Se implanta el proyecto “Policía inteligente” en Grecia

La policía de Grecia contará con nuevos dispositivos que les permitirán llevar a cabo el reconocimiento facial y la identificación de huellas dactilares en tiempo real mientras se encuentren fuera de los recintos policiales.

El plan de difusión de la nueva tecnología forma parte del proyecto “Policía inteligente”, de 4,5 millones de euros, anunciado en el año 2017, que tiene como objetivo identificar y verificar la identidad de los ciudadanos cuando los para o los detiene la policía. La mayoría de los costes del proyecto (75%) son cubiertos por el Fondo de Seguridad Interna (ISF) de la Comisión Europea.

Actualmente, los ciudadanos que no son capaces de proporcionar documentos de identificación cuando la policía los para en las calles de Grecia deben ser trasladados a la comisaría de policía más cercana para comprobar su identidad. Al permitir la identificación en tiempo real, los nuevos dispositivos harán que la identificación de los ciudadanos sea más eficiente en el tiempo.

El objetivo de la policía griega es verificar personas, vehículos y objetos en tiempo real. Al hacerlo, mejora la seguridad de los agentes de policía, se reducen las molestias a los ciudadanos y se ahorra en recursos humanos y materiales.

La policía griega repartirá inicialmente al menos 1.000 dispositivos electrónicos, con la opción de entregar otros 9.000 este verano, si el esquema demuestra ser efectivo.

Los dispositivos, de aspecto similar a los teléfonos inteligentes, están conectados a 20 bases de datos diferentes pertenecientes a autoridades nacionales e internacionales, incluidos el Ministerio de Transportes griego, el Ministerio de Asuntos Exteriores, Europol, el FBI y la Interpol.

En marzo de 2020 Homo Digitalis, la organización griega de defensa de los derechos digitales sin ánimo de lucro, presentó una solicitud a la Autoridad griega de protección de datos (DPA) para expresar su preocupación por la legalidad del proyecto “Policía inteligente”.

Homo Digitalis argumentó que existe una fuerte posibilidad de que la policía griega infrinja las leyes de la UE relativas al tratamiento de datos personales establecidas en la Constitución griega, las leyes nacionales vinculadas al Reglamento general de protección de datos (GDPR) y la Carta de Derechos Fundamentales de la UE.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Francia abrirá una consulta para reformar sus cuerpos policiales

El presidente francés, Emmanuel Macron, lanzará una gran consulta nacional para tener la opinión de ciudadanos, sindicatos, políticos y expertos externos para una futura reforma de la Policía y la Gendarmería.

Entre los diversos objetivos habría una mejora de las condiciones de trabajo de las fuerzas del orden, reforzar la seguridad interior y renovar la deteriorada confianza entre los agentes y la ciudadanía.

En plena polémica sobre el racismo y la violencia policiales y ante las fuertes críticas a la Ley de seguridad global, Macron prometió a los ciudadanos una gran consulta nacional sobre la reforma de ambos cuerpos, en la que participan los sindicatos de policía, ministros, políticos y expertos internacionales. Estas consultas, que durarán hasta mayo, tendrán que sentar las bases de una futura ley de programación de la seguridad interior para el 2022.

La consulta durará unos cuatro meses y entre otros temas abordará el vínculo entre la policía y la ciudadanía, la formación de los agentes, la relación de la policía con la justicia, el mantenimiento del orden, la grabación de vídeos de actuaciones policiales, la reforma de las unidades de asuntos internos y la mejora de los medios materiales y humanos

El ministro del Interior francés, Gérald Darmanin, no cree que exista una separación entre la policía y los franceses, como aseguran algunos analistas y políticos; espera que la reforma sirva para resolver lo que él ha denominado los “siete pecados capitales” de la policía. Entre estos “pecados” destaca la insuficiente formación inicial y continua de los policías y gendarmes franceses: ocho meses frente a los tres años de Dinamarca. Además, muchos policías novatos son destinados al principio a los barrios más conflictivos de las grandes ciudades sin estar bien formados para eso, y no reciben suficiente apoyo ni medios de sus superiores.

También se espera que se lleve a cabo una reforma en profundidad de la Inspección General de la Policía Nacional (IGPN), el equivalente a los asuntos internos en otros países. La “policía de la policía”, como dicen en Francia, es a menudo acusada de falta de independencia y opacidad, lo cual contribuye a la existencia de un sentimiento de impunidad ante los delitos cometidos por los agentes.

Los franceses se encuentran divididos sobre la violencia policial. Un 42% considera que estas acusaciones se corresponden con la realidad, mientras que el mismo porcentaje cree que se trata de hechos marginales o inexistentes. Lo mismo pasa con las denuncias de racismo en la policía. Un 43% piensa que son hechos aislados y un 39% opina que las fuerzas del orden son racistas.

Los policías, por su parte, se quejan de los bajos salarios, de la sobrecarga de trabajo, de la falta de medios y de la ola de suicidios en el cuerpo. Los agentes, en alerta permanente desde la oleada de ataques islamistas de 2015, se han convertido en objetivo de manifestantes violentos, como se puede ver con las protestas de los “chalecos amarillos” o en otras más recientes. En el año 2020, 11 agentes de las fuerzas del orden perdieron la vida en acto de servicio y 8.700 policías y gendarmes resultaron heridos, según datos oficiales.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

La pandemia de COVID-19 y el rol de la policía

El doctor Jonas Grutzpalk −profesor de Ciencias Políticas y Sociología en la Universidad de Ciencias Aplicadas para la Policía y la Administración Pública de Renania del Norte-Westfalia, Alemania− hizo una investigación sobre cómo el trabajo de policía se había visto afectado por el surgimiento de la pandemia de COVID-19.

El plan de estudios de la policía de Renania del Norte-Westfalia, donde imparte clases, toca muchos temas distintos que van desde la ética, la sociología, las competencias interculturales, etc. hasta diferentes ramas del derecho (penal,  tráfico, función pública) y las llamadas “asignaturas policiales”, como ciencias forenses, tácticas, de gestión del tráfico, etc.

A partir de aquí, el doctor se planteó varias cuestiones: ¿Cómo cambia todo eso el coronavirus? ¿Cómo afecta la COVID-19 a la educación policial? ¿Y de qué formas? ¿Hay lecciones importantes para las futuras generaciones policiales que se están aprendiendo ahora mismo mientras se controla la pandemia real? ¿Puede ser que las fuerzas policiales estén aprendiendo algo sobre la vigilancia de una pandemia que se tendría que enseñar en las academias de policía de toda Europa?

En una serie de entrevistas que hizo a agentes de policía dentro y fuera del puesto de trabajo, preguntó a los entrevistados qué había aprendido la policía como institución durante la pandemia y qué tipo de procesos de aprendizaje les gustaría. Sus respuestas tocan varios temas, pero destacaban el problema creciente del escepticismo violento hacia las medidas adoptadas para allanar la curva de las nuevas infecciones.

Comunicación. Algunos de los  entrevistados argumentan que la comunicación con la gente en la calle se ha vuelto más difícil, ya que al llevar máscaras les ha dificultado la expresión a través de los gestos faciales. Y también se ha vuelto más complicado descifrar el estado emocional de las personas con que trata la policía.

Autoprotección. Escupir a agentes de policía siempre ha sido un modo de mostrar desprecio. Con la COVID-19, esta forma de ataque físico ha adquirido un significado nuevo y más peligroso, ya que también podría estar destinado a infectar intencionadamente con el coronavirus a los agentes de policía. La autoprotección de los agentes de policía, que es una parte importante del entrenamiento, pasa de este modo de evitar fuertes ataques a evitar encuentros que puedan provocar una infección. Pero eso, por descontado, amplía la distancia entre la policía y la ciudadanía, lo cual los entrevistados intentaron evitar al máximo. Queda por saber cómo los agentes de policía se pueden proteger contra los daños y ser un poco accesibles para las personas que tratan.

Enseñanza online. Las principales preocupaciones expresadas en este contexto se refieren al bienestar emocional de los estudiantes, pero también al contenido de lo que se enseña a medida que se clasifica parte del material. La educación policial está aprendiendo a tratar el tema de la educación online y hay muchas nuevas lecciones aprendidas por el camino.

Trabajo en casa y administración. Uno de los entrevistados planteó la pregunta de si la policía sería capaz de implementar el trabajo en casa. Uno de los principales problemas aquí es, por descontado, la seguridad de los datos, pero parece que también existe un problema cultural.

Estos pocos ejemplos muestran que la pandemia actual está imponiendo algunas lecciones que hay que aprender sobre la policía moderna. Todavía hay muchas más pendientes de mencionar. Lo que es interesante de estas lecciones es:

a) hasta qué punto se podrían institucionalizar

b) cómo podrían afectar a la conducta de la policía en la vida cotidiana

c) si nunca se aprenderán o más bien serán ignoradas

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Nuevo informe sobre el uso de drones por parte de la policía en los Estados Unidos

La Oficina de los servicios de policía comunitaria del Departamento de Justicia de los Estados Unidos (COPS Office) publicó el pasado mes de diciembre un nuevo informe con sus socios del Foro de Investigación Ejecutiva de la Policía (PERF), que es una hoja de ruta para la implementación de un programa de equipos no tripulados efectivos (UAS). Los drones, como generalmente se conocen los UAS, presentan una de las intervenciones más emocionantes en la aplicación de la ley, ofreciendo a los departamentos una herramienta esencial con la que recopilar datos situacionales vitales sin poner en peligro a los profesionales de las fuerzas del orden. Este informe es una guía para lanzar un programa de drones y está disponible en el sitio web de la Oficina COPS.

El informe sobre el uso de drones por parte de las agencias de seguridad pública es un grito de alarma sobre la amenaza de ataques con drones maliciosos.

El año pasado, la oficina COPS, el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (DHS) y el PERF convocaron unas conferencias de dos días para expertos de la comunidad policial sobre drones, su uso e implementación y la política de asistentes, así como sobre cuestiones operativas. Representantes de varias agencias presentaron ponencias sobre diversos temas relacionados:

  • Normas, preocupaciones comunitarias, asuntos presupuestarios y prácticas prometedoras para establecer programas para el uso de drones en las fuerzas del orden
  • Recomendaciones para la ejecución de este programa, incluida la formación y la dotación de personal
  • Asuntos de contrautilización, como la tecnología de detección y desactivación y el uso peligroso de drones ilegales por parte de malhechores

Este informe resume la información que se debatió en estas conferencias y también presenta lecciones aprendidas y prácticas prometedoras recogidas a partir de entrevistas, revisiones de políticas y datos de encuestas. Las presentaciones y debates de este acontecimiento han informado de todas las tareas de los drones en el futuro.

Este informe trata dos cuestiones opuestas pero relacionadas:

  • El uso de drones por parte de las agencias de policía para proteger la seguridad pública.
  • El uso de drones por parte de actores malintencionados para cometer varios delitos, como actos de terrorismo. Por lo tanto, la historia de los drones tiene aproximadamente dos caras radicalmente distintas de una misma moneda.

Varias agencias locales y federales han empezado a explorar estrategias contradrones en acontecimientos importantes y reuniones masivas como la Super Bowl. Pero este trabajo todavía está en desarrollo. Los legisladores y funcionarios gubernamentales federales, estatales y locales, incluidos los oficiales de policía, tendrían que acelerar sus esfuerzos para abordar estos problemas tan pronto como sea posible.

Todas las agencias de aplicación de la ley, independientemente de si quieren iniciar un programa para utilizar drones para sus propios propósitos, tienen que plantearse un reto relacionado pero mucho más difícil: como anticiparse, prevenir, detectar y responder al uso criminal de los drones, incluido el uso por parte de terroristas. Por ejemplo, los terroristas podrían utilizar drones para lanzar una bomba o rociar un gas tóxico sobre grandes multitudes de personas en un acto público. Pero los drones también pueden ser extremadamente eficaces en el reconocimiento con finalidades criminales, ya que pueden sobrevolar pilares, puestos de control y otros mecanismos de seguridad.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Nueva operación contra el blanqueo de dinero

Las autoridades policiales de 26 países y la Europol han llevado a cabo la llamada European Money Mule Action ‘EMMA 6’, una operación mundial contra los sistemas de mulas de dinero. Entre septiembre y noviembre de 2020, EMMA 6 se realizó por sexto año consecutivo con el apoyo del European  Banking Federation (EBF), el FinTech FinCrime Exchange, la INTERPOL y Western Union. Como resultado, se identificaron 4.031 mulas de dinero, junto con 227 reclutadores, y se detuvieron 422 personas en todo el mundo.

Durante el periodo de la operación, se iniciaron 1.529 investigaciones penales. Con el apoyo del sector privado, que incluía más de 500 bancos e instituciones financieras, se identificaron 4.942 transacciones fraudulentas de mulas de dinero que evitaron una pérdida total estimada de 33,5 millones de euros.

Las mulas de dinero son personas que, a menudo sin quererlo, han sido reclutadas por organizaciones criminales como agentes de blanqueo de dinero para esconder el origen del dinero conseguido fraudulentamente. Sin saber que están participando en actividades delictivas y engañadas por la promesa de dinero fácil, las mulas transfieren fondos robados entre cuentas, a menudo en diferentes países, en nombre de otros. A cambio, reciben una comisión por sus servicios.

Aunque las mulas se reclutan por numerosas vías, como el contacto directo o el correo electrónico, los delincuentes cada vez recurren más a las redes sociales para reclutar nuevos cómplices, mediante la publicidad de ofertas falsas de trabajo, anuncios emergentes online y aplicaciones de mensajería instantánea. Aunque se ha informado de algunos casos relacionados con la COVID-19, el compromiso del proceso de pago y las estafas románticas siguen siendo los esquemas más recurrentes. El uso de criptomonedas por parte de las mulas de dinero también va en aumento.

La Europol y las autoridades policiales de la Unión Europea, junto con socios internacionales e instituciones financieras, lanzaron la campaña #DontBeaMule para sensibilizar a la ciudadanía sobre los riesgos de los sistemas de mulas de dinero.

La campaña, promovida por las autoridades competentes, tuvo como objetivo informar al público sobre cómo funcionan los delincuentes, cómo se pueden proteger de ellos y qué hay que hacer si los implican.

¿Qué arriesgas como mula de dinero?

• Ataques físicos o amenazas si no sigues cooperando con los delincuentes

• Penas de prisión o multas

• Antecedentes penales que puedan afectar gravemente al resto de tu vida, como no poder asegurar nunca una hipoteca ni abrir una cuenta bancaria

¿Qué puedes hacer?

Si crees que te podrían utilizar como mula, actúa antes de que sea demasiado tarde: deja de transferir dinero y notifícalo inmediatamente a tu banco y a la policía.

La Operación EMMA forma parte de un proyecto en curso llevado a cabo bajo el paraguas del Plan de acción operativo EMPACT contra el fraude en el pago de la ciberdelincuencia, diseñado para combatir el fraude online y con tarjetas de pago, liderado por los Países Bajos.

Durante esta operación, la Europol dio apoyo a la coordinación y preparación de reuniones operativas, hizo análisis y facilitó el intercambio de información entre las autoridades policiales y socios privados. Además, coordinó la campaña de sensibilización con los países participantes.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Polémica por la nueva ley de seguridad de Francia

La nueva ley de seguridad global de Francia, debatida ya en la Asamblea Nacional, ha hecho reaccionar a las organizaciones de defensa por los derechos y libertades fundamentales, partidos, sindicados y también a los medios de comunicación. La consideran una grave amenaza para la libertad de expresión y de información y exigen, en particular, la retirada del polémico artículo 24.

Tras cinco horas de un tenso debate, con momentos intensos entre algunos diputados y el ministro del Interior, Gérald Damanin, la Asamblea Nacional aprobó la controvertida normativa por 146 votos a favor y 24 en contra.

Esta disposición tiene carácter discrecional y subjetiva, y posibilita a la policía a detener a cualquier persona que los grabe simplemente diciendo que se sienten incómodos al ser grabados. De este modo, según los detractores, se debilita la libertad de prensa y cualquier intento de responsabilizar a las fuerzas de seguridad por los excesos en su operativa.

El artículo 24 de la ley, impulsada por el Gobierno francés, prevé un año de prisión y 45.000 euros de sanción para quién difunda, “con el objetivo de atentar contra su integridad física o psíquica”, imágenes del rostro de un miembro de las fuerzas de seguridad.

El polémico artículo responde a una preocupación justificada de los agentes del orden franceses, sometidos desde hace años a una gran tensión para luchar contra el terrorismo y por las revueltas sociales que frecuentemente han supuesto el ensañamiento contra los funcionarios policiales, incluida la policía municipal, así como en campañas de odio en las redes sociales.

También hay otro artículo polémico, el que autoriza a las fuerzas de seguridad a llevar su arma reglamentaria, incluso cuando no están de servicio, si se encuentran en un edificio público. Un cambio que responde a atentados como los de la sala Bataclan de noviembre de 2015, en que murieron 90 personas, incluidos tres policías fuera de servicio que no pudieron intervenir.

Ha habido numerosas manifestaciones de protesta por la aprobación de esta ley, a las que han dado su apoyo algunas fuerzas y sindicatos de izquierda y colectivos de extrema izquierda con lemas como: “Bajen las armas, nosotros bajaremos los teléfonos”, “Orwell tenía razón”, “Una cámara nunca ha matado a nadie” o “Seguridad global, impunidad total”.

En la polémica también ha intervenido Claire Hédon, Defensora de los Derechos en Francia, que ha tildado el artículo 24 como una “vulneración de la libertad de expresión que ni es necesaria, ni adaptada ni proporcionada, y que al mismo tiempo será un obstáculo para el control de las fuerzas de seguridad”.

Hédon considera que el texto tiene tres problemas básicos. El primero, que no hacen falta leyes nuevas, porque las actuales ya protegen a policías y gendarmes; el segundo es la ambigüedad del redactado y el tercero que la interpretación restrictiva podría llevar a los periodistas a autocensurarse. Y ha añadido que cualquier limitación de la libertad de información requiere el máximo rigor y no debe hacerse por motivos coyunturales.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

¿Cámaras privadas o de uso policial?

En Estados Unidos existen aproximadamente 50 millones de cámaras de visión de circuito cerrado, casi tantas per cápita como en China. Muchas son propiedad de personas o empresas, no del gobierno. Pero tal como informa wired.com, muchos departamentos de policía pueden acceder a las imágenes mediante alianzas con empresas privadas, cosa que molesta a algunos activistas de los derechos civiles.

Los activistas por los derechos civiles advierten que, una vez instaladas, las cámaras a menudo se utilizan para otros fines, como por ejemplo el control de manifestaciones, y pueden convertirse en un sistema de vigilancia sin garantía, particularmente para comunidades de color.

Newark, Baltimore, San Francisco y Detroit tienen cada uno un tipo de sistema de cámara público-privada. Todos son diferentes. En Newark, por ejemplo, se recomienda a los residentes que visualicen ellos mismos imágenes de CCTV (circuito cerrado de televisión) e informen de los delitos a las fuerzas del orden.

En 2016, la policía de Detroit observó un sorprendente patrón en la ciudad: no solo se incrementaba la criminalidad, sino que aumentaba más rápidamente cerca de las gasolineras. Una cuarta parte de todos los crímenes violentos en la ciudad entre las 22 horas y las 8 de la mañana se produjo a menos de 200 metros de una gasolinera. La policía se puso en contacto con ocho gasolineras e instaló cámaras de CCTV  que transmitían imágenes en tiempo real directamente a la policía. La transmisión en directo permitía tiempos de respuesta más rápidos y patrullas virtuales, donde los agentes escaneaban las imágenes de la cámara durante la noche.

Desde esta prueba piloto, la policía de Detroit ha creado el Proyecto luz verde y ha ampliado la red. En cuatro años, el Project Green Light ha crecido hasta llegar a 700 cámaras en 500 empresas de toda la ciudad. Pero la expansión preocupa a los activistas, que afirman que la policía lo utiliza para más que vigilar gasolineras. El año pasado, el alcalde Mike Duggan anunció los planes para añadir cámaras de tráfico al proyecto, que representarían un total de más de 1.000 cámaras.

La policía puede analizar imágenes capturadas por las cámaras con un software de reconocimiento facial y otras tecnologías, como el software de lectura de matrículas.

Desde 2012, en San Francisco, el magnate de las criptomonedas Chris Larsen ha gastado más de 4 millones de dólares para ayudar a instalar más de 1.000 cámaras en los barrios de la ciudad, incluido el concurrido distrito empresarial Union Square. El Departamento de Policía de San Francisco mantiene una base de datos de las cámaras, sus propietarios y su ubicación, y contacta con ellos para pedir imágenes si sospechan de un delito.

A diferencia de Detroit, cualquier persona puede solicitar las imágenes grabadas, incluidos los abogados defensores. La policía también solicita imágenes en vez de tener acceso instantáneo. Mientras que las empresas de Detroit tienen que pagar las tasas de instalación de cámaras aprobadas por la policía, las empresas de San Francisco pueden utilizar sus propias cámaras y no pagar nada.

Pero este enfoque también alarma a algunos defensores de la privacidad. A finales de mayo y principios de junio, hasta 10.000 personas asistieron a algunas de las protestas por George Floyd en todo San Francisco. Aunque el sistema de cámaras se creó para disuadir la violencia inmobiliaria, la policía adoptó un enfoque más amplio para evitar el saqueo. En lugar de responder a quejas específicas de daños en la propiedad, la policía obtuvo acceso en tiempo real a todo el sistema, captando imágenes de todo el mundo en la zona.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Clases de cómo afrontar el racismo a la policía alemana

La policía alemana se enfrenta actualmente a un escrutinio a causa de una serie de incidentes racistas. Berlín y otros estados incluyen módulos antirracistas en la formación básica, pero esta todavía no se considera una formación estándar.

Bien Knight lo explica en un artículo publicado en un periódico digital. Instructores de Diversity Works son los formadores de estas clases –una organización que ofrece formación sobre conciencia con el racismo, que en los últimos meses ha recibido más llamadas de las fuerzas policiales alemanas–.

Solamente con hacerles una pregunta sobre la apariencia, explican los instructores, puede desconcertar a la gente, porque cambian instantáneamente la dinámica de una interacción. De repente, hay un juicio en el aire.

Esta es la premisa engañosamente obvia del ejercicio de ojos azules / ojos marrones, una lección desarrollada en 1968 por la profesora norteamericana Jane Elliott que desde entonces se ha convertido en un elemento consistente en la formación en diversidad.

El educador divide la sala en un grupo de ojos marrones y un grupo de ojos azules y, a continuación, asigna privilegios especiales a las personas de ojos marrones. El resultado, después de algunos enfrentamientos difíciles, es que esperan que los alumnos sientan cómo es la discriminación y, por lo tanto, acaben enfrentándose a su propio racismo y entiendan cómo los mecanismos de privilegio y exclusión afectan a sus mentes.

Estos talleres dirigidos a aspirantes a policía tienen una duración de una semana. Cubren muchos terrenos, tratando de todo, desde para qué sirve realmente la policía hasta perfiles étnicos, o cómo tratar a otros agentes que hacen comentarios racistas.

No es difícil obtener una medida de la importancia que tiene esta temática en Alemania: las luchas de la policía contra el racismo y la simpatía de la extrema derecha en las organizaciones se han hecho cada vez más públicas en los últimos meses, a medida que las historias desagradables confluían en la prensa.

Hace unas semanas, la policía de Berlín se vio obligada a admitir errores en la investigación de un crimen de extrema derecha en el distrito de Neukölln, con las víctimas que se quejaban porque los sospechosos principales (tres conocidos neonazis) se sentían muy seguros para<A[por|para]> burlar públicamente a los oficiales que los mantenían bajo control.

Una semana antes, la policía de Essen, en Renania del Norte-Westfalia, fue criticada por la publicación de un folleto de formación sobre el crimen organizado árabe en la región, que supuestamente incluía insultos racistas.

El caso que ha causado más consternación ha sido el descubrimiento de cinco grandes grupos de chat de la extrema derecha de la policía en Renania del Norte-Westfalia que compartían imágenes de Adolf Hitler.

Según algunos críticos, eso refleja un problema más amplio: el fracaso en la vinculación de los incidentes de racismo flagrante con un problema más amplio y profundo de la cultura policial.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

El Sistema Integral de Seguridad Pública en la ciudad de Buenos Aires

361.- baixaDesde el año 2017, la ciudad de Buenos Aires aplica el llamado Sistema Integral de Seguridad Pública, un plan exhaustivo que incluye varios aspectos, tales como la formación de la nueva Policía de Ciudad, el fortalecimiento de la integración social, la participación ciudadana, etc.

El Sistema Integral de Seguridad Pública permite coordinar los más de 32.000 agentes que trabajan de forma unificada y forman parte de la Policía de Ciudad, bomberos, emergencias, SAME, protección civil, etc. De estos 32.000, hay 24.869 efectivos que forman la Policía de Ciudad, fruto de la unificación de la Policía Metropolitana y la Policía Federal Argentina.

También se incorporaron unos 1.000 civiles destinados a comisarías para realizar tareas administrativas. Esto permitió aprovisionar el número equivalente de policías en trabajos en la calle. Estos policías atienden a un nuevo despliegue territorial, con un sistema de paradas fijas y patrullaje policial que se basa en un software que integra la densidad de población, el movimiento de personas y el mapa de delitos.

En cuanto a la tecnología, el Sistema Integral de Seguridad Pública supone una innovación en todos los ámbitos:

  • Utilización de 25.000 terminales móviles de telefonía. Se prohíbe paralelamente el uso de teléfonos privados o de otros dispositivos electrónicos para evitar distracciones.
  • Los móviles equipados con GPS para geolocalizar y hacer el registro de los recorridos de los vehículos de emergencias de forma sistemática.
  • Existencia de un anillo digital que controla 73 entradas y salidas de la ciudad con cámaras lectoras que identifican los vehículos que entran y salen.
  • En cuanto a la lucha contra la violencia machista, utilizan botones antipánico y muñequeras llamadas “Mujeres seguras”.
  • Sistema integral de videovigilancia que monitoriza todas las cámaras de la ciudad. Actualmente hay más de 10.000 cámaras instala ladas en las calles y 4.000 en los medios de transporte. De las cámaras instaladas en la calle, hay 300 que incluyen un sistema de reconocimiento facial para fugitivos de la justicia.
  • Sistema de recepción de llamadas centralizado con una sala 911 y un centro único de coordinación y control.
  • Utilización de métodos analíticos del delito para poder hacerle frente, como por ejemplo, el mapa del delito que se aplica para recopilar, procesar y analizar el comportamiento del delito en la ciudad.
  • Aplicación de un sistema único de denuncias preparado para poder llevar a cabo videoconferencias desde todas las comisarías.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Los Estados Unidos ayudan a reforzar la seguridad ciudadana en Guatemala

344.- 6401758561_945b08b60e_bLos Estados Unidos están colaborando en reforzar las dotaciones materiales de seguridad en el Gobierno de Guatemala, a través de donaciones al Ministerio de Gobernación.

Uno de los materiales más destacados, con un coste de 1,5 millones de dólares, es un simulador virtual de tiro, según expresó Hugo Guevara, director por Guatemala de la Oficina Internacional de Asuntos Antinarcóticos y Procuración de Justicia. Aparte del simulador de tiro, también se entregaron 1.300 chalecos antibalas para  agentes del orden, 100 ordenadores con impresoras y cuatro vehículos adicionales para mejorar la operatividad de la Policía Nacional Civil (PNC).

La dotación de material entregado por el Gobierno norteamericano incluye 19 cámaras de seguridad fijas y cinco giratorias, 48 convertidores de medios para  estas cámaras, cuatro drones y tres furgonetas para el transporte, así como la construcción de cuatro edificios modulares para la Academia de la Policía Nacional Civil (PNC) del Departamento de Huehuetenango.

El acto protocolario de entrega de estas nuevas herramientas destinadas a fortalecer el trabajo de los agentes del orden y los resultados que obtengan en la lucha contra la delincuencia estuvo encabezado por el titular de Gobernación, Edgar Godoy, acompañado por el embajador en los EE.UU., Luis Arreaga, y altos mandos de la PNC.

Desde el Gobierno de Guatemala se instó a los policías a hacer un buen uso de estos nuevos instrumentos entregados por los Estados Unidos. Asimismo, el Gobierno remarcó que había que continuar con los esfuerzos por mejorar los grados de aceptación por reducir los índices de violencia y criminalidad que se dan en el país.

La nación centroamericana registra cada día una media de diez personas muertas por causas violentas, la mayoría asesinatos perpetrados con arma de fuego y, en muchos casos, relacionados con las extorsiones y las bandas.

En el último año, el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, ha decretado cuatro estados de prevención en distintos municipios. Los estados de prevención incluyen, por ejemplo, requisas en las prisiones, recuperación de espacios físicos, limitación de reuniones al aire libre y permiso para disolver manifestaciones y grupos no autorizados.

Este último estado de prevención, aplicado a tres municipios del Departamento de Chimaltenango, acabó con 76 detenciones, 75 entradas y cacheos con resultados positivos y 43 negativos.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français