Situación y tendencias del ámbito penitenciario en el mundo el año 2018

El informe Global Prison Trends 2018 es la cuarta edición de un estudio anual que se elabora con el apoyo del Instituto de Justicia de Tailandia y Penal Reform International (PRI).

Penal Reform International es una organización no gubernamental e independiente que desarrolla y promueve respuestas efectivas y proporcionadas en la justicia criminal por todo el mundo.

Por ejemplo, la PRI defiende el uso de medidas y sanciones sin régimen de privación de libertad, un método que se ha expandido los últimos años. De este modo, con medidas alternativas a la prisión, se puede reducir el hacinamiento de los centros, sobre todo en casos de condenas por hechos no violentos o de delitos de bajo nivel relacionados con las drogas.

Un año más, el informe explica que la situación de las prisiones en el mundo es, en general, muy mala debido a la degradación de las condiciones y por el creciente número de personas encarceladas. Por ese motivo, han elaborado una lista de recomendaciones para los estados y sus políticas penitenciarias:

  • Los estados tendrían que introducir novedades legislativas para reducir las tasas de encarcelamiento, enfocando las prioridades en medidas de prevención del delito, las alternativas a la prisión y las rehabilitaciones.
  • Es necesario implementar estrategias para abordar la superpoblación de las prisiones ampliando el uso de las alternativas a la prisión y luchar por la reducción de la pobreza y la desigualdad.
  • Los estados tendrían que cumplir, respetar y proteger los derechos humanos y las garantías procesales de las personas detenidas. Así se evitarían el maltrato y las torturas.
  • El encarcelamiento preventivo sólo tendría que utilizarse como último recurso, y debería tener en cuenta la presunción de inocencia y los principios de necesidad y proporcionalidad.
  • Las políticas de fianza monetaria tendrían que revisarse para asegurarse de que no se discrimina a las personas con poca capacidad económica.
  • La práctica de la condena se tendría que guiar por el derecho internacional, incluyendo los acuerdos de la ONU de Tokio y Bangkok.
  • Los estados tendrían que reducir el uso de la cadena perpetua. Deberían abolirse las sentencias de por vida sin posibilidad de libertad condicional.
  • Las condiciones de vida de los presos condenados tienen que estar en línea con las normas establecidas en las denominadas “Reglas” de Nelson Mandela.
  • Los estados que conservan la pena de muerte, tendrían que avanzar hacia su abolición, estableciendo una moratoria como primer paso para su extinción.
  • Los estados tendrían que revisar sus políticas en relación con las drogas. Es necesario despenalizar las infracciones leves y aplicar sentencias proporcionales.
  • El encarcelamiento de niños tendría que ser el último recurso, y la pena de muerte y la cadena perpetua prohibidas en el caso de los menores.
  • Los estados tendrían que adoptar políticas y sistemas de justicia y protección de los niños ante la violencia y los maltratos.
  • Las normas de la ONU en Bangkok tienen que guiar a los estados en la reforma de la justicia penal para garantizar que los sistemas cumplan las necesidades de las mujeres encarceladas.
  • Las sentencias a las mujeres deberían tener en cuenta cualquier victimización, las responsabilidades de cuidar menores y el contexto de la conducta criminal, potenciando las sanciones sin reclusión.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

 

Comentari / Comentario / Comment / Commentaire

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s