El Sistema Integral de Seguridad Pública en la ciudad de Buenos Aires

361.- baixaDesde el año 2017, la ciudad de Buenos Aires aplica el llamado Sistema Integral de Seguridad Pública, un plan exhaustivo que incluye varios aspectos, tales como la formación de la nueva Policía de Ciudad, el fortalecimiento de la integración social, la participación ciudadana, etc.

El Sistema Integral de Seguridad Pública permite coordinar los más de 32.000 agentes que trabajan de forma unificada y forman parte de la Policía de Ciudad, bomberos, emergencias, SAME, protección civil, etc. De estos 32.000, hay 24.869 efectivos que forman la Policía de Ciudad, fruto de la unificación de la Policía Metropolitana y la Policía Federal Argentina.

También se incorporaron unos 1.000 civiles destinados a comisarías para realizar tareas administrativas. Esto permitió aprovisionar el número equivalente de policías en trabajos en la calle. Estos policías atienden a un nuevo despliegue territorial, con un sistema de paradas fijas y patrullaje policial que se basa en un software que integra la densidad de población, el movimiento de personas y el mapa de delitos.

En cuanto a la tecnología, el Sistema Integral de Seguridad Pública supone una innovación en todos los ámbitos:

  • Utilización de 25.000 terminales móviles de telefonía. Se prohíbe paralelamente el uso de teléfonos privados o de otros dispositivos electrónicos para evitar distracciones.
  • Los móviles equipados con GPS para geolocalizar y hacer el registro de los recorridos de los vehículos de emergencias de forma sistemática.
  • Existencia de un anillo digital que controla 73 entradas y salidas de la ciudad con cámaras lectoras que identifican los vehículos que entran y salen.
  • En cuanto a la lucha contra la violencia machista, utilizan botones antipánico y muñequeras llamadas “Mujeres seguras”.
  • Sistema integral de videovigilancia que monitoriza todas las cámaras de la ciudad. Actualmente hay más de 10.000 cámaras instala ladas en las calles y 4.000 en los medios de transporte. De las cámaras instaladas en la calle, hay 300 que incluyen un sistema de reconocimiento facial para fugitivos de la justicia.
  • Sistema de recepción de llamadas centralizado con una sala 911 y un centro único de coordinación y control.
  • Utilización de métodos analíticos del delito para poder hacerle frente, como por ejemplo, el mapa del delito que se aplica para recopilar, procesar y analizar el comportamiento del delito en la ciudad.
  • Aplicación de un sistema único de denuncias preparado para poder llevar a cabo videoconferencias desde todas las comisarías.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Impacto de la COVID-19 en los mercados de la droga en Europa

360.- baixaEl Centro Europeo de Seguimiento y Adicción a las Drogas (EMCDDA) y Europol han publicado un documento de análisis sobre el funcionamiento de los mercados de la droga en la Unión Europea a finales del año 2019.

Entonces nadie habría podido predecir los cambios drásticos que comportaría la pandemia de la COVID-19 y la forma en que ha afectado nuestra vida diaria. Esto también ha tenido un fuerte impacto en los mercados de las drogas. Ha surgido una clara necesidad de buscar hasta qué punto ha afectado y de qué naturaleza es este impacto para identificar posibles elementos a investigar.

El objetivo de este análisis de los mercados de la droga de la UE es aumentar la comprensión de los acontecimientos en curso y su impacto en la seguridad interior y la salud pública de la UE para informar a las instituciones europeas y a los socios de los estados miembros de la UE. Esto es de vital importancia para formular respuestas efectivas.

Las restricciones mundiales de los viajes y otras medidas como resultado de la pandemia COVID-19 han supuesto una interrupción temporal del impacto en el mercado de las drogas con una mayor escasez o precios superiores para algunas sustancias. Otras consecuencias serían:

  • La interrupción de la cadena de suministro y la logística de las drogas para el tráfico en Europa es más evidente a nivel de distribución debido a las medidas de distanciamiento social.
  • El movimiento de grandes cantidades de drogas entre los estados miembros de la UE ha continuado, a pesar de la introducción de controles fronterizos, debido al continuo tráfico comercial de transporte de mercancías en toda la UE.
  • En relación con la cocaína, hay pocas pruebas de la interrupción de la actividad con respecto a la importación al por mayor; sin embargo, los expertos de algunos países denuncian un aumento de los precios y la disminución de la pureza a nivel de consumo, indicativo de la escasez de suministro localizada.
  • Los grupos de crimen organizado se mantienen alerta y lo hacen
    adaptando sus modus operandi a la situación actual, explotando vías de comunicación seguras y adaptándose a los modelos de transporte, canales de tráfico y métodos de ocultación.
  • La inestabilidad actual ha dado lugar a un entorno cada vez más volátil para negocios criminales a lo largo de la cadena de suministro en Europa y parece haber provocado un aumento de los niveles de violencia entre distribuidores de nivel medio.
  • Entregas a domicilio y menos atención presencial. La opción del efectivo como forma de pago parece aumentar para transacciones individuales.
  • El escasez de resina de cannabis ha provocado un aumento de los precios al por menor para el comercio.
  • El tráfico de heroína sigue existiendo en muchas rutas conocidas. En algunos casos, la disponibilidad de heroína ha disminuido en algunas áreas pero esto varía según las normas nacionales de confinamiento y las restricciones de circulación, con precios más altos que también se reportaron en algunos lugares.
  • El tráfico de cocaína mediante contenedores marítimos ha seguido a niveles comparables o incluso posiblemente superiores a los del año 2019.
  • La producción de drogas sintéticas continúa en las principales zonas productoras europeas en los Países Bajos y Bélgica, como se ha demostrado por el número de laboratorios ilícitos desmantelados. Sin embargo, en Europa y globalmente, la demanda de drogas sintéticas utilizadas en entornos recreativos, en particular la MDMA, parece haber disminuido a corto plazo debido al cierre de locales y la cancelación de festivales.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Disminuyen las personas encarceladas en Estados Unidos en 2018

359.- imagesDurante el año 2018, el total de población encarcelada en los EE. UU. disminuyó desde 1.489.200 hasta 1.465.200, con un decrecimiento de 24.000 personas encarceladas, lo que supone un 1,6% de disminución. Este decrecimiento fue del 1,7% para los hombres, con 1.354.313 de presos, y del 0,5% para las mujeres, con 110.845 presas.

El año 2018, la ratio de encarcelados sentenciados por 100.000 habitantes en los Estados Unidos fue de 431, teniendo en cuenta los presos estatales y los federales. Esta ratio es la más baja desde 1996, que fue de 427 personas encarceladas por 100.000 ciudadanos residentes.

A lo largo de la última década, la ratio ha disminuido un 15%, desde las 506 personas encarceladas sentenciadas por 100.000 habitantes en los EE. UU. en 2008 hasta las 431 por 100.000 en 2018.

En cuanto a la evolución de los datos de encarcelamiento por grupos étnicos, desde 2008 hasta el 2018, la ratio de encarcelados negros residentes disminuye un 28%, la de los hispanos un 21% y la de los blancos un 13%. Además, en 2018 la ratio de encarcelamiento de hombres negros fue la más baja desde 1989. Hay que tener en cuenta que la ratio de hombres negros encarcelados en 2018 fue 5,8 veces la de los hombres blancos, mientras que la ratio de encarcelamiento de mujeres negras fue 1,8 veces la ratio de mujeres blancas.

Por otra parte, durante el año 2018 hubo un total de 22 estados que tuvieron unas ratios de encarcelamiento superiores a la media de EE. UU. El estado con la ratio más alta fue Louisiana, con 695 encarcelados sentenciados por cada 100.000 residentes. Seguido por Oklahoma, con 693 por 100.000, y Mississippi, con 626 encarcelados por cada 100.000 habitantes. Por el lado contrario, encontramos estados como Minnesota, Maine, Massachusetts, Rhode Island o Vermont, con cifras inferiores a una ratio de 200 encarcelados sentenciados por cada 100.000 residentes.

Entre el total de encarcelados en EE. UU. durante el año 2018 hay un 7,7% de ciudadanos extranjeros, cifra bastante paralela al 6,9% de población extranjera presente en el país según el U.S. Census Bureau. En cuanto a la edad, un 3% de los encarcelados tiene más de 64 años.

Hay que decir que entre los militares encarcelados que han servido en la U.S. Air Force o la U.S. Navy, casi el 75% lo son por delitos sexuales. Y de este porcentaje, el 45% lo son por delitos sexuales violentos.

En cuanto a la causa de los encarcelamientos por etnia, el 61% de los miembros de las comunidades hispana y negra y el 48% de los blancos cumplen condena por delitos violentos. Al mismo tiempo, el 23% de los presos blancos sentenciados cumplen prisión por delitos contra la propiedad, mientras que entre los presos hispanos y negros es un 13%. Un 15% de los encarcelados lo son por causas relacionadas con delitos de salud pública –4% por posesión–, con porcentajes que van desde el 13% de los presos negros hasta el 16% de los blancos.

Por último, un 67% de las admisiones de presos sentenciados en 2018 fueron nuevas admisiones mientras que cerca de un 30% fueron debido a violaciones de la supervisión post-reclusión. El 3% restante se produjo por otras causas, tales como reingresos.

https://www.bjs.gov

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Mujeres y crimen organizado en Latinoamérica

358.- baixaEl crimen organizado es uno de los principales desafíos que castiga a Latinoamérica. Así lo expresa el estudio “Mujeres y crimen organizado en América Latina. Más que víctimas o victimarias”, elaborado por el Observatorio Colombiano de Crimen Organizado.

Entre sus efectos, cabe destacar que los altos niveles de violencia que marcan la región son especialmente alarmantes. Desde los años 90, la apertura de las economías junto con la debilidad institucional de los estados y otros factores sociales como la pobreza y la desigualdad, favorecieron el crecimiento de actividades transnacionales como son el narcotráfico, el tráfico de armas y la trata de migrantes. De este modo, América Latina se convirtió en la región en la que las dinámicas criminales han tenido mayor crecimiento a escala mundial.

El hombre siempre ha tenido el dominio en las diferentes economías ilegales y ha primado la tendencia a ver la actividad criminal como una “cosa de hombres”. La participación de las mujeres en el crimen organizado ha estado a la sombra de los análisis académicos y del debate público.

Sin embargo, debido a la escasez de información y de cifras, la investigación sobre este tema es limitada aunque ha aumentado bastante en la última década. La relativa invisibilidad de las mujeres en los debates sobre el crimen organizado también es producto de la percepción generalizada de estas como un apéndice de sus compañeros masculinos dentro de las estructuras criminales, por ejemplo, como amantes u objetos sexuales. Los estereotipos de las mujeres como dependientes y débiles refuerzan la noción de que no pueden tomar decisiones independientes en relación con los negocios ilegales.

La participación de las mujeres en estructuras de crimen organizado no es uniforme. Los distintos roles que las mujeres desarrollan en las economías criminales permiten caracterizar diferentes tipos de participación que configuran un abanico, que va desde subordinadas y víctimas hasta protagonistas, líderes y victimarias en algunas de las economías criminales.

A pesar de la escasez de evidencias empíricas sistemáticas entorno a la participación de las mujeres en el crimen organizado, esta investigación permite hacer algunas recomendaciones destinadas a la prevención y atención a las poblaciones afectadas:

  • Fortalecer los sistemas de información estadística relacionados con el crimen organizado y la participación de las mujeres en distintas actividades criminales como víctimas y victimarias.
  • Construir estrategias diferenciales que muestren el carácter diferenciado de la participación de las mujeres en las economías del crimen organizado.
  • Comprender los factores que han impulsado a las mujeres a participar en la ilegalidad con finalidad preventiva.
  • Hacer mapas con roles múltiples y diferenciados de las mujeres en el crimen organizado, incluyendo otras economías ilegales como el contrabando o la extorsión.
  • Promover el empoderamiento de las mujeres por medio de iniciativas colectivas que busquen oportunidades a personas vulnerables de ser reclutadas por el crimen organizado.
  • Fortalecer sinergias de trabajo entre gobiernos locales, regionales y nacionales de los países de América Latina orientadas a ofrecer asistencia a las víctimas del crimen organizado.
  • Instar a los órganos policiales y judiciales latinoamericanos a aplicar un enfoque de género en sus investigaciones.
  • Fortalecer los vínculos entre las instituciones de política social, económica y educativa con el objetivo de reorientar hacia la legalidad a aquellas mujeres especializadas en roles logísticos dentro de las economías criminales.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

 

 

Ten cuidado con la tarjeta SIM del móvil

357.- baixa¿Cómo lo hacen los delincuentes que roban miles de euros atacando números de teléfono? Es una historia con un recorrido común: las líneas de señal desaparecen de tu teléfono móvil y llaman al número de teléfono pero no suena. Intentas iniciar la sesión de tu cuenta bancaria pero la contraseña falla. Te has convertido en una nueva víctima del fraude de intercambio de la tarjeta SIM y tu número de teléfono ahora está controlado por un delincuente.

El fraude de intercambio de tarjetas SIM se produce cuando un defraudador duplica el operador de telefonía móvil de una víctima a una SIM en posesión del malhechor y de esta manera comienza a recibir llamadas y mensajes de texto entrantes, incluidas las contraseñas bancarias, que se envían al número de teléfono de la víctima.

El estafador puede hacer transacciones mediante la aplicación de técnicas como el software malicioso y, cuando el banco envía una contraseña mediante SMS, el defraudador la recibe y completa la autorización de la transacción.

Varias policías de la Unión Europea –Austria, España, Rumania– han realizado operaciones con este denominador común, considerado por las autoridades una amenaza creciente. En el caso de España, en coordinación con Europol y el Centro Europeo contra la Ciberdelincuencia (EC3), se detuvo a un grupo de 12 individuos de nacionalidad italiana, rumana, colombiana y española que lograron sustraer hasta 137.000 € de cuentas bancarias de varias víctimas.

El modus operandi no es muy complejo, pero ha resultado ser eficaz. Los delincuentes lograron obtener las contraseñas bancarias en línea de las víctimas de los diferentes bancos con el uso de técnicas de piratería informática como los troyanos bancarios u otros tipos de software malicioso.

Si no quieres ser la próxima víctima, aquí tienes algunos consejos:

  • Mantén al día el software de tus dispositivos.
  • No hagas clic en los enlaces ni descargues archivos adjuntos de correos electrónicos inesperados.
  • No respondas a correos electrónicos sospechosos.
  • Limita la cantidad de datos personales que compartes en línea.
  • Prueba de utilizar la autenticación de dos factores para tus servicios en línea, en vez de enviar un código de autenticación enviado por SMS.
  • Si puedes, no asocies tu número de teléfono a cuentas en línea delicadas.
  • Configura tu PIN para restringir el acceso a la tarjeta SIM. No compartas este PIN con nadie más.

Y si tu teléfono pierde la recepción repentinamente, sin razón aparente:

  • Informa de tu situación al proveedor de servicios.
  • Si hay transacciones sospechosas en tu cuenta bancaria, contacta con el banco.
  • Cambia inmediatamente todas las contraseñas de tus cuentas en línea.
  • En caso de que tengas que contactar con la policía, guarda todas las pruebas.ç

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Compleja situación en las cárceles argentinas

356.- baixaReferirse al sistema penitenciario argentino es centrarse en un universo muy complejo, pero las últimas estadísticas oficiales de enero de 2019 ofrecen unas cifras muy duras: 103.000 reclusos en 308 centros penitenciarios.

La masificación es la característica principal y la máxima preocupación de los centros penitenciarios argentinos. La línea creciente se marca sobre todo desde 2007 y supera la tasa delictiva. Actualmente, la tasa delictiva es una tercera parte de la tasa de encarcelamiento.

El crecimiento de la población penitenciaria se debe a múltiples factores: endurecimiento de la ley penal, discursos oficiales en clave represiva, reclamaciones de carácter social, influencia de los medios de comunicación, etc.

Aparte, casi la mitad de los 103.000 presos se encuentra bajo el régimen de prisión preventiva, sin que se haya hecho un juicio que determine su culpabilidad. Otro aspecto determinante sería el encarcelamiento indiscriminado que cotidianamente decretan los jueces y la falta de liberación de las personas que se encontrarían en condiciones de estar en un régimen distinto al régimen penitenciario.

La superpoblación en las cárceles se traduce en hacinamiento, episodios de violencia entre internos, y entre estos y los funcionarios penitenciarios, deterioro de las instalaciones por su uso intensivo e incremento de la dificultad de acceso a los derechos básicos y esenciales –alimentación, salud, educación, etc. Es evidente, a mayor cantidad de internos más dificultoso resulta acceder a los escasos recursos del sistema.

Ahora bien, también hay señales relevantes de algún cambio en el horizonte. Habría que mencionar en primer término la apertura y la transparencia. Hace 20 años las cárceles eran edificaciones totalmente opacas. Hoy en día son espacios constantemente transitados por personas del mundo libre y organizaciones de todo tipo que entran en los establecimientos para ofrecer múltiples propuestas: culturales, educativas, laborales, religiosas, deportivas, etc. Lo bueno y lo malo trasciende inmediatamente a la opinión pública.

Lentamente van apareciendo, en cuanto al ámbito laboral, algunas experiencias autogestionarias, en que las personas privadas de libertad se organizan para comercializar sus productos en el ámbito libre.

Pero estas tímidas iniciativas no pueden transmitir una visión ingenua de la realidad penitenciaria argentina ya que es muy difícil acceder a estos derechos en el contexto del encierro. Y sin embargo también es difícil la situación en libertad.

También habría que mencionar el rol de los funcionarios de prisiones. Se procede de una tradición y una historia muy triste de abusos y violencia. Actualmente se está ante un recambio generacional de funcionarios y una progresiva incorporación de la mujer en un ámbito históricamente masculinizado.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

El África subsahariana aumentará un 150% la cifra de consumidores de drogas

355.- baixaLa nueva investigación de ENACT [1] es la más completa que se ha hecho hasta el momento sobre el tráfico de drogas, los patrones de consumo y las políticas sobre drogas en África.

Según los estudios de ENACT sobre criminalidad transnacional organizada, la ineficaz política de drogas, alimentada por la corrupción y el crimen organizado, está empeorando una crisis de drogas en expansión en África.

El consumo de drogas ilegales en África, incluido el uso no médico de opioides con receta, amenaza el desarrollo y se proyecta que se convierta en una emergencia de salud pública.

El África subsahariana registrará el aumento más grande del mundo en los consumidores de drogas en los próximos 30 años, y se prevé que su parte del consumo global de drogas se duplicará.

Las cárceles están saturadas y generaciones de jóvenes son condenados por condenas penales por delitos de bajo nivel. Los mercados continentales de drogas continúan expandiéndose incluso cuando se destruyen los cultivos ilícitos, se desmantelan los laboratorios de drogas y se confiscan los envíos de drogas.

Las drogas se han convertido en una fuente de ingresos para las organizaciones terroristas y los grupos de delincuencia organizada, pero los cuerpos policiales africanos no tienen capacidades institucionales, tecnológicas y financieras para tener un impacto significativo para poner freno a los mercados de tráfico de drogas.

Los investigadores estiman que el número de consumidores de drogas en el África subsahariana aumentará cerca del 150% en las próximas tres décadas. Se prevé que hacia el año 2050 habrá 14 millones de africanos adicionales que consuman drogas ilegales, con un total de 23 millones de usuarios en el África subsahariana.

El papel de África Occidental se ha expandido como eje global de tráfico de drogas ilegales, particularmente cocaína, y se ha desarrollado una economía ilegal en torno a la producción y distribución de metanfetaminas.

El fenómeno de las drogas peligrosas en África contribuye a la creciente producción mundial de cocaína y heroína, hasta llegar a los niveles que el informe mundial sobre drogas de 2018 dice que son los más altos registrados nunca. Otros estimulantes del crecimiento del comercio y del consumo de drogas son la urbanización creciente, el desarrollo de infraestructuras y las rutas de transporte, una población juvenil en crecimiento rápido y una situación social y económica dura para millones de personas.

Los investigadores hicieron varias recomendaciones a los responsables de la política de la Unión Africana. Las respuestas eficaces en el ámbito africano a la crisis deben incluir esfuerzos para reducir la producción y el tráfico de drogas, junto con la reducción de la demanda y la asistencia sanitaria ampliada para el tratamiento y el cuidado de los consumidores de drogas.

Todas las regiones deberían reforzar las respuestas transfronterizas aplicadas por la legislación para frenar el suministro y la producción de drogas ilícitas, dirigiéndose a los traficantes más que a los usuarios. También hay que frenar el desvío de opioides farmacéuticos de los canales legales.

[1] ENACT está financiado por la Unión Europea. El proyecto acumula conocimientos y habilidades para mejorar la respuesta de África al crimen organizado transnacional. Analiza cómo afecta el crimen organizado a la estabilidad, la gobernanza, el estado de derecho y el desarrollo en África y trabaja para mitigar sus impactos. ENACT está participado por el Instituto de Estudios de Seguridad e INTERPOL, en relación con la Iniciativa Mundial contra el Crimen Organizado Transnacional.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Efectos del coronavirus sobre el crimen organizado en Latinoamérica

354.- imagesLos grupos criminales de Latinoamérica han tenido que hacer diferentes tipos de cambios internos debido a la pandemia del coronavirus. Estos ajustes obedecen a la voluntad de mantener sus negocios ilícitos a pesar de las contrariedades: tráfico de drogas y bienes, extorsiones o control del paso de migrantes por las fronteras. Estas actividades se han vuelto más difíciles debido al aumento de los controles policiales y la falta de actividad humana.

De este modo, se ha generado una situación que ha provocado que el crimen organizado haya explorado otros terrenos, como por ejemplo la ciberdelincuencia o el robo de equipamientos médicos. A continuación se mencionan varias dinámicas que han adoptado los grupos de crimen organizado en Latinoamérica:

Más capital social para los delincuentes. Situaciones como las creadas por las bandas MS13 y Barrio18 en El Salvador o el cártel de Jalisco en México, en que los delincuentes han suplantado el rol del Estado. El confinamiento les ha permitido consolidar su control, ganarse a la ciudadanía y afianzar su apoyo.

Surgimiento de nuevos mercados negros de equipamientos médicos y medicamentos. Varios países del continente sufren un activo mercado negro de medicamentos, y con la pandemia han aumentado los robos de suministros médicos como ahora mascarillas, desinfectantes de manos o incluso kits de detección del coronavirus.

Existe una falta de control en la cadena de suministros en el ámbito médico que permite que los productos sean fácilmente robados.

Aumento de la corrupción. Los sistemas de salud han sido objetivo de la corrupción desde hace años. La situación actual hace que funcionarios corruptos aprovechen la pandemia como otra forma de llenarse los bolsillos.

Incremento de la ciberdelincuencia. Los delincuentes y hackers estarían aprovechando el aumento de la actividad en línea de los ciudadanos, empresas y organismos gubernamentales. Los tres principales países latinoamericanos en cuanto a autoría de programas maliciosos y lanzamiento de ciberataques serían Brasil, México y Colombia.

También se ha detectado un aumento del blanqueo de dinero a través de criptomonedas por parte del crimen organizado.

Disminución de la trata de seres humanos. El endurecimiento del control de las fronteras desde que se expandió la pandemia por Latinoamérica ha hecho disminuir esta actividad en los grupos de crimen organizado. Aparte, los precios que cobran los denominados “coyotes” –traficantes de seres humanos– han ido aumentando a medida que se endurecían las condiciones de paso por las distintas fronteras. No se prevé que se flexibilicen estas cuotas a corto plazo.

Menos sustancias ilícitas y a precios más altos. Las bandas de narcotraficantes se tienen que enfrentar a las restricciones al transporte y al incremento de las patrullas para hacer cumplir las cuarentenas. Además, como se han cerrado muchas fronteras y la policía está controlando los vehículos, los traficantes tienen más dificultades para mover sus productos.

Esta situación ha llegado a impactar al alza los precios de las sustancias incluso en las ciudades de los EE. UU.

Inicio

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Se dispara la venta de armas en EE. UU. debido a la COVID-19

353.- baixaLa llegada de la pandemia del coronavirus a Estados Unidos ha provocado un incremento de ventas de armas de todo tipo, que ha causado incluso colas delante de algunas tiendas.[1] Muchos de estos compradores manifiestan la necesidad de estar seguros ante el confinamiento que los obliga a estar en casa, solos en algunos casos. La demanda de armas ha sido muy poco específica: los clientes piden casi cualquier tipo de arma para defenderse, circunstancia nueva, ya que normalmente la gente que va a comprar un arma va con la idea de una específica.

Muy rápidamente, los primeros días de la pandemia en EE. UU. ya se dieron casos de muertes con armas de fuego bien por suicidios, o bien por temas relacionados con las normas de distanciamiento social implantadas para frenar el coronavirus. De hecho, por ejemplo, en Detroit hubo una manifestación de personas con armas para protestar contra la obligación de quedarse en casa y cerrar las tiendas de armas.[2]

Ante la necesidad de regular las actividades comerciales que podían continuar abiertas, la inmensa mayoría de gobernadores ha optado por considerar las tiendas de armas como dispensadoras de productos esenciales, básicos, de primera necesidad, por lo que pueden continuar ofreciendo sus productos con normalidad.[3] Solo en cinco estados no se han considerado las armas productos de primera necesidad y han sido obligadas a cerrar: Nueva York, Nuevo México, Washington, Massachusetts y Michigan. Los vendedores que tienen licencias federales pueden incluso ofrecer armas en la calle o que los clientes compren desde el mismo coche, para mantener las normas de distanciamiento social. Hay que mencionar que en Virginia, aunque no se ha obligado a cerrar las tiendas de armas por el confinamiento, se ha aprobado muy recientemente una ley que limita la venta y la posesión de armas de fuego.[4]

La Asociación Nacional del Rifle, que hace tiempo que no pasa por su mejor momento económico —entre otras cosas por luchas internas que le han causado cuantiosas pérdidas—, y que había despedido a trabajadores inmediatamente antes de la llegada de la pandemia, está combatiendo activamente a los gobernadores que han obligado a cerrar las tiendas de armas, y ha llegado a denunciar ante los tribunales, como mínimo, a los gobernadores de Nuevo México y de Massachusetts.

Los estudios de investigación son extremadamente claros al respecto:

  • Es más fácil que la gente acabe herida tras amenazar a los agresores con armas de fuego que si sale corriendo o llama a la policía.
  • La existencia de un arma en el hogar incrementa la posibilidad de que sus ocupantes terminen heridos o muertos.
  • Por cada 40 homicidios con arma de fuego hay un homicidio justificado en legítima defensa.
  • Más armas en circulación significan más disparos accidentales y más homicidios.

En consecuencia, parece evidente que el incremento de armas en los hogares durante los días de confinamiento puede convertir en muy peligroso cualquier conflicto doméstico que pueda surgir. Como concluye claramente la periodista Melinda Wenner Moyer en un artículo publicado recientemente: “Cuantas más armas poseamos, y más cerca las tengamos, en más peligro estaremos durante la pandemia”.[5] En cambio, solo unos cuantos gobernadores se han atrevido a afrontar el revuelo que puede causar el cierre de los establecimientos de venta de armas en una opinión pública que considera la posesión de armas un derecho fundamental, garantizado por la segunda enmienda de la Constitución.

[1] https://www.thetrace.org/2020/04/the-coronavirus-has-gun-sales-soaring-his-fear-is-selling-to-the-wrong-person/

[2] https://www.thetrace.org/rounds/daily-bulletin-armed-protesters-stay-at-home-order-michigan/

[3] https://www.thetrace.org/2020/03/coronavirus-gun-store-closures-state-map/

[4] https://www.thetrace.org/2020/01/virginia-lawmakers-advance-historic-gun-reform-package-heres-what-it-means/

[5] https://www.thetrace.org/2020/04/gun-safety-research-coronavirus-gun-sales/

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français