La pandemia de COVID-19 y el rol de la policía

El doctor Jonas Grutzpalk −profesor de Ciencias Políticas y Sociología en la Universidad de Ciencias Aplicadas para la Policía y la Administración Pública de Renania del Norte-Westfalia, Alemania− hizo una investigación sobre cómo el trabajo de policía se había visto afectado por el surgimiento de la pandemia de COVID-19.

El plan de estudios de la policía de Renania del Norte-Westfalia, donde imparte clases, toca muchos temas distintos que van desde la ética, la sociología, las competencias interculturales, etc. hasta diferentes ramas del derecho (penal,  tráfico, función pública) y las llamadas “asignaturas policiales”, como ciencias forenses, tácticas, de gestión del tráfico, etc.

A partir de aquí, el doctor se planteó varias cuestiones: ¿Cómo cambia todo eso el coronavirus? ¿Cómo afecta la COVID-19 a la educación policial? ¿Y de qué formas? ¿Hay lecciones importantes para las futuras generaciones policiales que se están aprendiendo ahora mismo mientras se controla la pandemia real? ¿Puede ser que las fuerzas policiales estén aprendiendo algo sobre la vigilancia de una pandemia que se tendría que enseñar en las academias de policía de toda Europa?

En una serie de entrevistas que hizo a agentes de policía dentro y fuera del puesto de trabajo, preguntó a los entrevistados qué había aprendido la policía como institución durante la pandemia y qué tipo de procesos de aprendizaje les gustaría. Sus respuestas tocan varios temas, pero destacaban el problema creciente del escepticismo violento hacia las medidas adoptadas para allanar la curva de las nuevas infecciones.

Comunicación. Algunos de los  entrevistados argumentan que la comunicación con la gente en la calle se ha vuelto más difícil, ya que al llevar máscaras les ha dificultado la expresión a través de los gestos faciales. Y también se ha vuelto más complicado descifrar el estado emocional de las personas con que trata la policía.

Autoprotección. Escupir a agentes de policía siempre ha sido un modo de mostrar desprecio. Con la COVID-19, esta forma de ataque físico ha adquirido un significado nuevo y más peligroso, ya que también podría estar destinado a infectar intencionadamente con el coronavirus a los agentes de policía. La autoprotección de los agentes de policía, que es una parte importante del entrenamiento, pasa de este modo de evitar fuertes ataques a evitar encuentros que puedan provocar una infección. Pero eso, por descontado, amplía la distancia entre la policía y la ciudadanía, lo cual los entrevistados intentaron evitar al máximo. Queda por saber cómo los agentes de policía se pueden proteger contra los daños y ser un poco accesibles para las personas que tratan.

Enseñanza online. Las principales preocupaciones expresadas en este contexto se refieren al bienestar emocional de los estudiantes, pero también al contenido de lo que se enseña a medida que se clasifica parte del material. La educación policial está aprendiendo a tratar el tema de la educación online y hay muchas nuevas lecciones aprendidas por el camino.

Trabajo en casa y administración. Uno de los entrevistados planteó la pregunta de si la policía sería capaz de implementar el trabajo en casa. Uno de los principales problemas aquí es, por descontado, la seguridad de los datos, pero parece que también existe un problema cultural.

Estos pocos ejemplos muestran que la pandemia actual está imponiendo algunas lecciones que hay que aprender sobre la policía moderna. Todavía hay muchas más pendientes de mencionar. Lo que es interesante de estas lecciones es:

a) hasta qué punto se podrían institucionalizar

b) cómo podrían afectar a la conducta de la policía en la vida cotidiana

c) si nunca se aprenderán o más bien serán ignoradas

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

El Consejo Europeo aprueba la estrategia europea 2021-2025 contra las drogas

El Consejo Europeo aprobó el mes de diciembre pasado la estrategia de la Unión Europea que establece el marco político y las prioridades de la política contra las drogas de la UE en el periodo 2021-2025. La estrategia tiene como objetivo garantizar un alto nivel de promoción de la salud, la estabilidad social y la seguridad, y contribuir a la sensibilización. En base a esta estrategia, el Consejo elaborará un plan de acción que establecerá las medidas concretas para alcanzar estas prioridades.

Con esta estrategia, la UE y sus estados miembros reafirman su compromiso con un enfoque basado en evidencias, exhaustivo y equilibrado entre la reducción de la demanda y la oferta de drogas, con la preservación de los derechos humanos en el centro.

En virtud de la reducción del suministro de drogas, la estrategia se orienta a todos los aspectos del mercado de las drogas ilícitas e incluye la prevención, la disuasión y la interrupción de los delitos relacionados con las drogas, en particular la delincuencia organizada, mediante la cooperación judicial y policial, la inteligencia, la prohibición y la incautación de activos criminales, investigaciones y gestión de fronteras.

Esta área prioritaria se ha mejorado todavía más en comparación con la estrategia 2013-2020, para responder a los desafíos que se producen en los mercados de drogas europeos. Se caracterizan por una alta disponibilidad de varios tipos de drogas, incautaciones cada vez más elevadas, un aumento del uso de la violencia y enormes beneficios, así como el uso de plataformas de redes sociales, aplicaciones e internet, y internet oscura (darknet) para el tráfico ilícito de drogas. Estas características no se han desvanecido durante la crisis del COVID-19, sino al contrario.

El área política de reducción de la demanda de drogas consiste en una serie de medidas de refuerzo mutuo que incluyen prevención, detección e intervención precoz, asesoramiento, tratamiento, rehabilitación, reinserción social y recuperación. Esta acción tiene que ser adecuada al contexto social local y a las necesidades de la población objetivo, estar informada por evidencias científicas y ser segura y eficaz. Hay que desarrollarla mediante la estrecha colaboración de varios servicios de salud y asistencia social.  La crisis de la COVID-19 ha revelado todavía más la necesidad de garantizar la continuidad de estas acciones.

Se ha añadido un nuevo capítulo dedicado a tratar los daños relacionados con las drogas. Esta sección incluye medidas y políticas para prevenir o reducir los posibles riesgos y perjuicios para la salud, la sociedad y los centros penitenciarios. Cubre aspectos como la reducción de la prevalencia y la incidencia de enfermedades infecciosas relacionadas con los medicamentos, la prevención de sobredosis y las muertes relacionadas con las drogas, y la oferta de alternativas a las sanciones coercitivas.

La estrategia también identifica tres temáticas transversales de apoyo a las áreas políticas:

Cooperación internacional: mejorar el papel de la UE como intermediaria mundial para una política de drogas centrada en las personas y orientada a los derechos humanos mediante la cooperación con terceros países, regiones y organizaciones internacionales, reforzando el compromiso con las políticas de drogas orientadas al desarrollo alternativo de medidas.

• Investigación, innovación y previsión: proporcionar a la UE y a los estados miembros las capacidades de investigación y previsión necesarias para hacer frente a los retos de las drogas de forma más ágil y proactiva, aumentando la preparación para responder a los retos futuros.

• Coordinación, gobernanza e implementación: garantizar una implementación óptima de la estrategia, incluida la acción clave del Centro Europeo de Seguimiento de las Drogas y las Drogodependencias (OEDT) y de la Europol, que implique a la sociedad civil y proporcione recursos adecuados en el ámbito de la UE y de las naciones.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

El Consejo Europeo adopta conclusiones sobre el futuro digital de Europa

El mes de diciembre de 2020, el Consejo Europeo aprobó unas conclusiones en que reconoce el mayor uso de productos de consumo y dispositivos industriales conectados a internet y los riesgos que eso comporta para la privacidad, la seguridad de la información y la ciberseguridad.

Considera que los dispositivos conectados, entre los que se incluyen las máquinas, los sensores y las redes que componen la internet de las cosas, desarrollarán un papel fundamental en la configuración del futuro digital de Europa.

Las conclusiones definen las prioridades para abordar esta cuestión crucial y fomentar la competitividad mundial de la industria europea de la internet de las cosas garantizando el máximo nivel de resiliencia, seguridad y protección.

Las conclusiones hacen énfasis en la importancia de evaluar si se requiere una legislación horizontal a largo plazo para abordar todas las cuestiones relacionadas con la ciberseguridad de los dispositivos conectados, como la disponibilidad, la integridad y la confidencialidad, lo que supondría también especificar las condiciones necesarias para comercializarlos.

Entre otras conclusiones destacan las siguientes:

  • La Unión Europea y sus estados miembros tienen que garantizar la soberanía digital y la autonomía estratégica, preservando al mismo tiempo una economía abierta.
  • Además de garantizar un alto nivel de seguridad de los dispositivos conectados, también es importante sensibilizar más a los consumidores sobre los riesgos que estos dispositivos pueden generar en la privacidad y la seguridad.
  • Subraya que hay que establecer normas, criterios o especificaciones técnicas en materia de ciberseguridad para los dispositivos conectados y recomienda reforzar la tarea de las organizaciones europeas de normalización en este ámbito.
  • La ciberseguridad y la privacidad tienen que considerarse requisitos esenciales en la innovación de productos, así como en los procesos de producción y desarrollo, incluida la fase de diseño, y tienen que garantizarse a lo largo de todo el ciclo de vida del producto y en toda la cadena de suministro.

Finalmente, la certificación de ciberseguridad, que se define en el Reglamento sobre la ciberseguridad, será esencial para aumentar el nivel de seguridad del mercado único digital. ENISA, la Agencia de la UE para  la Ciberseguridad, ya está trabajando en esquemas de certificación de la ciberseguridad, y en las conclusiones se invita a la Comisión a que considere solicitar propuestas de esquemas de certificación de la ciberseguridad para los dispositivos conectados y los servicios conexos.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Nuevo informe sobre el uso de drones por parte de la policía en los Estados Unidos

La Oficina de los servicios de policía comunitaria del Departamento de Justicia de los Estados Unidos (COPS Office) publicó el pasado mes de diciembre un nuevo informe con sus socios del Foro de Investigación Ejecutiva de la Policía (PERF), que es una hoja de ruta para la implementación de un programa de equipos no tripulados efectivos (UAS). Los drones, como generalmente se conocen los UAS, presentan una de las intervenciones más emocionantes en la aplicación de la ley, ofreciendo a los departamentos una herramienta esencial con la que recopilar datos situacionales vitales sin poner en peligro a los profesionales de las fuerzas del orden. Este informe es una guía para lanzar un programa de drones y está disponible en el sitio web de la Oficina COPS.

El informe sobre el uso de drones por parte de las agencias de seguridad pública es un grito de alarma sobre la amenaza de ataques con drones maliciosos.

El año pasado, la oficina COPS, el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (DHS) y el PERF convocaron unas conferencias de dos días para expertos de la comunidad policial sobre drones, su uso e implementación y la política de asistentes, así como sobre cuestiones operativas. Representantes de varias agencias presentaron ponencias sobre diversos temas relacionados:

  • Normas, preocupaciones comunitarias, asuntos presupuestarios y prácticas prometedoras para establecer programas para el uso de drones en las fuerzas del orden
  • Recomendaciones para la ejecución de este programa, incluida la formación y la dotación de personal
  • Asuntos de contrautilización, como la tecnología de detección y desactivación y el uso peligroso de drones ilegales por parte de malhechores

Este informe resume la información que se debatió en estas conferencias y también presenta lecciones aprendidas y prácticas prometedoras recogidas a partir de entrevistas, revisiones de políticas y datos de encuestas. Las presentaciones y debates de este acontecimiento han informado de todas las tareas de los drones en el futuro.

Este informe trata dos cuestiones opuestas pero relacionadas:

  • El uso de drones por parte de las agencias de policía para proteger la seguridad pública.
  • El uso de drones por parte de actores malintencionados para cometer varios delitos, como actos de terrorismo. Por lo tanto, la historia de los drones tiene aproximadamente dos caras radicalmente distintas de una misma moneda.

Varias agencias locales y federales han empezado a explorar estrategias contradrones en acontecimientos importantes y reuniones masivas como la Super Bowl. Pero este trabajo todavía está en desarrollo. Los legisladores y funcionarios gubernamentales federales, estatales y locales, incluidos los oficiales de policía, tendrían que acelerar sus esfuerzos para abordar estos problemas tan pronto como sea posible.

Todas las agencias de aplicación de la ley, independientemente de si quieren iniciar un programa para utilizar drones para sus propios propósitos, tienen que plantearse un reto relacionado pero mucho más difícil: como anticiparse, prevenir, detectar y responder al uso criminal de los drones, incluido el uso por parte de terroristas. Por ejemplo, los terroristas podrían utilizar drones para lanzar una bomba o rociar un gas tóxico sobre grandes multitudes de personas en un acto público. Pero los drones también pueden ser extremadamente eficaces en el reconocimiento con finalidades criminales, ya que pueden sobrevolar pilares, puestos de control y otros mecanismos de seguridad.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Nueva operación contra el blanqueo de dinero

Las autoridades policiales de 26 países y la Europol han llevado a cabo la llamada European Money Mule Action ‘EMMA 6’, una operación mundial contra los sistemas de mulas de dinero. Entre septiembre y noviembre de 2020, EMMA 6 se realizó por sexto año consecutivo con el apoyo del European  Banking Federation (EBF), el FinTech FinCrime Exchange, la INTERPOL y Western Union. Como resultado, se identificaron 4.031 mulas de dinero, junto con 227 reclutadores, y se detuvieron 422 personas en todo el mundo.

Durante el periodo de la operación, se iniciaron 1.529 investigaciones penales. Con el apoyo del sector privado, que incluía más de 500 bancos e instituciones financieras, se identificaron 4.942 transacciones fraudulentas de mulas de dinero que evitaron una pérdida total estimada de 33,5 millones de euros.

Las mulas de dinero son personas que, a menudo sin quererlo, han sido reclutadas por organizaciones criminales como agentes de blanqueo de dinero para esconder el origen del dinero conseguido fraudulentamente. Sin saber que están participando en actividades delictivas y engañadas por la promesa de dinero fácil, las mulas transfieren fondos robados entre cuentas, a menudo en diferentes países, en nombre de otros. A cambio, reciben una comisión por sus servicios.

Aunque las mulas se reclutan por numerosas vías, como el contacto directo o el correo electrónico, los delincuentes cada vez recurren más a las redes sociales para reclutar nuevos cómplices, mediante la publicidad de ofertas falsas de trabajo, anuncios emergentes online y aplicaciones de mensajería instantánea. Aunque se ha informado de algunos casos relacionados con la COVID-19, el compromiso del proceso de pago y las estafas románticas siguen siendo los esquemas más recurrentes. El uso de criptomonedas por parte de las mulas de dinero también va en aumento.

La Europol y las autoridades policiales de la Unión Europea, junto con socios internacionales e instituciones financieras, lanzaron la campaña #DontBeaMule para sensibilizar a la ciudadanía sobre los riesgos de los sistemas de mulas de dinero.

La campaña, promovida por las autoridades competentes, tuvo como objetivo informar al público sobre cómo funcionan los delincuentes, cómo se pueden proteger de ellos y qué hay que hacer si los implican.

¿Qué arriesgas como mula de dinero?

• Ataques físicos o amenazas si no sigues cooperando con los delincuentes

• Penas de prisión o multas

• Antecedentes penales que puedan afectar gravemente al resto de tu vida, como no poder asegurar nunca una hipoteca ni abrir una cuenta bancaria

¿Qué puedes hacer?

Si crees que te podrían utilizar como mula, actúa antes de que sea demasiado tarde: deja de transferir dinero y notifícalo inmediatamente a tu banco y a la policía.

La Operación EMMA forma parte de un proyecto en curso llevado a cabo bajo el paraguas del Plan de acción operativo EMPACT contra el fraude en el pago de la ciberdelincuencia, diseñado para combatir el fraude online y con tarjetas de pago, liderado por los Países Bajos.

Durante esta operación, la Europol dio apoyo a la coordinación y preparación de reuniones operativas, hizo análisis y facilitó el intercambio de información entre las autoridades policiales y socios privados. Además, coordinó la campaña de sensibilización con los países participantes.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Informe sobre ciberdelincuencia 2020

El pasado mes de octubre, Europol publicó el informe IOCTA, Internet Organised Crime Threat Assessment. El IOCTA tiene como objetivo informar a los responsables de la toma de decisiones a nivel estratégico, táctico y operativo sobre las amenazas de la ciberdelincuencia. El IOCTA de 2020 contribuye a establecer prioridades para los planes de acción operativos del 2021, que siguen las siguientes tres prioridades actuales definidas:

1) Interrumpir las actividades delictivas relacionadas con ataques contra sistemas informáticos.

2) Luchar contra el abuso sexual infantil y la explotación sexual infantil, incluida la producción y difusión de material.

3) Orientarse a los delincuentes implicados en fraudes y falsificaciones de medios de pago que no sean en efectivo, incluido el fraude con tarjetas de pago a gran escala (especialmente el fraude no presente con tarjeta), las amenazas emergentes a otros medios de pago no en efectivo y la posibilidad de actividades.

Además, el IOCTA tiene como objetivo consolidar los resultados sobre las ciberamenazas actuales, que podrían contribuir a la discusión de las prioridades de investigación y desarrollo, así como a la planificación a nivel de la UE.

El estallido de la pandemia de COVID-19 ha demostrado el desafortunado potencial de impacto de esta crisis en nuestra vida cotidiana por todo el mundo. A medida que los bloqueos físicos se convirtieron en la norma, la ciberdelincuencia fue más activa que antes. En cualquier caso, la COVID-19 demostró cómo la ciberdelincuencia sigue siendo lo mismo, pero los delincuentes adaptan las características específicas de su enfoque para adaptarse al contexto social como medio para mejorar su tasa de éxito. La diferencia con la COVID-19 es que, a causa de las restricciones físicas adoptadas para parar la propagación del virus, con un aumento posterior del trabajo desde casa y el acceso remoto a los recursos empresariales, muchas personas y empresas que antes no habían sido tan activas en línea, la crisis las convirtió en un objetivo lucrativo.

Las actividades tradicionales de delitos cibernéticos, como el phishing y las estafas con habilidades cibernéticas, explotaron rápidamente la vulnerabilidad social, ya que muchos ciudadanos y empresas buscaban información, respuestas y fuentes de ayuda durante ese tiempo. La propagación de la desinformación aumenta las oportunidades de la ciberdelincuencia. La pandemia también dio lugar a campañas y actividades de desinformación.

La ingeniería social sigue siendo una amenaza principal para facilitar otros tipos de ciberdelincuencia.  El uso de aplicaciones de chat cifradas y de propuestas de la industria para expandir este mercado comporta un riesgo sustancial de abuso y dificulta la detección y la investigación de actividades delictivas en línea para las fuerzas del orden.

Las comunidades de delincuentes en línea presentan una resistencia considerable y evolucionan continuamente. Finalmente, la transmisión en directo de abusos sexuales infantiles sigue aumentando y se hace todavía más frecuente durante la crisis de la COVID-19.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Amenazas de la inteligencia artificial

Los delincuentes aprovechan la inteligencia artificial para un uso malicioso, según un nuevo informe de Europol publicado el pasado mes de noviembre. El documento destaca los beneficios potenciales de esta tecnología, como una mayor eficiencia, automatización y autonomía, pero también advierte de las crecientes amenazas que comporta. Es más, los ciberdelincuentes siempre han sido los primeros en adoptar la tecnología más avanzada y la inteligencia artificial no es una excepción.

Este nuevo informe se ha elaborado conjuntamente por la Europol, el Instituto Interregional de Investigación sobre Delitos y Justicia de las Naciones Unidas (UNICRI) y Trend Micro, que estudia los usos criminales actuales y previstos de la inteligencia artificial. El documento proporciona a los agentes de la autoridad, a los responsables políticos y a otras organizaciones información sobre ataques existentes y potenciales que aprovechan la inteligencia artificial y recomendaciones sobre cómo mitigar estos riesgos.

El informe concluye que los ciberdelincuentes aprovecharán la inteligencia artificial como superficie de ataque. Las falsificaciones son actualmente el uso más conocido de la inteligencia artificial como vector de ataque. No obstante, el informe advierte que será necesaria una nueva tecnología de detección en el futuro para atenuar el riesgo de campañas de desinformación y extorsión, así como las amenazas dirigidas a conjuntos de datos de inteligencia artificial.

Por ejemplo, la inteligencia artificial se podría utilizar para:

• Ataques convincentes de ingeniería social a gran escala.

Software malicioso para obtener documentos para hacer los ataques más eficientes.

• Evasión del reconocimiento de imágenes y biométrica de la voz.

• Ataques de ransomware, mediante orientación y evasión inteligentes.

• Contaminación de datos, mediante la identificación de puntos ciegos en las normas de detección.

El documento también advierte que se están desarrollando sistemas de inteligencia artificial para mejorar la eficacia del software malicioso y perturbar así los sistemas antimalware y de reconocimiento facial.

Para concluir el informe, las tres organizaciones hacen varias recomendaciones:

• Aprovechar el potencial de la tecnología de inteligencia artificial como herramienta de lucha contra el crimen para proteger la industria y la policía de la ciberseguridad.

• Continuar la investigación para estimular el desarrollo de tecnología defensiva.

• Promover y desarrollarmarcos seguros de diseño de inteligencia artificial.

• Potenciar las colaboraciones público-privadas y establecer grupos de expertos multidisciplinares.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Polémica por la nueva ley de seguridad de Francia

La nueva ley de seguridad global de Francia, debatida ya en la Asamblea Nacional, ha hecho reaccionar a las organizaciones de defensa por los derechos y libertades fundamentales, partidos, sindicados y también a los medios de comunicación. La consideran una grave amenaza para la libertad de expresión y de información y exigen, en particular, la retirada del polémico artículo 24.

Tras cinco horas de un tenso debate, con momentos intensos entre algunos diputados y el ministro del Interior, Gérald Damanin, la Asamblea Nacional aprobó la controvertida normativa por 146 votos a favor y 24 en contra.

Esta disposición tiene carácter discrecional y subjetiva, y posibilita a la policía a detener a cualquier persona que los grabe simplemente diciendo que se sienten incómodos al ser grabados. De este modo, según los detractores, se debilita la libertad de prensa y cualquier intento de responsabilizar a las fuerzas de seguridad por los excesos en su operativa.

El artículo 24 de la ley, impulsada por el Gobierno francés, prevé un año de prisión y 45.000 euros de sanción para quién difunda, “con el objetivo de atentar contra su integridad física o psíquica”, imágenes del rostro de un miembro de las fuerzas de seguridad.

El polémico artículo responde a una preocupación justificada de los agentes del orden franceses, sometidos desde hace años a una gran tensión para luchar contra el terrorismo y por las revueltas sociales que frecuentemente han supuesto el ensañamiento contra los funcionarios policiales, incluida la policía municipal, así como en campañas de odio en las redes sociales.

También hay otro artículo polémico, el que autoriza a las fuerzas de seguridad a llevar su arma reglamentaria, incluso cuando no están de servicio, si se encuentran en un edificio público. Un cambio que responde a atentados como los de la sala Bataclan de noviembre de 2015, en que murieron 90 personas, incluidos tres policías fuera de servicio que no pudieron intervenir.

Ha habido numerosas manifestaciones de protesta por la aprobación de esta ley, a las que han dado su apoyo algunas fuerzas y sindicatos de izquierda y colectivos de extrema izquierda con lemas como: “Bajen las armas, nosotros bajaremos los teléfonos”, “Orwell tenía razón”, “Una cámara nunca ha matado a nadie” o “Seguridad global, impunidad total”.

En la polémica también ha intervenido Claire Hédon, Defensora de los Derechos en Francia, que ha tildado el artículo 24 como una “vulneración de la libertad de expresión que ni es necesaria, ni adaptada ni proporcionada, y que al mismo tiempo será un obstáculo para el control de las fuerzas de seguridad”.

Hédon considera que el texto tiene tres problemas básicos. El primero, que no hacen falta leyes nuevas, porque las actuales ya protegen a policías y gendarmes; el segundo es la ambigüedad del redactado y el tercero que la interpretación restrictiva podría llevar a los periodistas a autocensurarse. Y ha añadido que cualquier limitación de la libertad de información requiere el máximo rigor y no debe hacerse por motivos coyunturales.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Cómo la COVID-19 condiciona la delincuencia

Durante el pasado mes de noviembre, Europol publicó un informe sobre los condicionantes de la pandemia de COVID-19 en el ámbito de la criminalidad y el terrorismo en la Unión Europea.

Aunque la pandemia es, en primer lugar, una crisis de salud pública mundial, también ha demostrado tener un significativo y potencial impacto duradero en el panorama del crimen organizado y del terrorismo en Europa, así como la capacidad de las autoridades policiales de los estados miembros de contrarrestar estas amenazas a la seguridad.

Mientras Europa se encuentra de pleno en la denominada segunda ola de la pandemia, el impacto en la delincuencia ha ido cambiando con el paso del tiempo. Aunque algunos tipos de delincuencia están aquí para quedarse, otros van y vienen con la evolución de la pandemia y sus medidas. Sin embargo, también hay una mayor conciencia de la ciudadanía, que ha hecho reducir el impacto de algunos tipos de delitos.

Europol destaca algunas líneas delictivas que han ganado protagonismo en la pandemia, como las actividades criminales ligadas a la distribución de equipos de protección individual falsificados, productos farmacéuticos y sanitarios falsos, etc. Y no hay que olvidar el aumento de los robos en instalaciones médicas y farmacias.

Con respecto al ámbito delictivo del abuso sexual infantil, ha seguido siendo una gran preocupación durante la pandemia, pero agravado porque los niños pasan más tiempo conectados y, por lo tanto, aumenta potencialmente el riesgo.

Mientras que el número de robos domésticos y de robos comunes generalmente ha disminuido  por las consecuencias inmediatas de la introducción de las medidas de control de la COVID-19, estos crímenes han ido en aumento desde la relajación de las restricciones de bloqueo. Destaca el robo de tiendas y de locales comerciales desocupados, así como la manipulación de los cajeros automáticos, el robo de cobre y el robo de vehículos ligeros de la construcción.

También se ha utilizado el engaño en varias modalidades, como la suplantación de representantes de autoridades públicas o de personal médico para acceder a domicilios particulares o empresas con el objetivo de robar.

Las campañas de temática pandémica han aparecido en una amplia gama de actividades de ciberdelincuencia, incluyendo campañas de suplantación de identidad, ransomware, software malicioso y ataques por correo electrónico comercial. Las organizaciones sanitarias y las relacionadas con la salud también han sido objeto de ataques de ransomware.

El impacto de la crisis en el mercado de la droga de la UE parece que ha sido limitado. Algunos delincuentes adaptaron su modus operandi en la distribución de drogas para eludir las barreras. Hay que destacar también un  aumento de la violencia, como las tensiones entre los usuarios de drogas.

El impacto de la pandemia sobre el terrorismo y el extremismo violento ha sido limitado y principalmente ha implicado que algunos extremistas adaptaran narrativas y materiales de propaganda al tema de la COVID-19.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français