Armas de fuego y accidentes de tráfico, principales causas de muerte de policías en los EE.UU.

Entre 2010 y 2016, más de 1.000 agentes de policía murieron en los EE.UU. en acto de servicio o por el hecho de ser policías. El National Law Enforcement Officers Memorial Found ha llevado a cabo, con financiación del Departamento de Justicia, el estudio Making It Safer: En<A[En|A]> Study of Law Enforcement Fatalities Between 2010-2016, sobre 1.016 casos de policías muertos en estas circunstancias, con el objetivo de ofrecer consejos de seguridad para poder prevenir y evitar estos desenlaces fatales.

El estudio analiza estos casos y ofrece consejos para actuar de manera más segura o para tomar medidas de protección desde diferentes perspectivas:

  • La causa principal de la muerte del agente, entre las que destacan la muerte por arma de fuego y por accidente de tráfico.
  • El tipo de servicio en que se ha producido la muerte (respondiendo a un requerimiento, por actuaciones de oficio, por tareas de patrullaje), si se ha producido en un contexto formativo o, incluso, si se ha producido fuera de servicio.
  • Si los agentes caídos tomaban algún tipo de medida de seguridad, especialmente si llevaban chaleco antibalas en los casos de muerte por arma de fuego o ataque con arma blanca, o si llevaban cinturón de seguridad en los casos de accidente de tráfico.

Las muertes por arma de fuego en este periodo fueron 376. El último año, 2016, fue el segundo peor, con 66 agentes muertos, sólo por debajo de los 73 de 2011; además, implica un incremento del 53% respecto del año anterior, 2015, cuando se produjeron 43. Los investigadores asocian una parte de este incremento al mayor número de emboscadas a policías, en algunos casos incluso estando fuera de servicio.

Buena parte de las defunciones de los agentes están relacionadas con los vehículos y el tráfico: 247 muertos por accidente de coche y 45 por accidente de motocicleta. Los investigadores proponen que todos los agentes se pongan el cinturón de seguridad, ya que el año 2016 el 52% de los agentes muertos en accidente de automóvil no lo llevaban puesto.

Finalmente, el informe analiza 550 casos de agentes muertos por arma de fuego disparada por policía, en este caso con un periodo histórico mucho mayor (se recogen casos desde 1856). Entre ellos destaca lo siguiente:

  • 139 son accidentes en que los agentes se han disparado a ellos mismos (sin intencionalidad suicida);
  • 105 han sido agentes identificados por error como delincuentes por otros policías;
  • 46 agentes murieron en situaciones de formación o entrenamiento,
  • 14 casos han sido por fuego cruzado.

La misma organización elaboró el informe previo Deadly Calls and Fatal Encounters. Analysis of U.S. law enforcement line of duty deaths when officers responded tono dispatched juderías for service and conducted enforcment (2010-2014)

_____

Aquest apunt en català / This post in English / Post en français

Comentari / Comentario / Comment / Commentaire

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s