17,3% el año 2012 (la encuesta federal de victimización anterior) a un 21,5%. La diferencia temporal de los dos datos anteriores no explica estas diferencias, ya que el delito está en una fase de descenso moderado pero constante los últimos años (desde 2012, el número se ha reducido en más de medio millón de casos). Posiblemente, uno de los factores que sustenta este descenso de la seguridad subjetiva esté relacionado con la presencia del terrorismo (que hace sentir insegura a más de un 20% de la población), que no aparecía en la encuesta anterior de 2012. Este incremento de la inseguridad se produce de forma similar en la inmensa mayoría de los länder.

Los ámbitos que más afectan a la sensación de seguridad de los entrevistados son el robo en domicilio (un 24% temen ser objeto de este delito), el robo con violencia (20,9%) y la violencia sexual (22,2% mujeres).

Los delitos contra las personas se reducen un 3,9%. Aunque el homicidio y sus variantes aumentan cerca del 4% y los delitos de lesiones dolosos aumentan muy ligeramente, la reducción mayor de los delitos contra la libertad sexual lo compensa sobradamente (disminuye por encima de un 10%). Lo que ellos denominan “criminalidad de calle” (Straβenkriminalität), que constituye la categoría más numerosa de delitos, experimenta un descenso del 8%. También la delincuencia económica en general (hurtos en general, de bicicletas, de vehículos y camiones, de motos). Incluso los tan temidos robos en domicilio presentan una reducción del 16,3%, fruto de las diversas metodologías utilizadas para prevenirlos (entre ellas, la predictive policing). Incluso las estafas y los fraudes experimentan un leve descenso.

La tasa de denuncia se sitúa entre el 35 y el 40%, con excepción de los casos de phishing y pharming, que reflejan niveles de denuncia mucho más bajos (cerca del 10%). Entre las razones para denunciar un delito figura en primer lugar la obligatoriedad (moral) de denunciar cualquier delito, así como el deseo de que un hecho así no vuelva a suceder o que el o la culpable sean castigados.

El número de personas detenidas ha disminuido un 2,9 en relación con el año anterior (2.051.266 en 2017), un 65,46% de los cuales tenían la nacionalidad alemana y un 34,53% eran extranjeros.

[1] Vid. https://www.bka.de/DE/AktuelleInformationen/StatistikenLagebilder/PolizeilicheKriminalstatistik/pks_node.html

[2] Vid. https://www.bka.de/DE/UnsereAufgaben/Forschung/ForschungsprojekteUndErgebnisse/Sicherheitsstudie/sicherheitsstudie_node.html

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français