Operación Pandora: más de 56 400 bienes culturales confiscados y 67 detenciones

A pesar de las limitaciones impuestas por la pandemia de la COVID-19, la edición del año 2020 de la operación Pandora contra el tráfico ilícito de bienes culturales ha sido hasta ahora la más exitosa, con más de 56.400 bienes culturales confiscados. Estos objetos incluyen restos arqueológicos, muebles, monedas, pinturas, instrumentos musicales y esculturas.

Entre el 1 de junio y el 31 de octubre de 2020, Pandora V contó con la participación de las autoridades aduaneras y policiales de 31 países.

Durante la fase operativa, se llevaron a cabo decenas de miles de controles en varios aeropuertos, puertos, puntos de paso fronterizos, así como en las casas de subastas, museos y casas particulares. Como resultado, se abrieron más de 300 investigaciones y se detuvieron 67 personas.

Vista la naturaleza global de este delito, las unidades de coordinación de operaciones que trabajan 24/7 fueron creadas por la Europol, por una parte, y  por la Organización Mundial de Aduanas y la INTERPOL, por otra, para dar apoyo al intercambio de información y para difundir alertas y avisos y realizar comprobaciones en diferentes bases de datos nacionales e internacionales.

Esta operación fue dirigida por la Guardia Civil con la coordinación internacional de apoyo de la Europol, la INTERPOL y el OMD. PANDORA V se llevó a cabo en el marco de la Plataforma Multidisciplinària Europea contra las Amenazas Criminales (EMPACT).

Datos operativos a destacar de la operación Pandora V

• Un total de 27.300 restos arqueológicos fueron intervenidos como resultado de una única investigación llevada a cabo por la aduana francesa. Se detuvo un sospechoso, que ahora se enfrenta a una pena de prisión y a una multa de varios centenares de miles de euros.

• Durante las búsquedas en internet, la policía sueca identificó un artículo de arte popular robado en Suecia en 2019. En la misma subasta en línea, la policía descubrió un par de candelabros del siglo XVII robados en una iglesia sueca hace 8 años.

• El Cuerpo de Carabineros italianos informó de más de 2.700 bienes culturales confiscados, incluyendo cerámica, bienes arqueológicos, arte y libros por valor de 1.155.000 euros.

• La policía helénica llevó a cabo 34 detenciones y recuperó un total de 6.757 antigüedades, incluidos objetos de cerámica y mármol, así como 6.452 monedas, de las cuales 5.333 se recuperaron en una sola investigación. En un caso, dos ciudadanos griegos fueron arrestados por intentar vender 6 antigüedades de mármol y barro por 150.000 euros.

Se intervinieron un total de 50 detectores de metales y 6 de ellos fueron intervenidos directamente en yacimientos arqueológicos.

La Europol, como colíder de esta acción, jugó un papel clave en la implementación de toda la operación, facilitando el intercambio de información y proporcionando apoyo analítico y operativo. El OMD también facilitó el intercambio de inteligencia entre diferentes agencias a través de un grupo de usuarios especial creado en su plataforma de comunicación CENComm.

La INTERPOL conectó los países balcánicos y europeos participantes, facilitando el intercambio de información a través de su sistema de comunicaciones seguras. Un experto dio apoyo a toda la operación comprobando las búsquedas en la base de datos de obras de arte robadas de la INTERPOL para localizar e identificar los artículos robados.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Combatir el abuso infantil en línea

Los negociadores del Consejo y el Parlamento Europeo han llegado a un acuerdo provisional sobre una medida temporal que permita a los proveedores de servicios de comunicaciones electrónicas, como servicios de correo electrónico y mensajería basados en web, seguir detectando, eliminando y denunciando los abusos sexuales a menores en línea, hasta que exista la legislación permanente anunciada por la Comisión Europea.

La protección de los niños contra cualquier forma de violencia o abuso es fundamental para la UE. Según Pedro Siza Vieira, ministro de Estado de Economía y Transición Digital portugués, se han acordado normas temporales efectivas y aplicables para garantizar que las actividades de detección, eliminación y notificación de material ilegal que realizan determinados proveedores de servicios electrónicos sean puramente una base voluntaria y los autores puedan ser capturados y puestos a disposición judicial.

En diciembre de 2020, entró en vigor el Código europeo de comunicaciones electrónicas (EECC), que redefinió los servicios de comunicaciones electrónicas. Esta definición incluye servicios de comunicaciones interpersonales independientes (NI-ICS), que incluye servicios de mensajería.

Algunos proveedores de NI-ICS han estado utilizando tecnologías específicas para detectar material de abuso sexual infantil en sus servicios, con el objetivo de eliminarlo e informar a las autoridades policiales en caso de procesos penales.

Como la directiva de privacidad electrónica de 2002, que garantiza la confidencialidad de las comunicaciones y los datos personales del sector de las comunicaciones electrónicas, se basa en la definición de servicios de comunicaciones electrónicas del Código, los NI-ICS están ahora sometidos a las normas de confidencialidad de la directiva de privacidad electrónica y a las del Reglamento general de protección de datos (GDPR). A diferencia del GDPR, la directiva de privacidad electrónica no contiene ninguna base legal para el procesamiento voluntario de contenido o datos de tráfico con la finalidad de detectar abusos sexuales infantiles. Por lo tanto, para los servicios que forman parte del alcance de la directiva de privacidad electrónica, se requiere una excepción específica para que puedan continuar con estas valiosas prácticas.

El acuerdo establece una derogación en los artículos 5.1 y 6.1 de la directiva de privacidad electrónica, para permitir a los proveedores seguir detectando, eliminando y denunciando material de abuso sexual infantil, y aplicando tecnologías contra la preparación de los ilícitos. La Carta de los derechos fundamentales y el RGPD seguirán aplicándose en cualquier caso, y una serie de garantías adicionales garantizarán que se respete la privacidad en línea.

La Comisión ha anunciado que propondrá una legislación general para hacer frente al abuso sexual infantil en línea antes del segundo trimestre de 2021. Esta legislación tendrá como objetivo proporcionar una solución a largo plazo para sustituir esta medida temporal.

El reglamento provisional se aplicará durante tres años o hasta una fecha anterior si los legisladores adoptan el instrumento jurídico permanente y derogan estas normas temporales antes de entonces.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Delitos graves y organizados en la Unión Europea

Recientemente Europol ha publicado la evaluación de las amenazas de delitos graves y organizados de la Unión Europea (UE), la SOCTA 2021. La SOCTA, que se hace pública cada cuatro años, presenta un análisis detallado de la amenaza de la delincuencia grave y organizada a la que se enfrenta la UE.

La SOCTA 2021 detalla las operaciones de las redes criminales en la UE y cómo sus actividades criminales y sus prácticas comerciales amenazan con minar nuestras sociedades, economía e instituciones y erosionar lentamente el estado de derecho. El informe proporciona información sin precedentes sobre el inframundo criminal de Europa basada en el análisis de miles de casos y de información proporcionada a Europol.

Entre las principales conclusiones de la SOCTA 2021 se encuentran:

La delincuencia grave y organizada nunca ha representado una amenaza tan elevada para la UE y sus ciudadanos como hoy.

La pandemia de COVID-19 y las posibles consecuencias económicas y sociales que se espera que sigan amenazan con crear las condiciones ideales para que la delincuencia organizada se extienda y se aplique en la UE y más allá. Una vez más confirmada por la pandemia, una característica clave de las redes criminales es su agilidad para adaptarse y aprovechar los cambios en el entorno en el que operan.

Igual que una organización empresarial, el núcleo de una red criminal se compone de capas directivas y operadores de campo. Este núcleo está rodeado por una serie de actores vinculados a la infraestructura criminal que proporciona servicios de apoyo.

Con cerca del 40 por ciento de las redes criminales activas en el tráfico de drogas, la producción y el tráfico de drogas siguen siendo el negocio criminal más importante de la UE.

El tráfico y la explotación de seres humanos, el contrabando de inmigrantes, los fraudes en línea y fuera de línea y los delitos contra la propiedad representan amenazas importantes para los ciudadanos de la UE.

Los delincuentes utilizan la corrupción. Casi el 60% de las redes criminales informadas participan en corrupción.

Los delincuentes ganan y blanquean miles de millones de euros anuales. La escala y la complejidad de las actividades de blanqueo de capitales en la UE se han subestimado anteriormente. Los blanqueadores profesionales de dinero han establecido un sistema financiero subterráneo paralelo y utilizan cualquier medio para infiltrarse y socavar las economías y las sociedades europeas.

Las estructuras empresariales legales se utilizan para facilitar prácticamente todo tipo de actividades delictivas que tengan un impacto en la UE. Más del 80% de las redes criminales activas en la UE utilizan estructuras comerciales legales para sus actividades criminales.

El uso de la violencia por parte de criminales implicados en delitos graves y organizados en la UE parece haber aumentado en términos de frecuencia de uso y de gravedad. La amenaza de incidentes violentos se ha incrementado con el uso frecuente de armas de fuego o explosivos en espacios públicos.

Los delincuentes son nativos digitales. Prácticamente todas las actividades delictivas presentan ahora algún componente en línea y muchos delitos han migrado completamente en línea. Los delincuentes explotan las comunicaciones cifradas para conectarse entre ellos y utilizan las redes sociales y los servicios de mensajería instantánea para llegar a mayor público para anunciar bienes ilegales o difundir la información.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

‘Ransomware’, los programas secuestradores, la principal amenaza en ciberseguridad

Los programas secuestradores o ransomware  son la mayor preocupación en ciberseguridad a la que se enfrentan hoy las empresas, según los responsables de proteger a las organizaciones contra piratas informáticos y ataques cibernéticos.

Una encuesta realizada por la firma de ciberseguridad Proofpoint a los agentes de seguridad de la información concluye que actualmente se considera el ransomware como la principal amenaza de ciberseguridad para su organización durante el próximo año. Así lo afirman casi la mitad (46%) de los encuestados, junto con otras formas de extorsión por parte de personas ajenas.

El ransomware sigue siendo uno de los ciberataques más perjudiciales, mientras que para los ciberdelincuentes, cifrar redes y exigir bitcoins a cambio de la llave de desciframiento es la manera más sencilla de ganar rápidamente una gran cantidad de dinero con una red pirateada.

Un importante porcentaje de organizaciones pagará el rescate, que puede ascender a millones de dólares, porque lo perciben como el medio más rápido de restaurar la red con el menor número de molestias adicionales para el negocio. Y es porque este rescate se paga que el ransomware sigue siendo tan atractivo y lucrativo para los ciberdelincuentes.

Algunos de los otros ataques cibernéticos que se considera que también son una de las mayores amenazas de este año incluyen el phishing y los ataques de compromiso por correo electrónico empresarial.

Aunque no son tan visibles como los ataques de ransomware, todas estas amenazas cibernéticas también pueden causar problemas a las organizaciones, especialmente si los piratas informáticos pueden combinar ataques como phishing y comprometer las credenciales de inicio de sesión de la cuenta en la nube para acceder a las redes.

A menudo, este tipo de ataques se utilizan en las primeras etapas de los esfuerzos para comprometer las redes con el ransomware, por lo que proteger la red contra una forma concreta de ciberataque también puede ayudar a protegerla de los otros.

Afortunadamente, mejorar la seguridad de una manera u otra parece que es una prioridad para la mayoría de las organizaciones, aunque no de todas. Sin embargo, los ciberdelincuentes también seguirán adaptándose y evolucionando. Por eso es importante que las organizaciones no se complazcan cuando se trata de ciberseguridad y que tengan una comprensión firme de sus propias redes.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

¿Qué hay detrás de la peor masacre carcelaria de Ecuador?

Las cifras son escalofriantes, y las imágenes de violencia dentro de las prisiones que ha estallado a finales de febrero en varias prisiones de Ecuador, todavía más.

Al menos 79 internos murieron en los enfrentamientos entre miembros de bandas rivales amotinadas en centros penitenciarios de Cuenca, Guayaquil y Latacunga. Y, lo que es más grave, destaca la extrema crudeza y violencia de sus integrantes, lo que se hizo evidente en las imágenes de cuerpos decapitados y desmembrados que circularon por las redes sociales.

El país sudamericano no es ajeno a la violencia en sus prisiones. Para contenerla, el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, ordenó el estado de excepción en las prisiones del país dos veces en los últimos dos años. Sin embargo, ¿qué pasó ahora para que Ecuador viviera la peor masacre carcelaria de su historia?

Por una parte, el aumento del narcotráfico en el país. Más de un tercio de la droga producida en Colombia pasa por Ecuador en dirección a Europa y los Estados Unidos. Lo que se disputan las bandas ecuatorianas no es cualquier cosa, ya que en los últimos años Ecuador se ha convertido en la autopista de la cocaína hacia en los EE.UU. y Europa. Eso pasa como resultado de un cambio de estrategia de los narcotraficantes colombianos, que hace que más de un tercio de la creciente producción de cocaína en Colombia llegue actualmente Ecuador.

Por otra parte, la austeridad. El aumento del narcotráfico se ha traducido en un aumento de la población carcelaria de Ecuador, lo que no se ha correspondido en una mejora de las capacidades de supervisión y vigilancia. Es más, como parte de los planes de austeridad acordados con el Fondo Monetario Internacional, estos sectores también se han visto afectados por los recortes que, en su momento, generaron una oleada de protestas.

El gobierno ha tenido que recurrir al ejército para hacer frente a la violencia en las prisiones. Una de las consecuencias de la falta de recursos es que el déficit de personal encargado de garantizar la seguridad de las prisiones es del 70%. Con estos números, un vigilante penitenciario tiene que cuidar de una media de casi 27 reclusos, mientras que el estándar internacional recomienda una proporción de un vigilante por cada nueve internos. Eso puede ayudar a explicar la relativa impunidad con que los narcotraficantes operan desde las prisiones, así como la abundancia de armas que existe dentro de los centros penitenciarios.

Finalmente, el hacinamiento, que sigue dificultando una gestión adecuada de las prisiones ecuatorianas. Según el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CDH), la capacidad de las prisiones en Ecuador es de 28.500 personas. Pero en el mes de mayo de 2019, cuando el estado decretó el primer estado de excepción, la cifra de internos era de 41.836: por lo tanto, un hacinamiento del 42%.

Como explica el Insight Crime, la superpoblación de las prisiones es un fenómeno regional que comporta problemas de derechos humanos y falta de control sobre los sistemas penitenciarios. Y el hecho de haberse visto obligados a internar a miembros de bandas rivales en los mismos centros también contribuyó a los sangrantes enfrentamientos en las prisiones.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Neutralizado Emotet, el software malicioso más peligroso del mundo

La coordinación de las autoridades judiciales y policiales ha conseguido neutralizar uno de los botnets más significativos de la última década: Emotet. Ahora, los investigadores han tomado el control de su infraestructura en una acción internacional coordinada.

Emotet ha sido uno de los servicios de ciberdelincuencia más profesionales y más duraderos. Descubierto por primera vez como troyano bancario en 2014, el software malicioso evolucionó a lo largo de los años hasta convertirse en la solución ideal para ciberdelitos. La infraestructura Emotet actuó esencialmente como un abridor principal de sistemas informáticos a escala mundial. Una vez establecido este acceso no autorizado, se vendió a otros grupos criminales de primer nivel para desplegar actividades ilícitas, como robo de datos y extorsión.

El grupo Emotet consiguió llevar el correo electrónico como vector de ataque al siguiente nivel. Mediante un proceso totalmente automatizado, el software malicioso Emotet se entregó a los ordenadores de las víctimas mediante ficheros adjuntos de correo electrónico infectados. Se utilizaron varios cebos para engañar a los usuarios que no confiaban en la apertura de esos ficheros. En el pasado, las campañas de correo electrónico Emotet también se habían presentado como facturas, avisos de envío e información sobre COVID-19.

Todos esos correos electrónicos contenían documentos de Word malintencionados, adjuntos al mismo correo electrónico o que se podían descargar clicando a un enlace del mismo correo. Una vez un usuario abría uno de esos documentos, se le podía pedir “habilita las macros” para que el malware oculto en el fichero Word pudiera ejecutar e instalar software malicioso Emotet en el ordenador de la víctima.

Muchos botnets como Emotet tienen una naturaleza polimórfica. Eso significa que el software malicioso cambia su código cada vez que se utiliza. Dado que muchos programas antivirus analizan en el ordenador los códigos de malware conocidos, un cambio de código puede causar dificultades para detectarlo, cosa que permite que la infección quede inicialmente sin detectar.

Así, Emotet era mucho más que un simple malware. Lo que hizo que Emotet fuera tan peligroso es que el software malicioso se alquiló a otros cibercriminales para instalar otros tipos de software malicioso, como troyanos bancarios o ransomware, en el ordenador de la víctima.

Este tipo de ataque se llama ‘operador de carga’ y se dice que Emotet es uno de los principales actores del cibercrimen, ya que otros operadores de software malicioso como TrickBot y Ryuk se han beneficiado.

La infraestructura que utilizó Emotet implicaba varios centenares de servidores ubicados en todo el mundo, todos ellos con diferentes funcionalidades para gestionar los ordenadores infectados de las víctimas, extenderse a otros, servir a otros grupos criminales y, en última instancia, hacer la red más resistente a los intentos de retirada.

Para interrumpir gravemente la infraestructura Emotet, las fuerzas del orden se unieron para crear una estrategia operativa eficaz: las autoridades policiales y judiciales adquirieron el control de la infraestructura y la retiraron desde el interior. Las máquinas infectadas de las víctimas se redirigieron hacia esa infraestructura controlada por la policía. Se trata de un enfoque único y nuevo para detener de manera eficaz las actividades de los facilitadores de ciberdelincuencia.

Esta operación es el resultado de un esfuerzo de colaboración entre autoridades de los Países Bajos, Alemania, Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Lituania, Canadá y Ucrania, con una actividad internacional coordinada por la Europol y la Eurojust. La operación se llevó a cabo en el marco de la Plataforma Multidisciplinar Europea contra las Amenazas Criminales (EMPACT).

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Se incrementan un 45% los ciberataques en el ámbito de la salud

Los ciberataques contra organizaciones sanitarias de todo el mundo han aumentado más del doble que los dirigidos a otros sectores en los últimos dos meses del 2020.

Los últimos datos de los proveedores de seguridad cubren el periodo que va desde principios de noviembre hasta finales de 2020 y están comparados con los de los dos meses anteriores (septiembre-octubre).

Estos proveedores comunicaron un aumento del 45% en los ataques al sector sanitario, frente a menos de la mitad de esta cifra, el 22%, para el resto de sectores. El mes de noviembre de 2020 fue especialmente malo en el sector sanitario, que sufrió 626 ataques semanales por término medio por organización, en comparación con los 430 de los dos meses anteriores.

Aunque los ataques abarcan una gran variedad de categorías (incluidos el software de secuestro o ransomware, redes de bot, ejecución de código remoto y DDoS), el ransomware es el que presenta el mayor aumento global y el que representa la mayor amenaza.

De hecho, desde el inicio de la crisis de la COVID-19 los ciberdelincuentes con motivación financiera están persiguiendo el sector sanitario, conscientes de que los hospitales y las clínicas están ajetreados con el enorme aumento de los casos que llegan a sus puertas.

Microsoft reveló en abril que estos grupos utilizan cada vez más tácticas para establecerse en las redes, realizar movimientos laterales y robos de credenciales y filtrar datos antes de desplegar su carga útil de ransomware.

Europa central experimentó el mayor aumento de los ciberataques contra el sector sanitario durante el periodo descrito (145%), seguida de Asia Oriental (137%) y América Latina (112%).

Europa registró un aumento del 67%, aunque España duplicó los ataques y en Alemania hubo un aumento del 220%. A pesar de que Norteamérica (37%) experimentó el aumento más pequeño a nivel regional, Canadá experimentó el mayor incremento de cualquier país, un 250%.

El año pasado, varias redes hospitalarias de todo el mundo se vieron afectadas por ataques de software de secuestro, lo que provocó que los delincuentes cibernéticos tuvieran voluntad de ir a más.

Aparte, el uso del ransomware Ryuk pone el acento en la tendencia a tener ataques de secuestro más específicos y adaptados en lugar de utilizar una campaña masiva de correo basura. Eso permite a los atacantes asegurarse de que llegan a las partes más críticas de la organización y que tienen más posibilidades de recibir el rescate.El parche virtual, la educación de los empleados, estar alerta los fines de semana –cuando suelen atacar los ciberdelincuentes– y las soluciones anti-ransomware también son herramientas cruciales para luchar contra los ciberdelincuentes.

______

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Informe sobre ciberdelincuencia 2020

El pasado mes de octubre, Europol publicó el informe IOCTA, Internet Organised Crime Threat Assessment. El IOCTA tiene como objetivo informar a los responsables de la toma de decisiones a nivel estratégico, táctico y operativo sobre las amenazas de la ciberdelincuencia. El IOCTA de 2020 contribuye a establecer prioridades para los planes de acción operativos del 2021, que siguen las siguientes tres prioridades actuales definidas:

1) Interrumpir las actividades delictivas relacionadas con ataques contra sistemas informáticos.

2) Luchar contra el abuso sexual infantil y la explotación sexual infantil, incluida la producción y difusión de material.

3) Orientarse a los delincuentes implicados en fraudes y falsificaciones de medios de pago que no sean en efectivo, incluido el fraude con tarjetas de pago a gran escala (especialmente el fraude no presente con tarjeta), las amenazas emergentes a otros medios de pago no en efectivo y la posibilidad de actividades.

Además, el IOCTA tiene como objetivo consolidar los resultados sobre las ciberamenazas actuales, que podrían contribuir a la discusión de las prioridades de investigación y desarrollo, así como a la planificación a nivel de la UE.

El estallido de la pandemia de COVID-19 ha demostrado el desafortunado potencial de impacto de esta crisis en nuestra vida cotidiana por todo el mundo. A medida que los bloqueos físicos se convirtieron en la norma, la ciberdelincuencia fue más activa que antes. En cualquier caso, la COVID-19 demostró cómo la ciberdelincuencia sigue siendo lo mismo, pero los delincuentes adaptan las características específicas de su enfoque para adaptarse al contexto social como medio para mejorar su tasa de éxito. La diferencia con la COVID-19 es que, a causa de las restricciones físicas adoptadas para parar la propagación del virus, con un aumento posterior del trabajo desde casa y el acceso remoto a los recursos empresariales, muchas personas y empresas que antes no habían sido tan activas en línea, la crisis las convirtió en un objetivo lucrativo.

Las actividades tradicionales de delitos cibernéticos, como el phishing y las estafas con habilidades cibernéticas, explotaron rápidamente la vulnerabilidad social, ya que muchos ciudadanos y empresas buscaban información, respuestas y fuentes de ayuda durante ese tiempo. La propagación de la desinformación aumenta las oportunidades de la ciberdelincuencia. La pandemia también dio lugar a campañas y actividades de desinformación.

La ingeniería social sigue siendo una amenaza principal para facilitar otros tipos de ciberdelincuencia.  El uso de aplicaciones de chat cifradas y de propuestas de la industria para expandir este mercado comporta un riesgo sustancial de abuso y dificulta la detección y la investigación de actividades delictivas en línea para las fuerzas del orden.

Las comunidades de delincuentes en línea presentan una resistencia considerable y evolucionan continuamente. Finalmente, la transmisión en directo de abusos sexuales infantiles sigue aumentando y se hace todavía más frecuente durante la crisis de la COVID-19.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Cómo la COVID-19 condiciona la delincuencia

Durante el pasado mes de noviembre, Europol publicó un informe sobre los condicionantes de la pandemia de COVID-19 en el ámbito de la criminalidad y el terrorismo en la Unión Europea.

Aunque la pandemia es, en primer lugar, una crisis de salud pública mundial, también ha demostrado tener un significativo y potencial impacto duradero en el panorama del crimen organizado y del terrorismo en Europa, así como la capacidad de las autoridades policiales de los estados miembros de contrarrestar estas amenazas a la seguridad.

Mientras Europa se encuentra de pleno en la denominada segunda ola de la pandemia, el impacto en la delincuencia ha ido cambiando con el paso del tiempo. Aunque algunos tipos de delincuencia están aquí para quedarse, otros van y vienen con la evolución de la pandemia y sus medidas. Sin embargo, también hay una mayor conciencia de la ciudadanía, que ha hecho reducir el impacto de algunos tipos de delitos.

Europol destaca algunas líneas delictivas que han ganado protagonismo en la pandemia, como las actividades criminales ligadas a la distribución de equipos de protección individual falsificados, productos farmacéuticos y sanitarios falsos, etc. Y no hay que olvidar el aumento de los robos en instalaciones médicas y farmacias.

Con respecto al ámbito delictivo del abuso sexual infantil, ha seguido siendo una gran preocupación durante la pandemia, pero agravado porque los niños pasan más tiempo conectados y, por lo tanto, aumenta potencialmente el riesgo.

Mientras que el número de robos domésticos y de robos comunes generalmente ha disminuido  por las consecuencias inmediatas de la introducción de las medidas de control de la COVID-19, estos crímenes han ido en aumento desde la relajación de las restricciones de bloqueo. Destaca el robo de tiendas y de locales comerciales desocupados, así como la manipulación de los cajeros automáticos, el robo de cobre y el robo de vehículos ligeros de la construcción.

También se ha utilizado el engaño en varias modalidades, como la suplantación de representantes de autoridades públicas o de personal médico para acceder a domicilios particulares o empresas con el objetivo de robar.

Las campañas de temática pandémica han aparecido en una amplia gama de actividades de ciberdelincuencia, incluyendo campañas de suplantación de identidad, ransomware, software malicioso y ataques por correo electrónico comercial. Las organizaciones sanitarias y las relacionadas con la salud también han sido objeto de ataques de ransomware.

El impacto de la crisis en el mercado de la droga de la UE parece que ha sido limitado. Algunos delincuentes adaptaron su modus operandi en la distribución de drogas para eludir las barreras. Hay que destacar también un  aumento de la violencia, como las tensiones entre los usuarios de drogas.

El impacto de la pandemia sobre el terrorismo y el extremismo violento ha sido limitado y principalmente ha implicado que algunos extremistas adaptaran narrativas y materiales de propaganda al tema de la COVID-19.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

¿Hay acuerdos entre el Gobierno de El Salvador y las maras?

Hace unos días, el rotativo salvadoreño El Faro informaba de que el profundo descenso de la violencia homicida en El Salvador, con el liderazgo en el Gobierno del presidente Nayib Bukele y su principal valor en poco más de un año en el poder, quedaba en entredicho por una investigación periodística que lo atribuía a un pacto con la banda mara Salvatrucha (MS13).

El medio de comunicación publicó un reportaje, citando documentos oficiales y declaraciones de un líder de la banda, que señalaba que el Gobierno lleva negociando con la MS13 desde junio de 2020 y que el pacto incluiría favores electorales para los comicios de 2021.

La investigación de El Faro señala que la negociación entre el Gobierno y las maras incluye apoyo político de estos grupos al oficialismo a cambio de la promesa de derogar leyes y debilitar el régimen de máxima seguridad en las cárceles si el próximo mes de febrero el partido Nuevas Ideas, de Nayib Bukele, consigue el control de la Asamblea Legislativa en las elecciones para escoger los 84 diputados y los 262 gobiernos locales.

Mientras tanto, según datos de la Policía, entre el 1 de enero y el 2 de septiembre de este año se produjeron 829 homicidios, que representan una reducción de aproximadamente el 56% ante las 1.871 muertes violentas del mismo periodo de 2019.

Si se mantiene esta tendencia, El Salvador cerraría el año 2020 con unos 1.200 homicidios, lo que representaría una tasa de asesinatos de 18 por cada 100.000 habitantes, la más baja desde 1994.

Lo novedoso de este posible diálogo con las maras, declaradas grupos terroristas por el Tribunal Supremo de El Salvador, es que las voces que denuncian estos vínculos van ganando credibilidad a medida que las evidencias van siendo cada vez más contundentes y provocan la preocupación del Departamento de Estado y el Congreso norteamericanos.

A pesar de estas investigaciones periodísticas, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, rechazó que su gobierno tenga un pacto con la banda mara Salvatrucha (MS13) para reducir la cifra de asesinatos a cambio de beneficios penales. Bukele apuntó que los que los acusaban de violar los derechos humanos de los terroristas, ahora dicen que les conceden privilegios.

El presidente recordó los hechos del pasado mes de abril, cuando las maras hicieron aumentar durante unos días el promedio diario de asesinatos. En ese momento, el Gobierno salvadoreño ordenó a los centros penitenciarios recluir a los miembros de las maras las 24 horas, poner placas de metal en las puertas de barrotes para evitar la comunicación por medio de señales y, además, mezclar a los miembros en sus celdas sin importar que fueran de bandas rivales.

Con todo, según el diario El Faro, la decisión de mezclar miembros de diferentes bandas en las cárceles fue cancelada tras las reuniones entre funcionarios y jefes de las estructuras criminales. El Gobierno lo niega.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français