La amenaza terrorista en la UE sigue siendo elevada

El año 2017, 68 personas perdieron la vida como consecuencia de ataques terroristas en la Unión Europea. Aunque el número de bajas disminuyó el año pasado respecto al año 2016, el número de ataques en Europa aumentó. El Informe 2018 sobre la situación y la tendencia del terrorismo (TE-SAT) elaborado por Europol proporciona una visión general del carácter de la amenaza terrorista que afronta la UE en 2017.

Nueve estados miembros de la UE informaron de un total de 205 ataques terroristas frustrados, fallidos y consumados en 2017 (2016: 142). Se trata de un incremento del 45% respecto al año 2016 y de un cambio de la tendencia a la baja que empezó en 2014.

Estos ataques mataron a 68 personas y causaron 844 heridos. Casi todas las bajas (62) fueron resultado de ataques terroristas yihadistas. El número de ataques terroristas yihadistas creció de 13 en 2016 a 33 en 2017.

975 individuos fueron arrestados en la UE por delitos relacionados con el terrorismo (2016: 1.002). La mayoría de estas detenciones estaban relacionadas con el terrorismo yihadista: sospechosos de participar en actividades de algún grupo terrorista, de planificar y preparar ataques, y de llevar a cabo actividades de facilitación como difundir propaganda, reclutar y financiar el terrorismo.

El informe destaca algunas de las tendencias principales:

Los atentados recientes a manos de los terroristas yihadistas han seguido tres vías diferentes:

  • La preferencia por atacar personas, en vez de otros objetivos, para provocar una respuesta emocional del público en general (París, mayo de 2018; Barcelona, agosto de 2017)
  • Ataques a símbolos de autoridades (Lieja, mayo de 2018; Trèbes, marzo de 2018)
  • Ataques a símbolos de estilo de vida occidentales (Manchester, mayo de 2017)
  • Los nuevos atentados en la UE por parte de los terroristas yihadistas que siguen alguno de estos patrones, o una combinación de estos, son muy probables.
  • Además del aumento de los ataques yihadistas, su preparación y ejecución se han vuelto menos sofisticados.
  • A menudo los terroristas yihadistas son actores solitarios, ya estén preparándose a sí mismos o facilitados por su entorno más inmediato.
  • No obstante, la propaganda online y la creación de nodos a través de las redes sociales son todavía medios esenciales para reclutar, radicalizar y recaudar dinero. El conocimiento a menudo rudimentario del Islam hace que los atacantes potenciales sean vulnerables a la influencia y la manipulación.
  • Los ataques yihadistas recientes fueron cometidos principalmente por terroristas domésticos, radicalizados sin haber viajado para unirse a un grupo terrorista en el extranjero. Entre la gran variedad de atacantes, algunos fueron conocidos por la policía, pero no por actividades terroristas, y la mayoría no tenían vínculos directos con ninguna organización yihadista.
  • La degradación de las llamadas “estructuras organizativas del Estado Islámico” (IS) no implica una reducción de la amenaza del terrorismo yihadista. Las actividades terroristas en la UE ordenadas, guiadas o inspiradas por IS, Al Qaeda u otras organizaciones yihadistas siguen siendo una posibilidad real.

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Comentari / Comentario / Comment / Commentaire

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s