Publicadas las estadísticas federales de encarcelados en Estados Unidos en diciembre de 2021

Las estadísticas federales de prisioneros recogidas y presentadas por la Oficina de Estadísticas de Justicia (BJS) a través del programa de la Oficina Federal de Prisiones sobre temas específicos, informa de estos datos cada año aproximadamente a finales de año.

Las estadísticas publicadas corresponden al año 2021 y se explican amplias características de las prisiones, de los internos y del funcionariado, así como de las condiciones de las instalaciones. Entre las más destacadas cabe mencionar las siguientes:

La población penitenciaria federal aumentó más del 3%, pasando de 151.283 reclusos a finales del año 2020 hasta los 156.542 al cierre del año 2021.

A finales del año 2021, cerca del 85% de las personas internas en prisiones federales eran ciudadanos estadounidenses.

De entre el total de encarcelados, se cometieron siete casos de agresión sexual contra el personal de los centros, dos mediante el uso de la fuerza o con amenazas de muerte.

A finales del año 2021, había un total de 8.605 ciudadanos que se habían registrado para hacer de voluntarios en un centro penitenciario federal. De éstos, 6.651 por un servicio a largo plazo y 1.954 por 4 días o menos.

En Estados Unidos existen 122 instalaciones penitenciarias federales, todas con posibilidades y capacidades de realizar videoconferencias para participar en audiencias judiciales, consultas con embajadas extranjeras, comunicaciones con las oficinas de libertad condicional, para preparación previa al ingreso, audiencias disciplinarias y para el programa de audiencias institucionales. Cabe añadir que todos estos centros penitenciarios están dotados de asistencia sanitaria profesional.

A lo largo del pasado año, hubo un total de 378 personas que recibieron tratamiento asistido con medicamentos por la Food and Drug de EE.UU. para tratar el consumo de sustancias estupefacientes antes de ser admitidas en las cárceles. Y también cabe mencionar que 1.127 encarcelados recibieron también el tratamiento estando ya en prisión.

Durante el año 2021, se cometieron un total de 73.459 actos prohibidos por parte de 47.000 reclusos de las distintas prisiones federales. De éstos, 35.433 ─el 48%─ eran de gravedad moderada, 19.630 ─el 27%─ eran de alta gravedad y el 25% restante, 18.206, de mayor gravedad.

En 2021, el personal de prisiones fue agredido físicamente por parte de prisioneros federales en 1.111 disturbios distintos, lo que resultó en 10 casos en lesiones graves de los trabajadores.

Las cuatro instalaciones con más actos prohibidos en 2021 fueron todas instalaciones de alta seguridad: Thomson Penitenciaría Administrativa de Estados Unidos en Illinois (1.568 actos prohibidos), Victorville US Penitentiary en California (1.362), Penitenciaría de Estados Unidos de Tucson en Arizona (1.338) y la Penitenciaría Estadounidense de Lee en Virginia (1.279).

Durante el pasado año, un total de 142.871 internos de las prisiones federales había sido evaluado con el riesgo de reincidencia mediante la herramienta de evaluación de los presos Targeting Risc. Cerca del 34% de los presos federales evaluados a 31 de diciembre de 2021 se clasificaron con alto riesgo de reincidencia, el 19% con riesgo medio, el 31% con bajo riesgo y el 15% con riesgo mínimo.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Décima edición del informe de la Agencia Europea de la Ciberseguridad -ENISA

Esta es la décima edición del informe ENISA Threat Landscape (ETL), un informe anual sobre el estado global de las amenazas en el ámbito de la ciberseguridad. El documento identifica las principales amenazas, las principales tendencias observadas con respecto a las amenazas, los actores de la amenaza y las técnicas de ataque, así como el análisis de impacto y motivación. También describe las medidas de mitigación más relevantes en la actualidad.

El trabajo de este año ha vuelto a contar con el apoyo del Grupo de trabajo ad hoc de ENISA sobre paisajes de amenaza a la ciberseguridad (CTL). Durante el periodo de informe del ETL 2022, las principales amenazas identificadas incluyen: ransomware, software malicioso, amenazas de ingeniería social, amenazas contra los datos, amenazas contra la disponibilidad: denegación de servicio, amenazas de Internet, desinformación y ataques a la cadena de suministro.

Para cada una de las amenazas identificadas, se proponen determinadas técnicas de ataque, incidentes y tendencias notables junto con medidas de mitigación. Con respecto a las tendencias durante el periodo de elaboración del informe, el documento destaca lo siguiente:

Impacto de la geopolítica en el panorama de las amenazas a la ciberseguridad:

  • El conflicto entre Rusia y Ucrania ha remodelado el panorama de las amenazas durante el periodo de elaboración del informe.
  • La geopolítica sigue teniendo un impacto muy fuerte en las operaciones cibernéticas.
  • Los ataques destructivos son un componente destacado de las operaciones de los actores estatales.
  • La desinformación es una herramienta en la ciberguerra. Se utilizó incluso antes de que empezara la guerra “física” como actividad preparatoria para la invasión rusa de Ucrania.

El ransomware y los ataques contra la disponibilidad son los más altos durante el periodo del informe:

  • Aumento significativo de los ataques contra la disponibilidad, especialmente DDoS, y la guerra en curso son los motivos principales de estos ataques.
  • El phishing vuelve a ser el vector más común para el acceso inicial. Los avances en la sofisticación de la pesca, la fatiga de los usuarios y la pesca orientada y basada en el contexto han provocado este incremento. Los nuevos cebos en las amenazas de ingeniería social se están centrando en el conflicto Ucrania-Rusia de una forma parecida a lo que pasó durante la situación de covid.
  • El software malicioso vuelve a aumentar tras la disminución que se notó, vinculada a la pandemia de la COVID-19.
  • Los DDoS son cada vez mayores y complejos, se están avanzando hacia redes móviles e IoT y se utilizan en el contexto de la ciberguerra.

Las nuevas amenazas, híbridas y emergentes, están marcando el panorama de amenazas con un gran impacto.

  • Desinformación y falsificaciones profundas con inteligencia artificial.
  • Entender las tendencias relacionadas con los actores de las amenazas, sus motivaciones y sus objetivos ayuda mucho a planificar las defensas de ciberseguridad y las estrategias de mitigación. Por lo tanto, a efectos del ETL 2022, se vuelven a considerar las siguientes cuatro categorías de actores de amenaza de ciberseguridad: actores patrocinados por el estado, actores de cibercrimen, actores piratas informáticos y hacktivistas.

Mediante un análisis continuo, ENISA obtuvo tendencias, patrones y conocimientos para cada una de las principales amenazas presentadas en el informe ETL 2022. Las conclusiones y los juicios clave de esta evaluación se basan en recursos múltiples y disponibles que se proporcionan en las referencias utilizadas para el desarrollo de este documento. El informe se dirige principalmente a los decisores estratégicos y a los responsables políticos, a la vez que es de interés para la comunidad técnica de ciberseguridad.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

La seguridad de la comunidad es mucho más que los delitos

El investigador Trevor Hancock publicó en Timescolonist.com un artículo relativo a un estudio sobre la seguridad de las comunidades, en el que considera que esta seguridad a menudo se centra en la problemática de la delincuencia o la violencia, pero para él la seguridad es mucho más que eso.

Sin embargo, también considera que hay una comprensión muy distinta de la seguridad en Europa en comparación con Norteamérica.

En Europa, el movimiento Safe Communities se centró en gran medida en prevenir accidentes, lo que en seguridad pública se denomina ‘lesiones no intencionadas’. Pero en Norteamérica el enfoque del trabajo sobre comunidades seguras se centró principalmente en la prevención del crimen y la violencia, una parte de lo que se denomina ‘lesiones intencionadas’.

Desde una perspectiva de seguridad pública, las lesiones no intencionadas son, con diferencia, el mayor problema. En un informe del Comité de Prevención de Lesiones se señala que las lesiones son la principal causa de muerte entre los 1 y los 44 años y la cuarta causa de muerte para todas las edades.

Hancock identifica tres prioridades para la prevención de las lesiones: caídas de las personas mayores, lesiones relacionadas con los transportes y suicidios y autolesiones. Pero, incluso dentro de la categoría de asalto, la prioridad no debería ser la violencia aleatoria perpetrada contra desconocidos, sino la violencia familiar y la violencia sexual.

Un informe de 2021 de Statistics Canada señalaba que una cuarta parte de las víctimas de violencia denunciada por la policía son víctimas de un miembro de la familia, mientras que dos tercios de todas las víctimas de violencia familiar son mujeres y niñas.

Además, esta violencia, así como la violencia sexual, son muy poco denunciadas. El 80% de la violencia conyugal no se denunció a la policía. Aparte, la seguridad de la comunidad no se trata solo de violencia, ni siquiera de crimen en general, sino de sentirse seguro.

Por ejemplo, la agresión —especialmente la violencia aleatoria— se considera mucho más aterradora (y más digna de noticia) que los casos mucho más numerosos de caídas y accidentes de tráfico, que demasiado a menudo parecen aceptarse como parte del tejido de la vida cotidiana o del precio que pagamos por la movilidad.

Eso nos dice que la percepción y la emoción son importantes cuando se trata de seguridad, no solo de datos.

Las personas pueden sentirse inseguras por varias razones, que a menudo tienen poco que ver con la actividad delictiva o con las competencias de la policía.

Las personas indígenas, las personas de color, las personas LGBTQ y otras pueden sentirse inseguras a causa de actitudes, comentarios o comportamientos discriminatorios que no son delictivos. Y, por descontado, las calles y los parques oscuros hacen que muchos de nosotros nos sintamos inseguros, mientras que la gente está preocupada y quizás se asusta por aquellos que actúan de forma extraña o que viven en la calle.

Por lo tanto, si realmente queremos una comunidad más segura, tenemos que pensar de forma bastante amplia sobre qué hace que nuestra comunidad sea insegura para las personas, y no dejarnos absorber por una comprensión de la seguridad que se define demasiado estrictamente como una cuestión de crimen, violencia y ley y orden.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Informe de propuesta de revisión estratégica de la policía de Inglaterra y Gales

Durante el primer semestre de 2022 se ha presentado el informe Un nuevo modelo de protección, que recoge el documento final de la revisión estratégica de la policía en Inglaterra y Gales. El informe se basa en la voluntad de rediseñar la seguridad pública para el siglo XXI.

El documento se sitúa en los inicios de la creación de la policía en Inglaterra, caracterizados por el desarrollo de un modelo de policía en el que el trabajo de los agentes no dependía principalmente del uso del poder, sino más bien de la confianza y la cooperación con la sociedad. Desgraciadamente, 200 años después, reconocen que hay una crisis de confianza pública en las instituciones policiales.

El informe constata que el porcentaje de personas que considera que la policía hace una buena o excelente tarea ha ido disminuyendo en los últimos años. Y esta falta de confianza en la policía es más acusada en Londres, relacionada en parte con los recientes casos de mala praxis policial. Sin embargo, este informe revela que habría también causas mucho más profundas, de larga duración, motivos por los que este modelo de policía ya no parece capaz de satisfacer las expectativas de la sociedad.

Con todo, la sociedad no sería la única que ha perdido la confianza, sino que muchos policías también lo han hecho, ya que a pesar de trabajar duro y deseando servir al ciudadano, muy a menudo se sienten incapaces. Otra de las causas sería el impacto de la austeridad entre los años 2010 y 2017. El número de agentes de policía disminuyó de 143.000 a cerca de 123.000, lo que se tradujo en que la ciudadanía se quejase de no ver a policías uniformados en las calles y que, por lo tanto, se sintieran menos seguros.

En esta línea, la frustración de los policías también se da porque solo llegan a recoger las denuncias de robo de forma superficial, es decir, con el fin de dar curso a los seguros, pero sin una investigación detrás. Y todo en una tesitura de profundos cambios en torno a la globalización y la evolución de la tecnología. El 40% de todos los delitos denunciados son fraudes, la mayoría de los cuales, cibernéticos.

El informe subraya que el crimen de la era digital se está afrontando con un enfoque de policía analógica. Al mismo tiempo, la policía se ha convertido en un servicio público de último recurso, que recoge los fracasos anteriores de otros servicios sociales, como podrían ser las llamadas de personas desaparecidas, la mayoría de las cuales provienen de jóvenes acogidos.

Para resolver algunas de estas problemáticas, el documento propone, entre otros:

  • Hacer un cambio radical hacia un enfoque preventivo más sistémico. Propone la creación de una Agencia de Prevención de la Delincuencia, con fuertes poderes reguladores, sobre todo para las empresas.
  • Mejorar considerablemente la capacidad para abordar delitos transfronterizos y el crimen organizado. Propone la creación de la Agencia Nacional del Crimen.
  • Fortalecer a la policía local y a las policías de barrio. Sería la mejor forma de devolver la confianza de la sociedad en la policía.
  • Dotar a los agentes de policía de mejores herramientas para llevar a cabo el trabajo y fomentar la entrada de personas cualificadas y con habilidades especializadas a través de suplementos salariales.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Almacenaje personal de armas de fuego en Estados Unidos

Tanto los defensores de la salud pública como los defensores de los derechos de las armas están absolutamente de acuerdo en que los propietarios de armas de fuego deben almacenarlas de modo que se evite que personas no autorizadas puedan acceder a ellas.

Estas prácticas de almacenaje pueden ayudar a prevenir muertes y lesiones no intencionales por armas de fuego entre los menores. Además, existe un argumento teórico convincente para prevenir el suicidio mediante la reducción del acceso a medios letales.

La página web rand.org ha publicado un estudio sobre la protección en torno a las armas de fuego con estimaciones recientes, patrones y efectividad de las intervenciones.

Las conclusiones de muchos estudios son consistentes con estas teorías y cuentan con un amplio consenso entre las organizaciones de salud pública, como la Organización Mundial de la Salud.

En el caso de las armas de fuego, reducir el acceso a medios letales implica almacenar armas de fuego bloqueadas y descargadas. Por estas razones, se han creado e implementado campañas de políticas de salud pública para promover el almacenaje seguro de armas de fuego de propiedad personal.

Este estudio analiza lo que se entiende por almacenaje seguro de armas de fuego y proporciona estimaciones de las prácticas de almacenaje de los propietarios de armas de Estados Unidos a partir de encuestas representativas a nivel nacional y estatal. Esto se complementa con investigaciones sobre poblaciones seleccionadas con datos a partir del año 2010, lo que incluye poblaciones de interés a causa de acontecimientos actuales y con riesgo de daños, como por ejemplo personas que compraron un arma de fuego durante la pandemia de COVID-19, hogares con menores, personas con afecciones de salud mental o en riesgo de suicidio y poblaciones militares o veteranas.

El informe describe cómo los norteamericanos acostumbran a guardar sus armas de fuego y la justificación de las prácticas de almacenaje, para posteriormente revisar la investigación sobre la efectividad de las intervenciones que buscan cambiar las prácticas de almacenaje de armas de fuego. Estas intervenciones se califican como intervenciones clínicas, basadas en la comunidad y las políticas públicas.

El estudio concluye que múltiples grupos de partes interesadas recomiendan que las armas de fuego se guarden con llave y descargadas y que las municiones se almacenen por separado. La mayoría de la evidencia empírica hasta la fecha indica que aproximadamente la mitad de los propietarios de armas de fuego guardan sus armas cerradas, y un tercio las guarda cerradas y descargadas. La mayor influencia de las prácticas de almacenaje entre aquellos que no guardan sus armas de fuego como se recomienda son las percepciones de riesgo y protección. Aquellos con más armas y aquellos con solo pistolas tienen menos probabilidades de guardar las armas como se recomienda, y los hogares con menores tienen más posibilidades de guardarlas según está recomendado.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Situación y tendencias del terrorismo en la Unión Europea

Publicado recientemente por Europol, el Informe sobre la situación y tendencias del terrorismo de la Unión Europea 2022 (TE-SAT) ofrece el estudio de inteligencia más completo y actualizado sobre el terrorismo en la Unión Europea.

El informe de Europol TE-SAT 2022 se basa en datos cuantitativos proporcionados a Europol por los estados miembros de la UE sobre ataques terroristas, detenciones y decisiones judiciales dictadas por delitos terroristas. Los socios de Europol también proporcionaron información cualitativa y valoraciones valiosas que enriquecen las conclusiones del informe.

Las conclusiones del TE-SAT 2022 confirman que el terrorismo todavía representa un peligro real y actual para la Unión Europea:

En el año 2021 se registraron 15 ataques terroristas completados, frustrados o fallidos en la Unión Europea. Los cuatro ataques completados incluían tres ataques terroristas yihadistas y un ataque terrorista de la extrema izquierda.

Las autoridades policiales de la UE detuvieron a 388 sospechosos por delitos relacionados con el terrorismo en 2021. De estos, más de dos tercios (260) se llevaron a cabo después de investigaciones sobre delitos de terrorismo yihadista en Austria, Francia y España.

Los procedimientos judiciales concluidos en 2021 dieron lugar a 423 condenas por delitos de terrorismo.

Los actores solitarios siguen siendo los principales autores de los ataques terroristas y extremistas violentos en Europa. No obstante, las tramas de ataque en las que participaban varios actores también se interrumpieron en el año 2021. Los individuos que llevan a cabo ataques solos se han asociado principalmente con el terrorismo yihadista, el terrorismo de derechas y el extremismo violento.

En 2021, en los ataques terroristas se utilizó armamento que es relativamente fácil de conseguir y no requiere grandes habilidades para su montaje o uso. Las armas utilizadas en ataques en la UE en 2021 incluían armas blancas, vehículos (en ataques de impacto) y dispositivos incendiarios improvisados.

Por otra parte, la propaganda terrorista difundida en línea en 2021 ha seguido reflejando temas relacionados con la COVID-19. El aumento de tiempo pasado en línea a causa de las restricciones por la pandemia, entre otros motivos, constituye un factor de riesgo en el potencial camino de las personas vulnerables hacia el extremismo.

El extremismo violento contra la COVID-19 y el extremismo antigubernamental, que no está afiliado a actividades terroristas y extremistas violentas tradicionales, surgieron en algunos estados miembros y países no comunitarios. Estas formas de extremismo violento se materializaron en amenazas abiertas, mensajes de odio difundidos en línea y, en algunos casos, el uso de la violencia.

Los desarrollos geopolíticos en regiones clave fuera de la UE influyen en las narrativas terroristas y la propaganda difundida en los estados miembros. La actual amenaza terrorista para los estados miembros parece que no se ha visto afectada directamente por la toma de poder por parte de los talibanes en Afganistán. No obstante, aumentó la atención mundial a las insurrecciones de motivación religiosa y, por lo tanto, ofreció a los yihadistas afiliados tanto a Al-Qaeda como al grupo terrorista autoproclamado Estado Islámico (EI) oportunidades de promover sus propias argumentaciones.

El TE-SAT profundiza en los siguientes tipos de terrorismo: terrorismo yihadista, terrorismo de derechas, terrorismo de izquierdas y anarquista, terrorismo etnonacionalista y separatista y otros tipos de terrorismo.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

La amenaza de la delincuencia medioambiental en la Unión Europea

La delincuencia medioambiental genera solo en la Unión Europea millones de euros de dinero sucio cada año, pero sigue siendo extremadamente difícil para las fuerzas del orden vincular los casos con actividades de crimen organizado. Las discrepancias legales entre países, el bajo riesgo de detección y las sanciones marginales hacen que los delitos ambientales sean un negocio muy atractivo para los emprendedores criminales.

No obstante, algo está cambiando: los crímenes contra el medio ambiente llaman cada vez más la atención, a medida que el cambio climático se ha convertido en crucial en la agenda de los responsables políticos.

La nueva evaluación de amenazas de Europol, La delincuencia ambiental en la era del cambio climático, ofrece el estudio de inteligencia más completo hasta ahora sobre este fenómeno criminal en la UE.

Las investigaciones de las fuerzas del orden en toda la UE muestran que hay un componente de delincuencia organizada detrás de la mayoría de los esquemas de delincuencia medioambiental, que a menudo están liderados por empresas legales. En Europol también se ha observado un fuerte aumento del número de casos transfronterizos.

La delincuencia medioambiental cubre una serie de actividades que infringen la legislación ambiental y causan daños o riesgos significativos para el medio ambiente, la salud humana o ambos. Entre los principales riesgos hay que destacar lo siguiente:

• La mayoría de los actores de la delincuencia medioambiental son propietarios/operadores de negocios legales oportunistas que deciden aumentar sus posibilidades de beneficio mediante el establecimiento de una empresa criminal.

• Para el blanqueo del producto ilícito, los delincuentes utilizan principalmente los mismos negocios legales en los que operan (es decir, negocios de gestión de residuos, tiendas minoristas, empresas pesqueras, etc.). El fraude documental, el abuso de discrepancias en la legislación y la corrupción generalizada son los pilares de la infraestructura de delincuencia medioambiental.

• Las redes criminales de la UE se apuntan cada vez más a la Europa central y oriental para traficar con residuos ilícitos producidos en la Europa occidental. Fuera de la UE, los traficantes europeos se dirigen principalmente al sureste asiático como destino de residuos plásticos ilícitos y barcos al final de su vida útil, y a África para los residuos de equipos eléctricos y electrónicos.

• La UE funciona como un centro para el tráfico mundial de vida salvaje. Es el principal destino de la vida salvaje objeto de tráfico, pero también es un punto de origen de la fauna endémica objeto de tráfico en otros continentes.

• Los residuos relacionados con la producción de drogas sintéticas y de precursores de drogas sintéticas son una de las principales fuentes de daños ambientales vinculados al crimen organizado en la UE.

El informe de Europol profundiza en las principales tipologías de delitos medioambientales investigados en la UE, a saber: delitos de residuos y contaminación, tráfico de fauna salvaje, pesca ilegal, no declarada y no regulada, delitos forestales y comercio ilegal de animales de compañía. Se presta especial atención al cambio climático, que funciona como un factor de impulso y de atracción para el crimen organizado. La creciente escasez de recursos naturales probablemente desencadenará intereses del crimen organizado en términos de beneficios en un futuro inmediato.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Aumentan los delitos violentos relacionados con armas de fuego en Canadá

Un estudio realizado por la investigadora Mary Allen, del Centro Canadiense de Justicia y Estadísticas de Seguridad Comunitaria, muestra que las tasas de violencia relacionadas con las armas de fuego han aumentado durante los últimos años.

En este contexto, en el año 2020 los ilícitos cometidos con violencia representaron aproximadamente uno de cada cinco delitos que llegaron a la atención de la policía.

Los delitos relacionados con armas de fuego suelen representar menos del 3% de los ilícitos violentos denunciados a la policía en Canadá. No obstante, este tipo delictivo tiene un impacto emocional y físico importante en las víctimas, las familias y las comunidades.

En 2020, el primer año de la pandemia de COVID-19, hubo 8.344 víctimas de delitos denunciados a la policía donde había un arma de fuego presente durante la comisión del delito, hecho que supone una tasa de 29 por 100.000 habitantes. Esta tasa no ha cambiado en comparación con el año 2019. No obstante, no fue el caso a todas las jurisdicciones, ya que las tasas de delitos relacionados con armas de fuego aumentaron en algunas áreas y disminuyeron en algunas otras.

Entre los años 2019 y 2020 se registraron aumentos notables de las tasas de crímenes violentos relacionados con armas de fuego en las zonas rurales, como por ejemplo en Columbia (+34%), la parte rural del norte de Ontario (+32%), Alberta rural (+32% en el norte y +31% en el sur), Territorios del Noroeste (+23%) y Nueva Escocia (+22%).

Este estudio examina los ilícitos relacionados con las armas de fuego en los dos periodos de seis años anteriores y posteriores al notable aumento que se produjo en el año 2015.

En 2020, la policía informó de un total de 743 víctimas de homicidio en Canadá, con una tasa de 1,95 por cada 100.000 habitantes. Para 277 de estas víctimas, se utilizó un arma de fuego para cometer el homicidio (para una tasa de 0,73 homicidios por cada 100.000 habitantes).

Tras una gradual disminución entre los años 2009 y 2013, la tasa de homicidios relacionados con armas de fuego ha aumentado desde el año 2013, con un solo descenso de 2018.

Como resultado, la proporción de homicidios con arma de fuego pasó del 26% de todos los homicidios en 2013 al 37% en 2020.

Las pistolas fueron el arma más presente en la mayoría de los delitos relacionados con armas de fuego entre los años 2009 y 2020 (59%).

Las tasas de ilícitos relacionados con armas de fuego eran más altas en las zonas rurales que en los centros urbanos de la mayoría de provincias, y eran notablemente altas en las zonas rurales del norte. No obstante, los delitos relacionados con las armas de fuego representaron en general una proporción mayor de delitos violentos en las zonas urbanas.

Como tal, las personas que viven en algunas zonas rurales pueden tener más riesgo de delito con armas de fuego, pero los ilícitos que se producen en las zonas urbanas son, generalmente, más probables que se trate de un arma de fuego.

El acusado de delitos relacionados con armas de fuego era más frecuentemente un desconocido para la víctima en el año 2020 (para el 55% de las víctimas masculinas y el 41% de mujeres víctimas). Eso fue impulsado, sin embargo, por los ilícitos relacionados con las armas de fuego en las zonas urbanas.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Disminuyen los homicidios en Escocia al nivel más bajo desde el año 2013

El informe de rendimiento del cuarto trimestre de la Policía de Escocia para el periodo 2021-22 muestra que se registraron 10 homicidios menos que durante el periodo 2020-21. También se registraron menos intentos de asesinato, en comparación con el mismo periodo 2020-21.

Asimismo, los datos mostraron un aumento del fraude (+18,6%), pero una reducción de los delitos de maltratos domésticos (-1,7%). Sin embargo, los delitos de maltratos domésticos han aumentado un 3,7% respecto a la media de los últimos cinco años.

La subdirectora de la policía escocesa, Fiona Taylor, expresó que las cifras publicadas destacaban porque el año pasado había sido un periodo excepcional para la policía y los efectos de la pandemia sobre la delincuencia se habían seguido notado.

Según informa Policing Insight, un aumento global de los delitos violentos del 11,2% se mide en paralelo con una reducción significativa durante el periodo 2020-21 (-10%) a causa de las restricciones vigentes en aquel momento. La media de los últimos cinco años (2,1%) ofrece más información sobre los delitos violentos. Desde el cuerpo policial consideran que una reducción del número de homicidios es bienvenida, pero que hay más cosas para hacer frente a la violencia, incluida la colaboración con el resto de socios para prevenir los delitos.

La policía de Escocia sigue trabajando el ámbito de los abusos domésticos y hay oficiales especializados que trabajan en comunidades de todo el país para hacer frente a este tipo de delitos. La revisión integral que han encargado de la respuesta policial a la protección pública les permitirá seguir adaptándose y respondiendo a la demanda cambiante y a las vulnerabilidades en este espacio.

Por otra parte, se ha vuelto a registrar un aumento del fraude este trimestre, lo que reafirma que la policía que trabaja en la red es, cada vez más, una parte clave de la policía de primera línea. El trabajo para interrumpir las actividades de los delincuentes y proteger a la ciudadanía ha continuado, con 6,46 millones de libras esterlinas de fraude que se han evitado únicamente mediante la aplicación del protocolo bancario.

El informe de rendimiento del cuarto trimestre también detalla los resultados de la encuesta Your Police dela Policía Escocesa entre enero y marzo de 2022, con más de 14.000 respuestas de la ciudadanía recibidas.

La subdirectora de la policía, Fiona Taylor, aseguró que el vínculo con los conciudadanos es fundamental para garantizar la legitimidad de la policía y clave para permitir una policía comunitaria eficaz. La ciudadanía ha opinado que se están haciendo bien las cosas a la hora de ofrecer un servicio coherente y ha acogido una mayor visibilidad y presencia en las zonas que lo requieren.

De esta manera, expresó que se utilicen los comentarios que reciben para informar sobre el enfoque policial, incluido el Plan anual de policía para el periodo 2022-2023. Y finalizó animando a la ciudadanía a participar en las encuestas para influir, de esta manera, en la policía.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Informe de investigación sobre muertes provocadas por la policía en Estados Unidos

Este documento, cuyos autores son los investigadores Meagan Cahill, Melissa M. Labriola y Jirka Taylor de RAND Corporation, resume lo que actualmente se sabe sobre las muertes provocadas por agentes de policía en Estados Unidos e identifican la evidencia existente sobre diferentes formas de prevenir estas muertes.

Existe un cuerpo relativamente grande de investigación sobre estos temas, pero estos estudios a menudo sufren deficiencias metodológicas, en gran medida derivadas de la escasez de datos disponibles. Los autores presentan este trabajo centrado en el desarrollo de una agenda de investigación o una hoja de ruta, para reducir estas muertes a manos de la policía estadounidense.

El informe, basado en una extensa revisión de la literatura, así como en entrevistas con expertos policiales, contiene una serie de recomendaciones para las áreas en las que los esfuerzos de investigación pueden ser más efectivos para ayudar a informar de la formulación de políticas y la toma de decisiones destinadas a reducir la cifra de víctimas mortales en manos de la policía.

Los autores identifican seis áreas de enfoque: cuestiones fundamentales –como las desigualdades raciales, la cultura policial y los sindicatos policiales–, datos e informes, capacitación, políticas, tecnología y consecuencias para los policías. Además, cabe mencionar que los autores utilizan los términos “asesinatos policiales”, “violencia policial” y “tiroteos policiales” para describir este tipo de comportamientos policiales, ya sean ilícitos o no. Los autores identifican casos específicos de estos comportamientos como mala conducta, ilegalidad, negligencia o exceso cuando se aplican estas descripciones.

Los autores cierran el documento con una serie de prioridades de investigación entre las que se incluye:

  • Incorporar una lente racial en los estudios sobre la reducción de la violencia por parte de la policía y las muertes provocadas por la policía.
  • Investigar sobre aspectos de la aplicación de la ley que enseñan y refuerzan la cultura y las normas policiales tradicionales y sobre cómo los esfuerzos de reforma podrían superar la resistencia derivada de la cultura y las normas.
  • Desarrollar investigaciones sobre el rol de los sindicatos en la prevención de la rendición de cuentas en las diferentes políticas de las agencias y en la configuración de los resultados de los casos que involucran a muertos en manos de policías.
  • Explorar fuentes de datos y datos adicionales que podrían proporcionar una representación más confiable de un incidente de violencia policial, incluidos los incidentes no fatales: factores situacionales que rodean a los incidentes y el uso de la tecnología antes, durante y después de un incidente.
  • Mejorar la recopilación de datos sobre las consecuencias de los agentes después de una muerte a manos de la policía.
  • Alejarse de datos autoinformados sobre el uso de cámaras corporales revisando imágenes e incorporando fuentes de datos alternativas para las revisiones de los incidentes.
  • Desarrollar un consenso sobre qué capacitación debe implementarse en todas las agencias.
  • Identificar los mecanismos por los que las políticas específicas reducen la violencia de manos de la policía e identificar qué combinación de políticas es más efectiva para reducir la violencia policial.
  • Investigar sobre los efectos generales de utilizar otras tecnologías sobre la fuerza letal.
  • Estudiar el papel de los fiscales en la configuración de los resultados de los casos que involucran muertes a manos de la policía.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français