California quiere controlar la venta de munición para luchar contra la violencia armada

Los ciudadanos de los Estados Unidos de América tienen el derecho a la posesión de armas de acuerdo con lo que establece la segunda enmienda de la Constitución americana de 1789, y no es hasta la Ley de control de armas federal del año 1968, tras el asesinato de Martin Luther King, que se aumentó la edad mínima de posesión de armas hasta los 21 años.

La compra de armas tiene regulación específica y, según qué estado, la norma es más o menos permisiva. No obstante, conseguir munición es bastante fácil en el conjunto de los Estados Unidos, como lo demuestra que distintos estados hayan facilitado su acceso en establecimientos no especializados. En el Estado de Georgia, la munición se puede comprar en las farmacias; en el Estado de Pensilvania, se puede adquirir en las máquinas automáticas de autoservicio y, en el Estado de Tejas, en las joyerías.

California ya es uno de los estados con una normativa más restrictiva en relación con la compra y venta de armas en los Estados Unidos. Pero ha dado un paso más con el control de la venta de munición. Habitualmente la normativa para la compra de munición es menos dura que para la adquisición de un arma de fuego, por ejemplo, no hay una edad mínima en el ámbito federal para comprar balas. Pero en California se ha complicado el acceso a la compra de munición para luchar contra la violencia armada a través de la normativa local.

Desde la aprobación de la propuesta 63, votada por la ciudadanía, las balas sólo se pueden comprar en armerías autorizadas por el Departamento de Justicia. Los compradores de armas y munición en California tienen que identificarse con la huella digital en las tiendas especializadas. Esta nueva regulación también impone controles a aquellos que busquen obtener munición a través de la compra en otros estados, que deberá hacerse a través de armerías, que comprobarán los antecedentes penales. Incluso se ha restringido su venta por internet y no se puede enviar directamente a los domicilios, sino que hay que mandarla a través de establecimientos autorizados.

Los distribuidores autorizados de munición estarán obligados a mantener el registro de todas las ventas de balas en el conjunto del Estado de California a principios del año 2019.

Los detractores de estas medidas, entre los cuales destaca la Asociación Nacional del Rifle, critica las medidas por el aumento del gasto de las administraciones en el despliegue de la medida y por la dificultad de las personas no peligrosas de obtener armamento.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Comentari / Comentario / Comment / Commentaire

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s