¿Son eficaces los programas que analizan datos sobre seguridad en Los Ángeles?

Una de las tendencias actuales en materia de seguridad es la voluntad de predecir la delincuencia utilizando programas informáticos que se nutren de datos, principalmente de denuncias. Cada vez son más los cuerpos policiales que hacen pruebas con estos sistemas o los implementan, pero más que la puesta en marcha de estos programas, en estos momentos son de especial interés cuando se evalúan, y los resultados y los análisis que se obtienen de esta evaluación. En este blog nos hemos hecho eco anteriormente de dos experiencias en Francia y Alemania y, en esta ocasión, recogemos una nueva en los EE.UU.

LAPD

El Departamento de Policía de Los Ángeles publicó, en marzo de 2019, un informe con una revisión de la aplicación de tres programas de acción policial guiados por datos. En el verano de 2018, después de una reunión en la que algunas asociaciones habían puesto de manifiesto las preocupaciones que estos sistemas generaban en la ciudadanía, la Junta de Comisarios de Policía (Board of Police Commissioners [1]) de la ciudad de Los Ángeles encargó a la Oficina del Inspector General [2] que los estudiara, y el informe es el resultado.

El primero de los programas analizados es el denominado LASER (acrónimo de Los Angeles Strategic Extraction and Restoration – Extracción y restauración estratégica de Los Ángeles), y estaba formado por dos acciones complementarias: un sistema de valoración y seguimiento de los delincuentes reincidentes (chronic offenders) a partir de unas puntuaciones que se debían revisar periódicamente, y una estrategia de detección de puntos calientes (hotspots) sobre los que se debía priorizar el patrullaje.

La revisión del proyecto LASER ha sido bastante crítica, tanto con respecto al programa de reincidentes como al de localización de puntos conflictivos. Pone de manifiesto problemas para su evaluación, discrepancias entre los objetivos iniciales y los que se siguen en la implementación, carencia de materiales para la formación, diferencias en la manera en que las diferentes áreas ejecutan las acciones del programa y dificultades para comprobar su efectividad. Y entre las deficiencias de cada una de las dos acciones sorprenden la falta de seguimiento de las personas incorporadas al sistema de reincidentes o la ubicación de zonas calientes próximas a infraestructuras propias del Departamento de Policía, con lo cual el tiempo que las patrullas pasaban en estas dependencias computaban como dedicadas al patrullaje de estas zonas.

El segundo sistema analizado es Predpol, uno de los programas más populares de predicción de la delincuencia. Está basado en datos históricos sobre delincuencia y aplicando un algoritmo calcula las áreas en las que con más probabilidad se cometerá un delito en un momento de tiempo. El Departamento de Policía de Los Ángeles solo lo utiliza para pronosticar los lugares en los que se pueden cometer sustracciones de vehículos y sustracciones en el interior de los vehículos, y se hace con franjas de 12 horas. La revisión efectuada por la Oficina del Inspector General no ha sido sobre el funcionamiento del sistema de predicción, sino sobre las implicaciones en el patrullaje. Destacan que, por una parte, tenían resultados contradictorios sobre el tiempo dedicado a patrullar las zonas marcadas por el sistema y, por la otra, que en la mayoría de los casos las zonas de riesgo solo se visitaban durante menos de un minuto (con lo cual el efecto disuasivo era limitado) y que las de duración más larga eran próximas a dependencias policiales.

El último programa analizado era ELUCD, un sistema que enviaba encuestas breves a dispositivos electrónicos (teléfonos, tabletas u ordenadores) a partir de su localización en la ciudad de Los Ángeles. Además de algunas preguntas demográficas (edad, género, raza o lugar de residencia), se preguntaba si la persona se sentía segura en su barrio, si confiaba en la policía y si se sentía segura con su Departamento de Policía. En el momento de encargar el estudio, se estaba valorando la contratación de este servicio, pero finalmente no se llegó a producir, y la empresa no facilitó al Departamento de Policía los datos recogidos, solo envió algunos informes semanales puntuales.

El informe ha tenido cierta repercusión en medios de comunicación de los EE.UU. (ver noticias al pie) y, además de hacerse eco de la dificultad de valorar la eficacia de los sistemas, estos han criticado que no se hayan tenido en cuenta los efectos que estos programas y sistemas tienen en la ciudadanía, ya que era una de las principales críticas que habían motivado el estudio.

[1] Es el órgano que dirige el Departamento de Policía, está formado por cinco civiles y establece las políticas y los objetivos. El jefe de la policía gestiona la operativa diaria e implementa estas políticas y objetivos.

[2] Es un servicio que supervisa las funciones del Departamento de Policía de la ciudad.

Se puede consultar el informe en:

http://www.lapdpolicecom.lacity.org/031219/BPC_19-0072.pdf

Dos noticias que se han hecho eco del informe:

CNN – “LAPD audit reveals dangers of high-tech policing”

https://edition.cnn.com/2019/03/22/tech/lapd-audit-tech/index.html

Muckrock – “Eight years in, LAPD can’t measure PredPol’s effect on crime”

https://www.muckrock.com/news/archives/2019/mar/12/algorithms-lapd-predpol/

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

 

Comentari / Comentario / Comment / Commentaire

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s